null: nullpx
ejercicio

Tips para empezar a hacer ejercicio y no morir en el intento ¡No abandones el gimnasio!

Publicado 3 Ene 2019 – 05:40 PM EST | Actualizado 3 Ene 2019 – 05:40 PM EST
Reacciona
Comparte

El nuevo año es una gran oportunidad para empezar de cero y motivarte a cumplir eso que has estado postergando. Si uno de tus propósitos fue mantenerte en forma y ser una persona más activa, esto es para ti. Empezar a hacer ejercicio puede llegar a ser pesado, pero con determinación todo se puede. Aquí te dejamos estos tips para que te resulte más fácil. ¡Ánimo!

Elige un compañero de ejercicio

Ya sea que decidas inscribirte a un gimnasio o salir a correr todas las mañanas, será más fácil hacerlo acompañado de alguien. Puede ser un amigo, un familiar o un compañero de trabajo.

Tener a alguien con la misma meta hará que se motiven el uno al otro y no piensen en renunciar a mitad del camino. Además, podrán mejorar su relación y compartirse consejos.

Toma fotos del antes

Evidentemente, con el ejercicio surgirá un cambio significativo en tu cuerpo. Para darte cuenta de los resultados a mediano y largo plazo, puedes tomar fotos en tu primer día de ejercicio.

A la vez, podrás compartir tu progreso con tus amigos. Lo más importante es que te darás cuenta de que todo ese esfuerzo valió totalmente la pena.

Sigue a personas fitness

Sabemos que ponerte en forma es un proceso largo y cansado, por lo que a veces vas a querer dejarlo. Para motivarte puedes seguir en Instagram u otra red social uno o varios perfiles que se dediquen a tratar temas fitness.

Existen muchísimas cuentas que comparten su progreso y el porqué es importante hacer ejercicio. Pero eso no es todo, pues también comparten frases y mensajes inspiradores que te harán seguir adelante.

Define una meta

Es importante saber que el ejercicio debe formar parte de nuestra vida diaria, para mantenernos saludables. Pero aún así, será más fácil para ti si determinas una meta a la cual llegar.

Por ejemplo, puedes proponerte llegar a cierta talla o peso, o quizá tener la condición para correr un maratón. Cualquiera que sea tu objetivo, te ayudará a introducirte en el camino fitness.

Consulta a un experto

Lo mejor será consultar a un médico o a un entrenador profesional, para que te ayude a establecer una rutina. De esta manera, podrás saber que tanta intensidad necesitas y cómo puedes ir avanzando.

Así, tu entrenamiento te será mucho más llevadero. Y lo más importante, no arriesgarás tu salud física ni mental. No tengas miedo en ser precavido, pues es sumamente necesario para hacer las cosas de manera correcta.

Compra ropa de entrenamiento

Tener un outfit increíble te motivará aún más para hacer ejercicio. Además, podrás comprobar los cambios de tu cuerpo de acuerdo a como te quede ese atuendo.

No olvides calentar

Uno de los principales errores de los principiantes en el ejercicio es el no calentar. El no hacerlo puede causar lesiones en el cuerpo como desgarres, por lo que es un paso que no te puedes saltar.

Si no sabes como hacerlo, puedes consultar tutoriales o preguntarle a un entrenador sobre los ejercicios más adecuados para antes de iniciar tu rutina. En realidad es muy sencillo y no lleva mucho tiempo, pero sí es esencial.

Escribe cómo te sientes

Sí, hacer ejercicio y ver los resultados lleva tiempo, pero no debes dejarlo. Para recordarte lo importante de esto, puedes escribir como te sientes después de cada rutina.

Así te darás cuenta de las grandes emociones que tienes después de hacer ejercicio y verás que el esfuerzo vale la pena. Consulta esto cada vez que no quieras ir al gimnasio o a correr.

Descansar también es importante

Por más raro que parezca, el descanso también forma parte de tu rutina de ejercicio. Éste permite que tu cuerpo se recupere y da lugar a que los músculos hagan su trabajo.

Lo recomendable es no hacer ejercicio uno o dos días a la semana, pero será mejor consultarlo con tu entrenador o médico. Al poco tiempo te darás cuenta de la importancia del reposo. Además, procura dormir de 7 a 8 horas diarias.

Encuentra tu horario ideal

No existe una hora exacta que sea la adecuada para hacer ejercicio. Esto depende más de las actividades que tengas y lo que resulte mejor para tu rutina.

Hay algunas personas que se sienten mucho más activas durante la mañana y otras tienen más energía en la tarde o en la noche. Lo ideal será que identifiques en qué momento del día te resulta más fácil ejercitarte y reservar este horario dentro de tu rutina diaria.

Escoge una actividad que disfrutes

El objetivo es que esta vida fitness se convierta en un hábito en tu vida. Y ya que invertirás mucho tiempo en ello, lo mejor será que encuentres una actividad que te parezca divertida.

Si el gimnasio o salir a correr no te parecen lo más entretenido, puedes optar por practicar un deporte. Por ejemplo, puedes tomar clases de baile, box o natación.

Ejercítate en casa

Otra de las razones por la que las personas suelen dejar el ejercicio, es el gasto que representa. La inscripción y mensualidad de un gimnasio puede llegar a ser bastante caro.

Para ahorrarte este dinero, puedes ejercitarte en casa. Afortunadamente cada vez es más fácil hacerlo, pues existen entrenadores que comparten videos con rutinas y tips de ejercicio, en plataformas como Youtube. También puedes hacerlo en un parque al aire libre.

Haz un playlist

La música puede hacer la diferencia en tu rutina. Haz una playlist con tus canciones favoritas, para escucharlas mientras te ejercitas. Entre más alegres y 'movidas' será mucho mejor.

Si quieres variar la música, existen playlists determinadas en sitios como Spotify o Youtube. Además, es más divertido correr con una canción que te inspire a hacerlo.

Invierte en las herramientas adecuadas

Hacer ejercicio será mucho más fácil si tienes lo necesario. Lo más importante es el calzado, así que elige uno que sea adecuado para la disciplina que llevarás a cabo. De esta manera, evitarás que tus pies y rodillas terminen destrozados.

También puedes comprar una botella de agua que puedas llevar a todos lados y que sea fácil de transportar. Y claro, no olvides unos audífonos especiales para ejercitarte.

Ve de menos a más

Quizá quieras transformar tu figura de manera inmediata, pero empezar con ejercicios intensos sin tener preparación puede resultar contraproducente.

Lo mejor es empezar de manera tranquila e ir aumentando la dificultad con el tiempo. La resistencia tiene que desarrollarse poco a poco, para que no salgas lastimado.

Date una recompensa por cada logro

Cada vez que cumplas un gran objetivo puedes darte un pequeño gusto, como recompensa por todo el empeño que pusiste. Por ejemplo, puedes comprarte esa blusa o playera que tanto te gustó.

Así lograrás llegar a la meta mucho más motivado y sin sentirte fastidiado. No dudes en alegrarte y festejar esos pequeños logros, todo esfuerzo debe tener una recompensa.

No interrumpas tu rutina

Tal vez pienses que abandonar tu rutina de ejercicio uno o dos días (fuera de los días de descanso) no afectará tu progreso. Pero en realidad te puede perjudicar más de lo que imaginas.

Saltarte días de ejercicio puede hacer que te cueste más trabajo volver a él. El mayor secreto del ejercicio es volverlo un hábito y verlo como una actividad cotidiana.

Únete a un grupo

Varios gimnasios o entrenadores forman grupos de ejercicio. Puedes unirte a uno de ellos para no sentirte solo en tu cambio de vida. ¡Te será mucho más fácil!

La energía del grupo puede motivarte en gran magnitud. También podrás conocer gente nueva y hacer lazos de amistad. Los demás integrantes podrán compartirte sus tips.

Anota los beneficios

Aparta un lugar en tu casa donde puedas anotar en grande los beneficios. Cada vez que quieras echarte para atrás, puedes ver las ventajas y así no querrás faltar ni un día a tu rutina fitness.

Aquí te dejamos algunos de los beneficios para que los anotes: El ejercicio hace que tu cuerpo produzca endorfinas, que son las hormonas que te hacen sentir feliz y emocionado.

La activación física también logra que puedas conectarte con tu cuerpo y conocerlo al máximo. Sin mencionar que beneficia enormemente a tu salud.

Aléjate de los infomerciales

Seguro has visto productos en la televisión que prometen hacerte perder muchos kilos en muy poco tiempo. Pero por más realistas que parezcan, sólo son artículos engañosos.

No hay nada que tenga más éxito y que sea mejor para la salud que hacer ejercicio y comer de manera responsable. Los productos "milagrosos" pueden comprometer tu bienestar y también tu bolsillo.

Aprende a comer sanamente

Esto no significa que debas dejar por completo esos antojitos que te hacen feliz, simplemente debes aprender a consumirlos en menor cantidad y/o frecuencia.

También puedes buscar alternativas para esos alimentos que tanto te gustan, de tal suerte que puedes sustituir algunos ingredientes por otros. Aunque no lo creas, hay opciones que son deliciosas y saludables al mismo tiempo.

Apártate del mundo

Tener distracciones puede afectar tu rutina, así que guarda tu celular y deja de pensar en el trabajo u otras presiones. Concéntrate en ti y en tu objetivo.

Esto también te ayudará a que el ejercicio se vuelva un momento de relajación para ti. Es la ocasión perfecta para liberarte del estrés y olvidarte de todo lo demás.

Descarga una aplicación que te ayude

Como ya mencionamos antes, la tecnología está para ayudarnos. Una gran alternativa para ejercitarte es descargar alguna aplicación que te oriente sobre lo que tienes que hacer.

Una app sumamente original es Zombies, run! Esta te ayuda a ejercitarte de una manera muy divertida. Zombies, run! te sitúa en un apocalipsis de muertos vivientes, donde deberás correr para salvar tu vida.

No te obsesiones con el peso

Deshazte de la báscula, deja de contar las calorías y guarda la cinta métrica. Sabemos que quizá tu objetivo sea perder peso o reducir tallas, pero obsesionarte con esto puede dañarte.

Lo mejor es aprender a relajarte y hacer que el ejercicio se vuelva un hábito para ti. No te preocupes por qué tanto se reduce tu talla, simplemente deja que los cambios hablen por sí mismos.

Poco a poco irás notando que te sientes cada vez más saludable y eso es lo más importante de todo. Una vez que estás sano, inmediatamente te verás así.

Y sobretodo, escucha a tu cuerpo

Tu cuerpo es sabio y te hará saber cuando estás haciendo las cosas bien y cuando debes cambiar algo. También puedes practicar meditación para conectarte por completo.

Tal vez te pueda interesar:

Reacciona
Comparte