null: nullpx
Embarazo

Vientre subrogado: qué es, cuánto sale y en qué países es legal

Publicado 2 Ene 2019 – 11:21 AM EST | Actualizado 2 Ene 2019 – 11:37 AM EST
Reacciona
Comparte

Cuando una pareja no puede quedar embarazada (por diferentes motivos) o el parto es demasiado arriesgado para la mujer, una opción puede ser el sustituto gestacional, vientre subrogado, vientre de alquiler (u otros nombres que se le da al mismo proceso). No obstante, la gestación subrogada es, alrededor del mundo, una temática puesta en cuestionamiento constante. Incluso, no en todos los países es legal esta práctica.

De acuerdo a la BBC, «la subrogación es cuando la mujer queda embarazada con la intención de entregar el niño a otra persona después de dar a luz». Hay 2 formas para dar a luz mediante este proceso: la subrogación tradicional y la subrogación gestacional. En la primera, se utiliza el óvulo de la madre «sustituta», mientras que en la segunda, a través de fertilización in vitro (FIV), se utiliza el óvulo de la mujer que quiere tener un bebé o a través de un donante.

En el caso de la subrogación tradicional se utiliza el esperma del padre a través de la inseminación artificial. En el segundo caso, a través de la FIV, se fertiliza el esperma del padre con el óvulo de la madre y se coloca el embrión en el sustituto gestacional, de acuerdo a WebMd.

La psicóloga Patricia Martinez, especialista en fertilidad de Halitus, Instituto Médico, manifestó que «la subrogación de útero es una práctica que ha permitido acceder al deseo de un hijo a las parejas masculinas, a hombres y mujeres sin pareja, y a muchas mujeres que, habiendo sufrido intervenciones quirúrgicas, tratamientos de quimioterapia, entre otras problemáticas».

No obstante, este proceso no es legal en todos los países. Francia, Alemania, Italia, España, Bulgaria, Argentina, Brasil, Chile son algunos de los países que no permiten esta práctica en su territorio. Mientras que países como el Reino Unido, Irlanda, Dinamarca, Ucrania, Estados Unidos, Portugal, Rusia, entre otros, sí lo permiten aunque muchos ponen ciertas condiciones: por ejemplo, que sea gratuito (para que no se cree un mercado negro de alquiler de vientre) o que solo ocurra cuando la madre tiene algún problema para quedar embarazada, por ejemplo.

Según la BBC, Estados Unidos, India, Tailandia, Ucrania y Rusia son de los países «más populares» para realizar esta práctica. De acuerdo a la organización SinCigüeña, el precio varía. En Ucrania, por ejemplo, puede costar 45 mil dólares, mientras que en el Reino Unido o Estados Unidos puede costar hasta 85 mil dólares.

Esta es, quizá, la problemática que encuentran los expertos sobre este procedimiento: la necesidad de una pareja y la necesidad económica de una mujer se comercializa pueden generar problemas éticos, además de generar un «comercio» a partir del cuerpo de una mujer.

Te interesarán:

Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:EmbarazoLectura 3Vix