null: nullpx
Maquillaje

Todo sobre el delineado para primerizas

Tips para no complicarte la tarea y definir tus ojos como una profesional.
10 Feb 2016 – 6:57 PM EST

Por Beatriz Portuguez

Delinear los ojos ofrece posibilidades infinitas para impactar con la mirada.

Lejos de ser un trazo de moda, con éste se puede modificar el tamaño de los ojos, profundizarlos, hacerlos más pequeños, alargarlos o bien, darles la forma adecuada para componer un rostro armonioso.

Siempre intenta con un lápiz: los lápices delineadores y kohl facilitan la tarea de trazar una línea. Se pueden usar sobre el nacimiento de las pestañas o en la parte interna del párpado (la húmeda). Crean un efecto preciso, intenso o borroso, con la ventaja de modificar cualquier error fácilmente con un bastoncito de algodón impregnado de Vaseline.


Smoky eyes: Usa la goma que viene integrada en el lápiz para crear un efecto difuminado sobre el trazo. Dibuja primero la línea y después utiliza la esponja para hacerla más gruesa o borrosa.


Rock & Roll: Delinea con lápiz y encima de la línea, usa un pincel para delineado impregnado con sombra para párpados. Crearás un estilo urbano de efecto difuminado.

El Gel: Se trata de una textura que aporta intensidad, precisión y brillo. Se debe de aplicar con un pincel de punta sesgada o redonda. Para que la aplicación sea ideal, se debe iniciar con un trazo muy fino sobre las líneas de las pestañas, para después, engrosarlo aplicando más producto sobre el trabajo hecho.


Un acabado natural: El gel o pincel aportan mayor duración al trazo y no manchan la piel con las horas (si es long-lasting). Una técnica para obtenerlo: aplícalo entre las pestañas. Sitúa el pincel en la parte interna del párpado (debajo de las pestañas) y dibuja puntos a lo largo y en los pequeños huecos que hay entre ellas. Finaliza con un trazo delgado en el párpado móvil, sobre la línea de crecimiento de éstas.


● ¿Usar un pincel líquido es muy complicado para ti? Entonces, delinea primero el contorno de los ojos con lápiz y por encima, usa el pincel. Tendrás una base más precisa donde trabajar y el resultado será como el de una profesional.


Crea unos ojos más pequeños trazando una línea regular para más adelante, engrosarla a la altura del ángulo interno del ojo.


¿Buscas unos ojos más redondos? Delinea todo el contorno del ojo (párpado superior e inferior) y traza la línea más gruesa en el ángulo externo.

Dales un aspecto ovalado dibujando un trazo en el párpado superior y engrosándolo en la parte media del ojo.


Si tus ojos son demasiado redondos y pequeños, alárgalos al trazar una línea en el párpado superior y otra en la parte interna del inferior con un delineador a prueba de agua en un tono claro (azul acuático, verde claro, lila, champaña).


La mejor manera de trazar una línea impecable: Cierra el ojo o mira hacia abajo y jala la piel del párpado a la altura de la sien, con la yema de tu dedo índice.


Si tienes párpado graso, aplica de entrada un primer para párpados y después una sombra en todo el párpado (puede ser color beige, champagne o un tono parecido al de tu piel). De esta manera crearás una base invencible contra el sudor que evitará que la línea se desdibuje al paso de las horas. Intenta con: Eyeshadow Primer Potion, de Urban Decay.


RELACIONADOS:MaquillajeEstilo de VidaBelleza

Más contenido de tu interés