null: nullpx
Papás y Mamás

El mejor amigo de tu hijo: cómo entretenerlo sin tecnología

13 Oct 2015 – 08:00 AM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

Si el mejor amigo de tu hijo pareciera ser el iPad o el televisor, es hora de hacer un cambio.

Muchos padres recurrimos a la tecnología para entretener a nuestros hijos cuando tenemos que terminar algún trabajo, limpiar la casa, cocinar o mientras esperamos en la sala del médico. Pero eso no significa que los chicos deban tener acceso permanente a su adorada tableta y pasar con ella todo el tiempo que quieran.

Poner la imaginación en marcha y jugar libremente es algo que debemos fomentar en los más pequeños, porque es allí cuando surgen las vivencias que pueden marcar su infancia y hacer que un día común se convierta en una jornada extraordinaria.

El mejor amigo de nuestros hijos puede ser, entonces, el aire libre: hay tantas cosas para hacer afuera que no alcanza el día. Una tarde en el parque con amigos o vecinos es algo simple que puede hacerse todos los días, si el tiempo lo permite. Correr, saltar, treparse en los juegos, jugar a la escondida son algunas de las actividades que los chicos comparten en el parque, siempre supervisados por un adulto.

El jardín: el patio de la casa o el jardín de la abuela pueden convertirse en verdaderos espacios de aventuras. Regar las plantas, limpiar las hojas, buscar gusanitos, aprender de las hormigas, ayudar a papá a cortar el césped (aunque sea dando direcciones) son experiencias que no cuestan nada, pero que tienen gran valor en el desarrollo de los chicos.

El scooter: el mejor amigo de tu hijo por un día puede tener dos ruedas o cuatro, puede ser el scooter o la bicicleta, y claro, siempre con el casco puesto. La bici o el scooter son dos juguetes que generan una inmensa emoción en los chicos. Se sienten libres, intrépidos y veloces y un paseo sobre ruedas puede hacerles el día.

El papel: si se corta la luz, o se cae la conexión a Internet, o simplemente es tiempo de apagar el televisor, un papel en blanco puede ser la solución ideal para pasar el tiempo. Pintar, dibujar, recortar, pegar son actividades para toda la familia. Siempre hay algo sobre qué dibujar, o crear. Hay que tener a la mano los crayones, las temperas, pinceles, y los marcadores. Los dibujos se pueden guardar como recuerdo o colgar en la pared de arte de la familia.

Un libro: pareciera que cada vez hay más libros circulando, pero menos gente leyendo. Leer un libro a los chicos o que ellos se los lean a los hermanos o a la familia es una actividad que es tan importante como comer sano. Los libros son pura vitamina para el cerebro de los pequeños. Un libro puede ser por unas horas el mejor amigo de nuestros hijos y transportarle sin costo alguno a lugares remotos, mundos de aventuras y planetas de diversión.

Y en tu casa, ¿quién es el mejor amigo de tus hijos?

 

Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:Papás y MamásTecnología
Publicidad