Babypod: dispositivo vaginal para que el bebé escuche música en el útero

¿Por qué conformarse con un iPod cuando puedes tener tu propio Babypod?. La tecnología nunca deja de sorprendernos, y en este caso lo hace con un dispositivo que se inserta en la vagina de la mamá embarazada para que el bebé pueda escuchar música en el útero y los futuros padres puedan ver cómo el …
Univision
13 Ene | 12:40 PM EST

¿Por qué conformarse con un iPod cuando puedes tener tu propio Babypod?.

La tecnología nunca deja de sorprendernos, y en este caso lo hace con un dispositivo que se inserta en la vagina de la mamá embarazada para que el bebé pueda escuchar música en el útero y los futuros padres puedan ver cómo el pequeño reacciona a ese estímulo.

Al menos esa es la promesa que hace Babypod, un invento de una compañía española que asegura que a través de este dispositivo intravaginal el bebé puede escuchar música y estimulos sonoros de una forma mucho más clara que si la mamá pone auriculares o música en su barriga.
Según los creadores de este original producto, tan sólo son necesarias 16 semanas para que el sistema auditivo del bebé en gestación esté completamente desarrollado, es decir, que al final del primer trimestre, las mamás pueden usar Babypod para estimular a sus bebés y compartir con ellos una experiencia única.

Además pueden aprovechar las ecografías en 4D para ver cómo el bebé reacciona a la música. Algunas mamás invitadas por la compañía para probar Babypod aseguran que en la ecografía 4 D pudieron ver cómo el bebé movía la cabeza y hasta sacaba la lengua (pero no especificaron qué clase de música era la que estaban escuchando, aunque nosotros nos imaginamos algo de Rolling Stones).

Babypod es de uso seguro -dicen sus creadores- ya que está hecho de silicona y es hipoalergénico. Además no puede dañar el oído fetal ya que está diseñado de una manera que el volumen no puede exceder nunca los 54 decibelios, que tiene la intensidad de una conversación normal.
Sin embargo, Babypod no es para todas las embarazadas. No está recomendado para mujeres que están con contracciones o ya tienen dilatación. También está contraindicado para embarazadas con gestaciones de alto riesgo o con amenaza de parto prematuro. Embarazadas que tienen infecciones vaginales o urinarias tampoco deberían usar el dispositivo.

En Estados Unidos se vende por 134 dólares y viene en color rosa.

¿Te animas a probarlo?