null: nullpx
Autoestima

8 frases que destruyen el autoestima de un niño y debes evitar antes de que sea tarde

Publicado 9 Sep 2020 – 12:13 PM EDT | Actualizado 9 Sep 2020 – 12:13 PM EDT
Reacciona
Comparte

La autoestima es la valoración subjetiva y emocional que una persona tiene acerca de su propio valor. Es un sentimiento que nos anima a probar cosas nuevas y a creer en nosotros mismos.

En los niños, particularmente, permite que desarrollen su personalidad, fomenta su confianza y contribuye a un sano crecimiento socioemocional, afirma Kids Health.

Como padres, a veces cometemos errores que afectan la autoestima de los pequeños. Esto puede devenir en mala conducta, depresión, trastornos alimenticios y bajo rendimiento escolar.

Te mostramos 8 frases que pueden afectar seriamente la salud mental y emocional de tu pequeño y que debes evitar.

Frases que dañan el autoestima

#1 «Cállate, no digas tonterías»

Es un error esperar que tu hijo responda con la misma madurez que un adulto. De acuerdo con Theodore Shapiro, reconocido psiquiatra infantil, los niños empiezan a tener sentido común a partir de los 7 años de edad.

Con el paso de los años, tu pequeñito formará opiniones más estructuradas y asertivas. Por lo pronto, debes ser paciente y evitar subestimarlo; puede ser más listo de lo que crees.

#2 «Mejor yo lo hago, tú no sabes»

Enseñarlo a ser independiente es una lección que lo acompañará por el resto de su vida. Si haces su tarea o quehaceres, estás enviando el mensaje de que es incapaz de hacerlo por sí solo.

Cuando no estés, se sentirá inseguro y no tendrá la confianza suficiente para intentarlo. Trabajar en su autonomía lo ayudará a formar un pensamiento crítico y lo convertirá en un adulto resiliente, menciona la Universidad de Michigan.

#3 «Te ves ridículo usando eso»

Bajo ninguna circunstancia debes juzgar o criticar su personalidad. Al descalificar sus preferencias estás enseñándole a ser intolerante con las personas que lo rodean.

En cambio, aprende a respetar sus gustos y muestrale la importancia de escuchar y aceptar otro puntos de vida. Este aprendizaje es esencial para que se relacione correctamente con otros pequeñitos, explica el Centro de Aprendizaje DCMP.

#4 «Es muy fácil, no puedo creer que no puedas»

Todos tenemos habilidades, virtudes y limitaciones distintas. Aunque a ti te parezca la tarea más sencilla del mundo, es probable que tu chiquitín piense todo lo contrario.

Se paciente y explícale detenidamente lo que necesitas. Resuelve todas sus dudas y evita regañarlo si no lo hace bien en el primer intento; no está mal tener errores, lo importante es saber cómo solucionarlos.

#5 «No haces nada bien»

Repetir esta frase constantemente hará que tu pequeño crea que es verdad. Además de herir sus sentimientos, le darás la falsa impresión de que es incapaz de realizar cualquier actividad.

Anímalo a experimentar y enséñale que no hay nada que temer. De esta forma aumentarás su perseverancia y autoestima, argumenta la profesora Carol Dweck de la Universidad de Stanford.

#6 «¿Ves lo que provocas?»

El sitio especializado Parenting menciona que el chantaje emocional provoca que los niños se vuelvan inflexibles y dependientes. Eventualmente, repetirán este patrón en sus relaciones y pensarán que está bien manipular a las personas.

Explícale que nadie puede influir en sus decisiones y que es completamente capaz de elegir lo mejor para su futuro.

#7 «Quítate, estoy ocupado»

Cuando rechazas sus muestras de cariño le demuestras que su amor no es importante. La psicóloga Madeleine A. Fugere explica que este sentimiento deviene en relaciones tóxicas y baja autoestima.

«Las mujeres que no reciben atención de sus padres, suelen involucrarse emocionalmente con personas indeseables. Asimismo, la falta de confianza las lleva a tener relaciones violentas», argumenta.

#8 «Ojalá fueras como tu hermano»

Comentarios como «tu hermano es más inteligente» o «deberías de ser tan talentoso como él», afectan gravemente sus sentimientos. Esto provoca que los niños se sientan superiores o inferiores a sus congéneres, lo que transforma su relación en una competencia.

El Dr. Justin Coulson afirma que siempre debes concentrarte en los aspectos positivos y fortalezas de cada uno de tus hijos, en lugar de enfrentarlos.

Sigue las recomendaciones de los expertos y asegúrate de crear un ambiente seguro y amoroso que favorezca su crecimiento físico, cognitivo y emocional.

Una vez que las pongas a prueba, notarás que su comportamiento mejorará, podrán comunicarse eficazmente y tendrá mayor confianza en sí mismo. ¡Inténtalo!

Y tú ¿cómo trabajas en la autoestima de tu pequeño? Cuéntanos en los comentarios.

mini:


Pensamos que te gustaría leer esto:

Reacciona
Comparte