null: nullpx
Embarazo

7 cosas que pasan en el primer trimestre del embarazo, parecen alarmantes pero son normales

Publicado 3 Sep 2019 – 01:05 PM EDT | Actualizado 3 Sep 2019 – 01:05 PM EDT
Reacciona
Comparte

Convertirse en mamá es una experiencia que transforma tu vida por completo y en todos los aspectos. El cambio que más se nota durante el embarazo es el crecimiento de tu pancita. Sin embargo, tu cuerpo experimenta una serie de cambios que, si no estás al tanto de ellos, te pueden alarmar.

Te explicamos 7 cosas que pasan durante el primer trimestre del embarazo que por más alarmantes o raras que creas que son, de acuerdo con información de la Oficina para la Salud de la Mujer, Mayo Clinic y la Academia Americana de Embarazo, realmente son síntomas normales.

Primer trimestre de embarazo

La Oficina para la Salud de la Mujer explica que un embarazo normalmente dura 40 semanas, las cuales se agrupan en tres trimestres. Justo el primero abarca de la semana 1 a la 12 y en este se presentan una serie de cambios hormonales que afectan prácticamente a todos los órganos del cuerpo.

#1 Cansancio extremo

Uno esperaría que el cansancio extremo surgiera una vez que tenemos nuestra pancita enorme y el peso del bebé nos hace ejercitarnos con cada paso que damos. Sin embargo, de acuerdo con la Academia Americana de Embarazo, la fatiga extrema también se presenta en el primer trimestre de embarazo.

Esto se debe a que tu cuerpo experimenta diferentes cambios hormonales para poder mantener el embarazo, entre estos cambios se da un aumento en los niveles de progesterona, el cual influye en tus ganas de dormir y te hace sentir somnolienta.

#2 No sólo son náuseas matutinas

Tal vez las películas o series nos han hecho creer que únicamente se sienten náuseas matutinas; sin embargo, de acuerdo con Mayo Clinic la sensación de náusea se puede presentar en cualquier momento del día o de la noche. Con frecuencia suelen aparecer al mes de quedar embarazada.

#3 Vas muchísimo al baño

Una vez que el embarazo está mucho más avanzado, el tamaño de tu pancita puede empujar tu vejiga y provocar que las ganas de ir al baño aumenten. Sin embargo, de acuerdo con los expertos de Mayo Clinic las ganas de orinar crecen desde el primer trimestre, durante el embarazo la cantidad de sangre en el cuerpo es mayor y eso ocasiona que los riñones procesen más liquido adicional que se acumula en la vejiga.

#4 Estreñimiento

Si sientes que tu digestión ya no es para nada la misma que antes de quedar embarazada la causante de ello es la progesterona. Los niveles altos de esta hormona retrasan el movimiento de los alimentos en el aparato digestivo, lo cual provoca estreñimiento.

#5 Te sangra mucho la nariz

De acuerdo con la Academia Americana de Embarazo, cuando quedas embarazada tu sistema circulatorio crea más sangre y la circulación de la misma aumenta por todo tu cuerpo. Este aumento de sangre ocasiona que en algunos casos te sangre la nariz con mucho más frecuencia que cuando no estabas embarazada.

#6 Sueños extraños

El embarazo puede traer consigo una nueva experiencia en cuestión de tus sueños. De acuerdo con la Academia Americana de Embarazo, los cambios hormonales, la alteración en el patrón de tu sueño y el mismo estrés o ansiedad que puede provocar estar embarazada influye en tus sueños, lo cual puede ocasionar tener sueños mucho más vívidos e intensos, pesadillas e incluso una mayor capacidad para recordar los sueños con mayor claridad.

#7 Manchitas de sangre

Una vez que una mujer está embarazada el ciclo menstrual se interrumpe, no obstante, la Academia Americana de Embarazo explica que alrededor del 20 % de las mujeres suelen presentar algunas manchitas de sangre durante las durante las primeras 12 semanas de embarazo.

Este tipo de manchado es totalmente diferente al sangrado del ciclo menstrual, ya que en este caso sólo se presentan unas cuantas gotitas de sangre en tu ropa interior. Los expertos explican que estas manchitas pueden aparecer después de relaciones sexuales, exámenes ginecológicos, como una ecografía vaginal o por levantar algo pesado o hacer ejercicio excesivo.

Realmente en el primer trimestre, las manchas de sangre son más comunes de lo que te imaginas, sin embargo, si las presentas te recomendamos informar a tu médico sobre ello.

También te puede interesar:

Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:EmbarazoEvergreenLong form 10madresMéxico