null: nullpx
Entretenimiento

Lo que nunca vimos: así se portó Julián Gil en sus convivencias con el hijo que tiene con Marjorie de Sousa

La sentencia del caso por la custodia, manutención y visitas de Matías Gil, hijo de Julián Gil y Marjorie de Sousa, arrojó luz a un aspecto de este pleito que siempre ocurrió a puerta cerrada: las convivencias entre el actor y su pequeño. Tras muchas declaraciones y ruido mediático, el documento judicial ofrece un testimonio esclarecedor (y bueno para el niño).
1 Nov 2018 – 2:16 PM EDT

Las más de 20 páginas de sentencia del pleito entre Julián Gil y Marjorie de Sousa por la custodia, visitas y pensión alimenticia de Matías Gregorio, el hijo que nació del amor que una vez se profesaron, resultan reveladoras de muchas formas. Luego de un año y medio de un desagradable conflicto legal, la resolución judicial supone un soplo de aire fresco.

Uno de los puntos más polémicos, probablemente uno de los más feos en todo este caso, fue cómo Julián Gil fue caracterizado por la defensa de Marjorie de Sousa para desacreditarlo como figura paterna. El actor argentino fue acusado de ser violento y consumir drogas. Algo que él siempre negó y que la actriz venezolana aclaró en una sesión judicial en mayo. La sentencia del 23 de octubre recoge esta cuestión. Quedó desestimada.

La actitud de Julián hacia su hijo fue puesta en tela de juicio repetidas veces, y no solo por sus decenas de ausencias en las visitas que tenía programadas con Matías (las cuales él asegura que se debieron a compromisos laborales que justificó a la corte), también por algo que, si cabe, es aún más trascendente, la relación que Julián tenía con el niño cuando estaban juntos. Cabe recordar que el actor solo podía pasar una hora a la semana con el menor nacido el 27 de enero de 2017, siempre bajo supervisión y en un centro de convivencia familiar que el intérprete terminó por aborrecer.

El 18 de agosto de 2018, fue Marjorie quien explicaba a los medios, visiblemente afectada, que acababa de dejar a su hijo “cayendo a gritos” en el centro de convivencia para su hora de relación con Julián Gil. Luego se acusó a la actriz de dejar sin comer a Matías, a propósito, para fastidiar las visitas con el papá. Algo que causó un nuevo roce entre Marjorie y Julián. Ella ridiculizó esos señalamientos, él los dio por confirmados.


Esta es la carta completa que Julián Gil le escribe (a corazón abierto) a su hijo Matías

Loading
Cargando galería

Las visitas de Julián

Si algo hace la sentencia del 28 de octubre, aparte de establecer un marco de relación entre los padres y su hijo, es constatar cómo han sido las visitas de Julián Gil con Matías. Hasta ahora, esos encuentros se conocían por el relato de las partes afectadas, pero el documento judicial presenta una versión oficial de esos hechos. Esta descripción se centra en las convivencias ocurridas el 4 y 11 de agosto de 2018:


El pequeño, a pesar de haber mostrado la extrañeza en esos encuentros, según relató el propio Julián, ha establecido una relación de confianza con él.


Sobre el estilo y el ánimo con el que Julián ha abordado estas convivencias, más allá del profundo enojo que siente por la forma en la que se supervisa y regula el tiempo que pasa con Matías, el documento da una imagen cariñosa y comprensiva del actor.


Tanto Marjorie de Sousa como Julián Gil -quien ya expresó su interés en apelar la sentencia- han manifestado en ocasiones que llegará el día en el que tendrán que reestablecer un tipo de relación cordial entre ambos por el bien del hijo que tienen en común. El fallo judicial constató que coninciden en algo: que el bienestar de Matías sí les importa.


Así ha sido el cruel enfrentamiento entre Marjorie de Sousa y Julián Gil, a un año de su rompimiento

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés