Exceso de tecnología: 5 síntomas para saber si pasas mucho tiempo con tu dispositivo

Hace un par de años, un día cualquiera, pasé tanto rato pegada a mi teléfono, que perdí la noción del tiempo. Mi exceso de tecnología, aquel día había sido demasiado. No sólo estaba respondiendo e-mails de trabajo, sino que también buscaba información en Internet. Cuando finalmente terminé, tal vez una hora más tarde desde que …
Univision
24 Feb | 11:30 AM EST

Hace un par de años, un día cualquiera, pasé tanto rato pegada a mi teléfono, que perdí la noción del tiempo. Mi exceso de tecnología, aquel día había sido demasiado. No sólo estaba respondiendo e-mails de trabajo, sino que también buscaba información en Internet. Cuando finalmente terminé, tal vez una hora más tarde desde que me había sumergido muy concentrada en mi smartphone, me di cuenta de que mi hijo estaba a mi lado recostado en el sofá simplemente llorando. Ya se había rendido de tanto llamarme y pedirme que le pusiera atención. Ya había abandonado toda esperanza de que su mamá lo tomara en cuenta en esos largos minutos y sólo se sentó a llorar.

Ese día me marcó, pues me hizo pensar, que desde que tengo acceso al smartphone donde puedo hacer tantas cosas, desde trabajar, hasta comunicarme con mis amigos o ver una película, es un tiempo que no le estoy dedicando a mi hijo.

Paradójicamente, la tecnología existe y se ha desarrollado para que pasemos más tiempo libre y tengamos calidad de vida con nuestros seres queridos. Parece irónico, pero al mismo tiempo lo menos que estamos haciendo es pasar tiempo de calidad, especialmente con los más pequeños.

Mucho se ha escrito sobre la importancia de los padres de mantener alejados o limitar el exceso de tecnología en nuestros hijos, pero te sorprendería saber, que igual sucede en el caso contrario. Muchas veces son nuestros hijos lo que se preocupan y se frustran de ver a sus padres pegados a la computadora, la tableta o el celular. ¿Has pensado si eres uno de esos padres que invierten demasiado en el llamado “screen time“? ¿Alguna vez te has dado cuenta de que tu hijo se ha cansado de llamar tu atención sin encontrar respuesta?

Aquí te dejo 5 síntomas para saber si pasas demasiado tiempo pegado a tu dispositivo.

1. “Hijo, ¿qué estabas diciendo?” Un estudio realizado en el Reino Unido determinó que 1 de cada 5 niños en Gran Bretaña sienten que sus padres no los escuchan por estar pegados a un dispositivo. Si tu hijo debe hacerte una pregunta más de una vez y aún así no lo escuchas y debes pedirle que te repita, es un síntoma clásico de exceso de screen time y poca atención a tu pequeño. Se entiende que a veces los hijos demandan y piden demasiado, y no siempre son cosas importantes. Pero un día nos puede ocurrir que no escuchemos algo y debamos salir corriendo por no prestarles atención.

2. Demasiados posts, comentarios, y fotos en tus redes. Hay padres de todo tipo. Conozco madres orgullosas que cuelgan cada detalle o nuevo avance de su pequeño. Yo me divierto mucho viendo las fotos de los bebés de mis amigos, pero tengamos cuidado. Mientras más cosas tengas colgadas en tus redes, es porque tal vez estás convirtiendo ese hábito en un vicio y desperdiciando momentos junto a tu pequeño.

3. Te da un infarto si se te acaba la batería en la calle. Es cierto que uno no debe estar incomunicado, pero he visto personas en crisis porque sus teléfonos se han quedado sin pila. Es otro síntoma claro de que tienes mucha dependencia de estos dispositivos. ¿Qué tan grave puede ser pasar un par de horas sin conexión a nada? Especialmente si en ese lapso de tiempo estás con tu hijo, el celular puede esperar.

4. Antes de dormir y lo primero al levantarte. En mi caso, mi celular es mi agenda y mi reloj despertador, y me gusta revisar el clima todas las mañanas, pero hay una gran diferencia entre eso y correr a revisar las redes sociales apenas abras los ojos y antes de dormir.

5. “Mami, tú haces lo mismo.” Ésta es probablemente la respuesta que te de tu hijo cuando le reclames que pasa mucho tiempo pegado a la tableta o la computadora. El mismo estudio mencionado antes hecho en Inglaterra—y esto me dejó impactada—arrojó que 4 de cada 10 niños se han comunicado alguna vez vía texto con sus padres estando en el mismo cuarto para que les presten atención. Llegar a ese punto, creo que puede ser el peor de los síntomas indicando un problema en cuanto al exceso de tecnología. Para mí es la incomunicación de una familia que, estando bajo el mismo techo, no puedan hablarse, pues los adultos están absortos en Internet.

Los hijos crecen, y es un tiempo maravilloso que pasa más rápido de lo que creemos. Es un tesoro que debemos disfrutar cada segundo. Dediquemos el mayor tiempo posible a nuestros hijos, pongamos un horario limitado al uso de dispositivos y redes sociales, y entreguémosle lo más sencillo y preciado que les podemos dar: atención y mucho amor.