null: nullpx
Papás y Mamás

Distracción fatal: el terrible riesgo de olvidarse a los hijos en el auto (y qué hacer para que no pase)

Cada año, un promedio de 36 niños mueren dentro de autos a consecuencia de hipertermia o infarto por calor porque sus padres o cuidadores se olvidan que los llevan en el asiento trasero. En lo que va del 2016, ya son 21 las víctimas.
25 Jul 2016 – 3:39 PM EDT


Suena raro que un padre se olvide, literalmente, a su bebé o a su pequeño en el auto, ya sea por unos minutos o por varias horas, pero ocurre más de lo pensado. Y ocurre aún en familias en las que todos se quieren y se cuidan.

Cada año, un promedio de 36 niños mueren olvidados dentro de los autos a consecuencia de hipertermia o infarto por calor. Otros tanto son rescatados a tiempo, muchas veces por transeúntes que los encuentran encerrados y inmediatamente actúan para sacarlos y salvarles la vida.

El caso más reciente ocurrió durante el fin de semana en Dallas, cuando el padre de cinco niños se olvidó a un pequeño de 3 años en el auto, mientras asistía a misa. Cuando reaccionó ya era demasiado tarde. Al momento del accidente, la temperatura era de 100 grados fahrenheit afuera.

La policía está investigando cómo fue que el niño quedó solo en el carro, pero todo apunta a que no fue intencional. En la mayoría de los casos, se tratan de terribles accidentes o distracciones fatales, y es claro que los padres no tuvieron la intención de abandonar a sus hijos en el auto.

La organización Safe Kids trabaja desde hace años creando conciencia y haciendo campañas para recordar a cuidadores de niños la importancia de no olvidarlos en el carro o de evitar dejar las puertas abiertas y que ellos se suban solos y no sepan cómo salir.


Nunca, ni siquiera un minuto, ni siquiera cuando hace frío

Safe Kids hace especial hincapié en el hecho de que los niños no deben quedarse solos en el carro, nunca. No se trata de apenas unos minutos, ni tampoco de que si es verano o invierno. Algo que muchas familias tienden a asumir es que, en invierno, los riesgos de hipertermia no existen, pero muchos niños han muerto en días en que la temperatura apenas pasaba los 50 grados fahrenheit.

La temperatura exterior no es un parámetro cuando se trata de dejar a los chicos dentro del auto. Aún en los días frescos, la temperatura dentro del auto puede llegar a subir 20 grados en 20 minutos y dejar la ventana un poco abierta no tiene efecto, asegura Safe Kids en su campaña.

“Los niños reaccionan al calor de manera diferente que los adultos”, explica la doctora Leticia Ryan, del servicio de Emergencias del Centro Nacional Médico de Niños”. Según la especialista, . los bebés y los niños pequeños no han desarrollado plenamente los sistemas internos que regulan la temperatura corporal, lo que los pone en un riesgo mucho mayor de insuficiencia orgánica y muerte cuando se expone a un calor excesivo (de hecho la temperatura corporal de un niño puede aumentar entre 3 y 5 veces más rápido que la de un adulto).

Más de la mitad de los casos fatales ocurren cuando los padres o cuidadores se olvidan a los pequeños dentro del auto. Un tercio de los casos se registra cuando pequeños entran a los autos sin ser supervisados por adultos y luego no saben como salir.


Cómo prevenir (y ayudar)

La organización gubernamental Safer Car comparte consejos que son básicos pero que pueden ayudar a salvar vidas, cuando se trata de infarto por exceso de calor en los niños.

1- Siempre revisa el asiento trasero antes de bajarte del coche.

2- Ten un animal de peluche o algún juguete en el auto. Cuando tu hijo no está en el coche, pone el animal en el car seat, y cuando lo llevas contigo pon el juguete en el asiento delantero como un alerta de que tienes a tu hijo contigo.

3- Otras opciones para no olvidarse a los niños es poner la bolsa, o el teléfono en el asiento trasero de manera que uno esté obligado a mirar atrás antes de salir y cerrar el auto.

4- Si otra persona es la que lleva y trae a tu hijo, llama y controla siempre que haya llegado a su escuela, guardería o destino. Usa un alerta en tu teléfono para que no se te pase.

5- Si ves que un niño está atrapado en un coche, llama de inmediato al 911. No esperes que el conductor regrese.

6- Si el niño se ve inconsciente, sácalo del carro y rocialo con agua. Espera que llegue la ayuda médica y que el niño reciba la atención necesaria.


Un cambio de norma en los 90

El sitio Kidsandcars.org explica que estos accidentes fatales comenzaron a registrarse mucho más seguido desde principios de los 90, luego de que expertos en seguridad del automóvil advirtieran que las bolsas de aire en los asientos delanteros podían matar a niños y recomendaran que los pequeños se sentaran siempre en el asiento trasero.

Kids and Cars revela que en el 2015 en un solo día se registraron 3 accidentes de este tipo en todo el país y que en lo que va del 2016 ya son 21 las muertes de pequeños por excesivo calor dentro de los autos. El peor año, hasta ahora, ha sido el 2010, en el que se registraron 49 muertes.


Los signos más claros de un infarto por calor excesivo son: piel rojiza, caliente y seca, falta de sudoración, pulso rápido o pulso débil, náuseas, confusión y conductas extrañas.


Más contenido de tu interés