null: nullpx
Entretenimiento

Lo que salió bien y salió mal de las visitas de Julián Gil a Matías

En los seis meses que comenzaron las visitas en el Centro de Convivencia de la Ciudad de México entre el actor y el hijo de Marjorie de Sousa sólo se han visto en cuatro ocasiones.
2 Dic 2017 – 3:36 PM EST

Julián Gil sólo ha logrado ver durante tres horas a su hijo Matías Gregorio en un lapso de casi seis meses y ha sido en el Centro de Convivencias de los Juzgados de lo Familiar en la Ciudad de México: “Yo soy una persona que ustedes me han visto que no dejo de trabajar. Las veces que me he ausentado ha sido por trabajo”, dijo en exclusiva para Univision Entretenimiento el actor de 47 años de edad, quien el pasado 1 de diciembre de 2017 no asistió a la cita semanal con su pequeño de diez meses.

El 26 de mayo fue la primera vez que Matías y Julián convivieron en las cuatro paredes del cuarto que les asignaron para su convivencia, en ese momento Julián relató que le llevaba un pequeño presente a su hijo y lo que sintió al verlo tras dos meses de no estar cerca de él y de haberse separado de Marjorie de Sousa.


"La gente no es tonta Julián", los nuevos chats de Julián Gil y Marjorie de Sousa sobre su separación

Loading
Cargando galería

“Me lo comí a besos” fue lo que expresó el actor de 47 años al terminar la visita vigilada, donde también se le vio a Marjorie de Sousa con una seguridad excesiva y tratos privilegiados en los juzgados, pues usaba el estacionamiento de jueces, bloqueaban elevadores y detenían el paso por los pasillos donde ella y el pequeño tenían que pasar y evitaban ser abordados por los medios de comunicación.

La dicha del actor de estar cerca de su pequeño duró poco, a decir de Julián sus compromisos de trabajo hicieron que se ausentara nuevamente por doce fines de semana, de los cuales la abogada Alma Pellón, defensora de Marjorie de Sousa asegura sólo seis viernes avisó y justificó sus ausencias: “Todas esas ausencias, las cuales han sido justificadas y notificadas ante el juez, han sido por trabajo no fue porque yo me fui de fiesta”, explica Julián en entrevista.

No sólo el trabajo ha influido para que Julián y Matías no puedan verse cada ocho días, también los fenómenos naturales, ya que el 19 de septiembre de 2017 un terremoto sacudió la Ciudad de México obligando a parar labores en los Juzgados de lo Familiar para verificar que el inmueble estuviera en perfectas condiciones, suspendiendo labores por tres semanas.



A pesar de que el actor no asistía a los encuentros, Matías llegaba cada viernes poco antes de las once de la mañana ya fuera acompañado por su madre, su abuela materna o alguna enfermera, de hecho el club de fans de Marjorie en alguna ocasión la esperaba con globos y pancartas como muestra de apoyo.


DATOS DUROS:


27 visitas programadas desde el 26 de mayo al 1 de diciembre de 2017.


5 días suspendidos por días oficiales y fenómenos naturales.


4 convivencias entre Julián Gil y Matías.


2 viernes de permiso por vacaciones de Marjorie.


1 inasistencia de Matías en lo que sería la primer visita fuera de juzgados.


Así tras más de tres meses sin ver a su hijo, el 29 de septiembre Julián Gil regresó a los juzgados de lo familiar para encontrarse con un Matías mucho más grandecito, un pequeño de ocho meses que lloró casi los 60 minutos que estuvo con el actor pues lo desconoció: “Tengo el corazón partido mi hijo no me conoce”, dijo ante la prensa tras el segundo encuentro que, si no fue el más placentero o emotivo, el actor lo inmortalizó con una fotografía que compartió en su cuenta de Instagram.

El viernes siguiente, 6 de octubre la rutina cambió, alrededor de las 10:30 de la mañana apareció Marjorie de Sousa sin correr, sin seguridad que la custodiara y con su hijo en brazos entró a los juzgados de lo familiar para entregar al pequeño de nueve meses a una enfermera que vigilaría la convivencia con su padre Julián Gil quien llegó minutos después con ilusión de encontrarse con su hijo.

Matías ya es portada: la historia completa de las polémicas fotos del hijo de Julián Gil y Marjorie de Sousa

Loading
Cargando galería

Mientras el actor estaba conociendo y creando vínculos con su hijo, Marjorie se acercó a los medios de comunicación para dar su versión sobre el pleito legal contra su expareja, lo cual no había ocurrido en los casi cinco meses que llevaban asistiendo a los juzgados: “Lo que siento es mucha tristeza porque lamentablemente está involucrado mi bebé. No tiene sentido tanto lío, tanto escándalo".

El viernes 13 de octubre Julián no acudió al encuentro, pero sí Matías acompañado de su abuela materna, y envuelto en cobijas, el 20 de octubre se encontraron nuevamente: “Todo va bien ya empieza a reconocerme”, sin saber que ese reconocimiento duraría poco pues fue la última vez que padre e hijo convivirían hasta el día de hoy.

El sábado 28 de octubre Julián acudió a los juzgados con la ilusión de convivir con su Matías fuera de los juzgados de lo familiar, el actor había organizado: “Una pequeña reunión con mi hermana, mis hijos y amigos cercanos”, sin embargo, esta vez fue el pequeño el que no acudió, pues su madre Marjorie de Sousa argumentó que el bebé debía ser amamantado y no podría alejarse de su madre.



Con una confusión por parte del argentino de 47 años y su defensa, aseguran no se les notificó cuándo y en qué días se reanudarían las visitas, mientras que la defensa de Marjorie de Sousa asegura los viernes siguen programados los encuentros, aunque el 3 de noviembre no hubo actividades en los juzgados.

El 10 de noviembre Matías llegó nuevamente a los juzgados en brazos de su abuela materna y con la cara envuelta en cobijas, pero Julián no llegó.

Los dos viernes siguientes se cancelaron las visitas por petición de Marjorie: “Pues como toda madre y padre tiene derecho a salir de vacaciones con sus hijos y así se le solicitó al juez por eso no vino los dos viernes pasados”, justificó Alma Pellón, representante legal de Marjorie.


Famosos que han peleado por la custodia de sus hijos

Loading
Cargando galería

“Los últimos dos viernes no hubo visita me las cancelaron por que la señora las pidió para vacaciones yo no he pedida ninguna ausencia por vacaciones todas han sido por trabajo y ustedes lo han visto”, comentó Julián a Univision Entretenimiento.

La primer visita de diciembre Gil no acudió y justificó su ausencia: “Mi ausencia de hoy (1 de diciembre) es porque yo tenía un compromiso con Televisa”, asegurando que él había pedido permiso a la producción de ‘El despacho’ para ausentarse los sábados: “Cuando firme el contrato le pedí que por favor me diera todos los sábados porque ya el juez Justino había asignado que las visitas iban a ser ese día y no puedo estar cambiando mis descansos, es un trabajo”.

Los juzgados de lo familiar salen de vacaciones a partir del 15 de diciembre, y Julián aún no sabe si podrá acudir los dos viernes faltantes, pues depende de sus llamados de la novela.

Más contenido de tu interés