null: nullpx
comunicación padres e hijos

7 consejos de los padres japoneses para que tus hijos sigan tus órdenes (sin regaños)

Publicado 7 Sep 2020 – 04:11 PM EDT | Actualizado 7 Sep 2020 – 04:11 PM EDT
Reacciona
Comparte

Conforme los pequeños crecen, es normal que los padres busquen la mejor forma de educarlos, todo con la finalidad de que se conviertan en adultos amables, responsables y felices.

No existe un manual que explique cómo disciplinar a los hijos correctamente. Sin embargo, hay recomendaciones basadas en la crianza japonesa que pueden ayudarte bastante.

Te mostramos 7 consejos que además de mejorar la conducta de tu pequeño, fortalecerán su relación.

#1 Crear una rutina

Este factor es uno de los ejes centrales de la cultura oriental. Para lograrlo, los japoneses le piden a sus hijos que hagan una misma tarea durante un minuto, todos los días a una hora específica.

Eventualmente empezarán a acostumbrarse y realizarán dicha actividad por sí solos, sin necesidad de regaños ni órdenes. De acuerdo con la Academia Americana de Pediatría, este ejercicio es perfecto para fomentar su autonomía.

#2 Dile adiós a los regaños

Frases como «eres un bueno para nada» o «no sabes hacer las cosas bien» bajan el autoestima de tu pequeño y provocan un mal comportamiento, subraya Healthline.

En Japón es muy extraño ver a un padre gritando o insultando a su hijo, tampoco hay agresiones físicas o sermones. En cambio, ellos muestran su molestia con la mirada y la entonación de su voz, todo con una actitud tranquila y respetuosa.

#3 Asigna tareas

Un excelente método para estimular el sentido de responsabilidad en los niños es asignar una tarea diaria de autocuidado, puede ser lavar sus dientes, cepillarse el cabello o elegir la ropa que usará ese día.

Una vez que logre dominar este ejercicio, podrás agregar actividades que tengan un mayor grado de complejidad, como limpiar su habitación, tender la ropa o lavar los trastes.

#4 La importancia de la limpieza

Conversa con tu pequeño sobre la importancia de mantener su hogar limpio y tener una apariencia impecable. Así comprenderá por qué debe realizar sus quehaceres y pondrá más atención en su rutina de higiene personal.

Esto también lo ayudará a tener una mejor conciencia de sí mismo y a ser más independiente, explica la enfermera Deborah Weatherspoon, experta en crianza infantil.

#5 Reconocimiento

Siempre que tu hijo siga una orden o sea capaz de modificar una conducta inadecuada, debes felicitarlo por ser respetuoso y responsable.

El reconocimiento es muy importante en la crianza ya que los hace sentir importantes y queridos, afirma la organización Parenting.

#6 Pon el ejemplo

Los niños aprenden a través de la imitación. Por eso, cuando los padres se quejan o molestan por las tareas que deben hacer es probable que repitan esta actitud y asocien los quehaceres con una molestia.

Cuando vayas a enseñarle algo nuevo, ayúdalo desde un principio y muéstrale tu ejemplo. Así será más fácil que lo comprenda y comience a hacerlo.

#7 La magia de la negociación

¿No le compraste una paleta y está por hacer un berrinche? La mejor forma de evitar este tipo de rabietas es negociando. Por ejemplo, si necesitan ir al mercado y sabes que tu hijo te pedirá un helado, prepárate para esta situación y platica con él antes de salir de casa.

Dile que esta vez no habrá golosinas, puesto que es turno de mamá o papá para comprar algo. La próxima vez deberás cumplir tu promesa y obsequiarle lo que él quiera.

Finalmente, recuerda que el objetivo de estos consejos es que tu hijo aprenda acerca de la responsabilidad y la empatía desde una perspectiva positiva y cariñosa.

Una vez que lo intentes, notarás que su comportamiento mejorará y podrán comunicarse con mayor eficacia. Una crianza amorosa se traduce en adultos exitosos y resilientes. Tenlo presente.

Y tú ¿cómo educas a tu pequeño? Escribe tus mejores consejos en los comentarios.

mini:


Pst, pst pensamos que te gustaría leer esto:

Reacciona
Comparte