Bodas

El príncipe Carlos llevará al altar a Meghan Markle (ella se lo pidió)

Ante la ausencia de su padre, Thomas Markle, la actriz recurrió al futuro rey de Inglaterra para que camine con ella y sea quien la entregue en matrimonio, este sábado, al príncipe Harry.
18 May 2018 – 7:40 AM EDT

Dos días después de que Thomas Markle informara que sería operado del corazón, por lo que no podría asistir a la boda de la menor de sus hijos, Meghan Markle, el palacio de Kensington anunció este viernes que el príncipe Carlos será quien entregue a la novia a su hijo, el príncipe Harry.

El breve comunicado oficial señala que fue la actriz estadounidense de 36 años quien le pidió al futuro rey de Inglaterra que caminara con ella rumbo al altar. "Meghan Markle ha pedido a su alteza real el Príncipe de Gales que la acompañe por el pasillo de la capilla de San Jorge el día de su boda. El Príncipe de Gales está satisfecho de poder recibir de esta manera a la señorita Markle en la familia real".

Cero selfies y nadie bailará con la abuela: ya sabemos qué pasará en la boda real

Loading
Cargando galería

Así las cosas, quedó descartado que fuese Doria Loyce Ragland, madre de la novia, quien la entregara, como se había especulado en los pasados días. Según se informó, Meghan Markle entrará sola a la iglesia, precedida por el séquito de 10 niños que actuarán como damas de honor y pajes. A mitad de su recorrido en el capilla San Jorge, entonces el príncipe Carlos la recibirá y la acompañará al altar. De acuerdo con la publicación Daily Mail, desde noviembre, cuando anunciaron su compromiso, la actriz había pedido que se le permitiera entrar sola a la iglesia.

Por otro lado, se confirmó que la madre de Meghan Markle conocerá este viernes a la reina Isabel II; al príncipe Carlos y su esposa Camilla los conoció el pasado miércoles y el jueves compartió unos minutos con el príncipe William y su esposa Kate Middleton.

Del esposo de la reina Isabel II, el duque de Edimburgo, de 96 años, solo se ha dicho que asistirá a la boda tras recuperarse de una operación de cadera.