null: nullpx
Papás y Mamás

Spring cleaning: los beneficios de una casa ordenada

Según expertos, pasamos el equivalente a un año entero buscando llaves, documentos, teléfonos y otros objetos perdidos en la casa
14 Abr 2014 – 02:30 AM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

¿Sabes cuánto tiempo perdemos en la vida buscando cosas en la casa? Según la Asociación de Profesionales Organizadores pasamos el equivalente a un año entero buscando llaves, documentos, teléfonos y otros objetos perdidos en el desorden de nuestros hogares.

Tener una casa organizada no sólo sirve para que se vea bonita cuando llegan visitas, sino para tener paz mental y armonía en el día a día. Por eso, la temporada de spring cleaning puede ser fundamental para terminar con viejos hábitos de desorganización y de acumulación de cosas que no necesitamos.

Por ejemplo, la Organización Nacional de Jabones y Detergentes (sí existe) estima que si nos quitamos de encima el desorden, nos ahorramos un 40 por ciento del trabajo doméstico. ¿Te imaginas todo lo que se puede hacer con este tiempo libre?

El problema del desorden no sólo es que se ve feo, es que tiene consecuencias negativas hasta en nuestra economía: cerca de un 25 por ciento de la gente reconoce que paga sus deudas tarde y paga un cargo extra porque no encuentra las boletas.

Además, entre el caos las cosas no sólo se pierden, también se rompen y hay que reemplazarlas (y cuesta dinero).

El desorden también afecta nuestra salud: una persona en una casa ordenada tiene más posibilidades de relajarse, de ser más productiva y tiene más tiempo para sí misma, para ejercitar, para planear la comida, para leer o para hacer lo que le guste. Claro que tampoco sirve ser un obsesivo del orden, porque ello también tiene sus consecuencias negativas.

Hay muchas maneras de quitarse de encima el desorden, pero todas requieren de lo mismo: tiempo para hacer una limpieza profunda, es decir poner en la basura o donar lo que no usamos y dejar organizado lo que sí usamos.

Además, requiere de la costumbre de poner cada cosa en su lugar y de tener un lugar para cada cosa: es más difícil perder las llaves si cada vez que regresamos a casa las ponemos en el mismo lugar. Si tenemos un espacio en el que siempre dejamos el teléfono, no tendremos que pedirle a alguien que nos llame para encontrarlo.

También, durante el spring cleaning es bueno invertir en muebles o storage. Poner toda la ropa y los abrigos de invierno en cajas similares ayudará a saber donde tenemos las cosas y además a tener un espacio que se ve mejor porque tiene cierta consistencia (cajas del mismo color, del mismo tamaño, etc.)

Otra cosa que es fundamental es que todos los ocupantes de la casa pongan algo de su parte: no más ropa en el piso, zapatos debajo de la cama o toallas mojadas sobre la silla. Ya verás cómo se simplifica la vida cuando ordenar es parte de la rutina de todos.

¿Listos para empezar su spring cleaning?

Reacciona
Comparte
Publicidad