null: nullpx
Realeza

La monarquía británica rompe otro esquema: este verano celebrará su primera boda gay

El primo de la reina Isabel II, Lord Ivar Mountbatten, jurará amor eterno a su compañero James Coyle en una ceremonia religiosa. Será su exesposa y madre de sus tres hijas quien lo entregue en el altar.
18 Jun 2018 – 4:02 PM EDT

A pesar de su histórica resistencia al cambio, la familia real británica vuelve a hacer historia en los asuntos del corazón. Hace un mes celebró con fanfarria la boda del príncipe Harry y la divorciada actriz Meghan Markle, la primera integrante birracial que entra al exclusivo mundo de los ‘royals’. Y este lunes se informó que el primo de la reina Isabel II, Lord Ivar Mountbatten se casa a finales del verano con su compañero James Coyle.

Rompiendo protocolos como la boda real, donde el príncipe Carlos y futuro suegro entregó a la novia, en esa ocasión el novio Mountbatten llegará al altar del brazo de su exesposa Penny con quien procreó tres hijas.


Para Meghan Markle, su marido es lo máximo aunque por él tuviera que renunciar a un placer

Loading
Cargando galería

La primera boda gay real cuenta con la bendición de su familia extendida, particularmente del príncipe Edward, hijo menor de la monarca y padrino de sus dos hijas mayores, aseguró Mountbatten en entrevista con el tabloide The Daily Mail.

“Sophie y Edward (los condes de Wessex) conocen nuestros planes y están muy emocionados por nosotros”, afirmó Mountbatten.

Aunque apoyan la relación, los miembros de la familia real no acudirán a la boda, cuya fecha exacta los novios no precisaron.

“Lamentablemente no pueden venir a la boda. Sus agendas se coordinan con meses de antelación y no van a estar cerca, pero adoran a James. Todos lo adoran”, aseguró Mountbatten en cuya primera boda estuvieron presentes la princesa Margaret y el príncipe Edward.

La ceremonia religiosa se celebrará en una capilla privada en el condado de Devon al sur de Gran Bretaña, que legalizó el matrimonio entre personas del mismo sexo en el 2014. Los novios estarán rodeados de un pequeño grupo de amigos y familiares. Después festejarán la unión en una recepción a la que han sido invitadas 120 personas.

“Realmente somos un trío divertido”, comentó Mountbatten sobre la relación con su compañero y su ex.


Mountbatten, hijo del marqués de Milford Haven, estuvo casado durante 16 años con Penny. De esa relación, nacieron Ella de 22 años, Alix de 20 y Luli de 15. La pareja se divorció hace ocho años. Seis despúes, el hombre de 55 años salió del armario y admitió que durante los años de matrimonio con Penny enfrentó luchas internas debido a su sexualidad.

Conoció a Coyle, de 56 años, en la estación de esquí de Verbier, Suiza, donde la princesa Eugenie conoció a su prometido Jack Brooksbank. La princesa y Brooksbank unirán sus vidas en una ceremonia religiosa el próximo 12 de octubre en la capilla San Jorge, del Castillo de Windor, donde los ahora duques de Sussex se juraron amor eterno ante millones de ojos a través del mundo.

Mucho más discreta, la boda de Mountbatten y Coyle no contará con una lista de celebridades como la boda real, pero contribuirá a la nueva imagen de apertura e inclusividad que cultiva la realeza británica.

Publicidad