La consigna es que la ropa no combine

La lección que nos dejó el desfile de la marca española Desigual en el NYFW, una fiesta de colores y texturas.
Univision.com
11 Feb | 6:42 PM EST

Por Angélica Gallón S. / @univisiontrends


La marca española Desigual, que se ha convertido en un fenómeno mundial con tiendas en Europa, Nueva York y toda Latinoamérica, quiso apostar en su colección otoño/invierno 2016 por una mujer que viaja por históricas metrópolis del pasado y el presente. “En un viaje a través de ricos tejidos, de colores vibrantes y texturas que hablan de viejas culturas fuimos construyendo esta historia hecha ropa. La colección se inspiró tanto en Samarcanda y Constantinopla como en Tokio y Nueva York”, le dijo Daniel Pérez, el vocero de la marca a Univisión, unos minutos antes de empezar el desfile.

La apuesta real de la marca, más allá de su inspiración, es que las mujeres mezclen la ropa con plena libertad. Si siempre pensaron que los arabescos y el encaje no iban con las flores o con las geometrías, Desigual invita a una cierta insolencia y les propone a las mujeres cosmopolitas que vayan poniendo en su armario prendas que les fascinen, que cuenten historias y que…no combinen. Así es, la consigna parece ser: si no se ajusta bien, si lo colores disuenan, ¡mucho mejor! En ese atrevimiento está también un estilo más étnico y natural que es el que se impone por estos días.


Algunas ideas y lecciones que el desfile nos dejó:

  • Primero, podemos usar las pashminas y bufandas por debajo del abrigo y dejar que sobresalgan en la parte inferior. De esta manera se convierten en una especie de vestido.
  • Segundo, deja atrás las botas de un solo color y busca algunas con texturas, con grafías y así haz que los prints se apoderen también de tus zapatos.
  • Por último, esta marca -que invita a sus diseñadores a crear las colecciones con el computador apagado, solo jugando con dibujos a colores y recortes-, nos enseña a no tenerle miedo al color a desafiar esa idea de que para estar bien vestidos solo debemos ir de negro.

La conclusión: a mezclar colores y estampados con plena libertad.