Papás y Mamás

¿Qué hubieras hecho si tu hijo es el que cae a la fosa junto al gorila?

Después del incidente, miles de personas salieron a ‘buscar un culpable’. La mamá, las autoridades del zoológico, la falta de protección en el hábitat del gorila, y demás.
31 May 2016 – 5:28 PM EDT


Mientras millones de personas se volcaron a las playas y parques para celebrar el fin de semana de Memorial Day, otros miles se volcaron a las redes sociales para opinar sobre el terrible incidente que ocurrió en el zoológico de Cincinnati, cuando un niño cayó en una fosa y quedó frente a frente con un gorila de 400 libras.

Los cuidadores del zoológico mataron al gorila para impedir que atacara al niño, mientras su mamá le gritaba detrás de las rejas ‘quédate tranquilo, mamá te ama’. El video muestra al gorila arrastrando al pequeño por el agua, algo que los defensores llaman instinto de protección, pero que para muchos otros es un signo de que el animal estaba alterado por la presencia de este pequeño.


Para los que tuvieron la valentía de ver el video todo lo que ocurre es realmente triste, desagradable y es algo que ninguna madre quisiera que le pase a sus hijos, ni tampoco termine con un gorila muerto simplemente por estar en su propio hábitat.


Pero los accidentes pasan y en este caso, las autoridades hicieron lo que pudieron y no es poco, porque le salvaron la vida al niño, que regresó a su casa con unos moretones y rasguños y probablemente con una experiencia que nunca se quitará de su cabeza.


Después del accidente, más de 170 mil personas firmaron una petición para demandar que la madre reciba cargos por lo ocurrido, sea ‘legalmente responsable’ por el incidente, y que sea llevada a la justicia por negligencia y descuido de su hijo.


Miles de personas, usando el hashtag #RIPharambe, reclamaron justicia por el gorila, un animal de 400 libras de peso y que murió en el zoológico justo un día después de celebrar su cumpleaños número 17.
Decenas de personas se manifestaron con pancartas frente al ZOO lamentando la muerte del gorila y demandando que haya responsables por ello.

Por su parte, la mamá del niño, Michelle Gregg, compartió en Facebook un post en el que agradece todo el apoyo de la gente que la ayudó a atravesar este momento, en especial a las autoridades del zoológico y pidió que por favor no se apresuren a juzgar sus acciones.


Lo cierto es que después del incidente, miles de personas salieron a ‘buscar un culpable’. La mamá, las autoridades del zoológico, la falta de protección en el hábitat del gorila, la existencia de lugares con animales en cautiverio.


Y eso es lo que más impacta. El apuro y la demanda urgente de encontrar un culpable, de poner a alguien contra la pared para juzgarlo, de tomar una postura absolutamente radical sobre su asunto sin siquiera haber estado en el lugar.


También es asombroso que tantas mamás salgan a juzgar a otra madre en un momento tan horrible. Las cosas pasan en un segundo. Ningún padre es perfecto, ninguno. Los accidentes pasan. Y nadie puede volver atrás el tiempo. No tengo certeza de esto, pero estoy convencida que los padres de ese niño están enormemente agradecidos por tener a su hijo sano y salvo y están pensando qué hacer para que no les pase nunca más.

Los chicos se caen de la cama, de la cuna, en la bañera. Se caen de los columpios, corren en el mall y a veces, por unos segundos los perdemos de vista. Por supuesto, cada padre debe ser responsable de cuidar a sus hijos, y de poner todo el esfuerzo humano para evitar que estas cosas pasen, pero cualquier persona que tenga un hijo a su cargo sabe lo que significa un segundo.

En vez de juzgar y demandar poniendo hashtags en twitter desde el confort del hogar, creo que muchos padres deberíamos abrazar fuerte a nuestros hijos, poner nuestras prioridades en claro, mostrar compasión y empatía y admitir que no somos perfectos y ni mejores porque no somos nosotros los que estamos hoy en la portada de los diarios.


Deberíamos detenernos un segundo en esta ola de juicios y demandas y pensar qué haríamos si nos pasa a nosotros, porque sí puede volver a pasar.


Aquí intervinieron muchos factores, y todo ocurrió muy rápido. Como la mayoría de los que opinan no estuve presente. Mi opinión se forma por lo que ví en el video y lo que leí en las noticias. Tampoco se nada sobre gorilas y sus conductas en caso de estrés o en relación a los humanos.


Entre tantas cosas que se publicaron, salió un post de la actriz Kaley Cuoco, que es activista en favor de los animales y que dijo que esto pasó porque la gente no usó su cerebro.


¿Qué hubiera pasado si su sobrino o hermano o pariente hubiera estado en lugar del niño? ¿Cuál hubiera sido su post si gorila hubiera atacado al pequeño? ¿Hubiera culpado al hecho de que el gorila estaba en cautiverio ?

Personalmente, no puedo dejar de pensar en esa mamá y ese nene y en la angustia de esos minutos. No sí se la mamá es una ‘buena mujer’. No se si en la casa los cuida o no. No sé si es una mamá protectora o descuidada o cualquier etiqueta que nos ponen por estos días.

Pero si sé que no quiero estar su lugar. Mejor aún, hubiera preferido que nunca pasara, que el gorila siguiera celebrando su fin de semana de cumpleaños y que este Memorial Day Weekend, las autoridades del zoo de Cincinnati no tuvieran que estar justificando la muerte de su querido #Harambe.

RELACIONADOS:Papás y MamásNiños

Más contenido de tu interés