Seis cosas que una mamá necesita para empezar su propio negocio

Desde la idea, hasta el plan de negocios, cómo abrir tu propia empresa
26 Feb | 10:23 AM EST

Convertir una idea en un negocio no sólo requiere de tiempo y compromiso, sino de la ayuda y la orientación de la gente que ‘sabe del asunto’. Para muchas mamás, poder tener su propia empresa o negocio es mucho más que un sueño: es una apuesta a una vida mejor para la familia y a un estilo de vida que le permita balancear mejor su tiempo entre el trabajo y sus seres queridos.

Como ventaja, las mamás tienden a ser expertas en multitasking y aprenden rápido a resolver problemas diarios, simplemente porque muchas veces no quedan más opciones. Además, muchas mamás han logrado crear formas de organización familiar que son muy efectivas si se las extiende a los negocios.

Con esas habilidades, muchas mamás ya tienen el primer paso dado hacia la apertura de su propio negocio o compañía. Pero el camino a recorrer es largo y el trabajo es arduo.

Danielle Tate, directora ejecutiva de la compañía MissNowMrscom, sabe muy bien lo que significa empezar un negocio exitoso, sin dejar de lado las responsabilidades que convellan ser madre. Tate creó un website en el que ayuda a las mujeres recién casadas a cambiar su apellido, si lo desean, sin tener que pasar por numerosos trámites. Simplemente, completan información y ella y su equipo se encargan de hacer todo el papeleo que implica este cambio tan significativo.

Tate, también autora del libro Elegant Entrepreneur, A Female Founder’s Guide to Starting & Growing Your Own Company, resume en seis puntos claves los primeros pasos para empezar un negocio:

1. La Idea: tener una idea novedosa o innovadora no siempre significa que puedas crear un negocio en base a ella. Tienes que pensar cuánta gente se verá afectada por tu producto o servicio y si ello le brindará una solución diferente a sus necesidades, asegura Danielle, quien además recuerda que esta idea tiene que ser lo suficientemente ‘poderosa’ en términos financieros para poder vivir de ésto, contratar gente y sobresalir en la competencia.


2. La Ayuda: es clave buscar ayuda en todos los pasos que des. Contacta asesores financieros, expertos en negocios, amigos con experiencia en negocios familiares y mentores que puedan responder a todas las preguntas que tengas. Danielle advierte que no hacer preguntas cuando se trata de una startup puede simplemente acabar con el proyecto, aún antes de empezarlo. Y ésto aplica a mamás que nunca han hecho nada en términos de empresas personales, como a aquellas que tienen experiencia en algunas áreas de negocios.


3. La Respuesta: otro paso importante es buscar ‘feedback’ o respuesta en personas que no estén vinculadas emocionalmente con nosotros. Lo mejor es recurrir a profesionales de hacen investigación de mercados o a potenciales clientes. Esto puede significar que haya muchos comentarios u opiniones que vayan en contra de tu idea, y que debas re pensarla, o simplemente cambiarla.


4. El Plan: es clave crear un Plan de Negocios. Hay muchos modelos disponibles y todos tienen sus ventajas y desventajas, por eso hay que tomarse el tiempo de escoger el que mejor se adapte a la idea. También hay que ir ajustando el plan de negocios a medida que la empresa va cambiando.


5. El Pasado: usa la experiencia de tu pasado, en lo que hayas trabajado, para ponerla en tu nuevo negocio. Mira hacia atrás y escribe qué has aprendido de tus trabajos pasados y qué quieras traer de ello a tu empresa o qué cosas no quieres repetir bajo ninguna circunstancia.


6. El Momento: por último, la especialista habla de la importancia del ‘timing’. El éxito del negocio está relacionado con el momento en el que se lance. Comenzar con una empresa, requerirá un tiemṕo especial que afectará la rutina de tu familia, y tienes que estar consciente de ello y preparada para organizar tu nuevos horarios. Tienes que sentirte lista en el ámbito familiar y saber que el mercado también está listo para tí y tu gran idea.