null: nullpx
Chismes

Si crees en el Pizzagate necesitamos que sepas algo

Publicado 16 Ene 2020 – 01:27 PM EST | Actualizado 16 Ene 2020 – 01:27 PM EST
Reacciona
Comparte

Desde una pizzería en donde hay pedofilia y canibalismo hasta un atentado terrorista orquestado por George W. Bush, todas estas historias son teorías conspirativas que han inundado (y encantado) internet desde hace más de 20 años, pero ¿de dónde salen? y ¿por qué amamos leerlas? Los especialistas tiene la respuesta.

Empezamos enero con una noticia que sacudió a las redes sociales. El término Pizzagate empezó a causar revuelo luego de que un usuario llamado Alexander Rhodes, “destapara” en un hilo de twitter que la canción ‘Yummy’ de Justin Bieber buscaba denunciar, a través de mensajes "ocultos", una red de pedofilia en Estados Unidos.

De acuerdo con la revista TIME, esta teoría cobró notoriedad en 2016, luego de que un hombre armado entra a una pizzerías para averiguar, por su propia mano, si en ese lugar se llevan a cabo abusos y pedofilia. Luego de entrar, disparar (sin dejar ningún herido) y ser arrestado, se descubrió que todo era falso, el establecimiento nunca estuvo involucrado en el Pizzagate.

A pesar de que el gobierno estadounidense se ha encargado en múltiples ocasiones de explicar que se trata de fake news, las personas siguen creyendo fervientemente en que Hillary y Bill Clinton lideran una red de tráfico infantil.

Entonces ¿por qué hay gente que piensa que sí lo hicieron? ¿y qué dicen estas teorías sobre la forma en la vemos el mundo? Bueno, las respuestas te sorprenderán.

Las teorías de conspiración están lejos de ser un fenómeno nuevo. Estas han generado ruido y atraído atención por, al menos, los últimos 100 años, asegura el profesor Joe Puscinski, autor del libro American Conspiracy Theories.

"Todo el mundo cree en alguna y quizás en más de una", dice Puscinski. "Y la razón es sencilla: hay un número infinito de teorías de la conspiración ahí fuera. Si hiciéramos una encuesta sobre todas ellas, todo el mundo marcaría varias casillas".

Esta conclusión no solo aplica para los Estados Unidos, y es que en 2015, investigaciones de la Universidad de Cambridge, Reino Unido, descubrieron que la mayoría de los británicos marcaban una casilla cuando les presentaban una lista de solo cinco teorías. Y estamos seguros de que los latinoamericanos no nos quedamos atrás, ¿recuerdas el caso de la misteriosa muerte de “El Señor de los Cielos”?

Esto sugiere que, contrario a lo que se pensaría, las personas que creen y siguen teorías de conspiración están en todas partes y son personas comunes y corrientes. "Cuando miras los datos demográficos, la creencia en conspiraciones atraviesa las clases sociales, el género y la edad", dice el profesor Chris French, psicólogo de la Universidad Goldsmith, en Londres.

Para entender qué es lo que nos atrae tanto a este tipo de fenómenos, hay que pensar en la psicología que hay detrás de estas teorías de conspiración.

"Somos muy buenos para reconocer patrones y uniformidades. Pero a veces exageramos esto, creemos que vemos significado y sentido cuando realmente no lo hay", explica el profesor French.

Esto también se relaciona con la relación que tenemos con los políticos. Apostamos que no te resultó difícil pensar en que personajes como Trump, Hillary y Bill Clinton estuvieran involucrados en esto después de los antecedentes que tienen.

Según Larry Bartels, politólogo de la Universidad de Vanderbilt, es muy frecuente cuando se culpa a estos personajes de malos acontecimientos, aun cuando estos están fuera de su control.

"La gente recompensará o castigará ciegamente al gobierno por los buenos o malos tiempos sin tener una comprensión clara de sí, o cómo, las políticas del gobierno han contribuido a esos resultados", asegura.

Otro motivo por el cual solemos creer en las teorías de la conspiración es porque somos animales sociales, por lo tanto es mucho más fácil adecuar nuestro pensar y unirnos a un grupo que piensa semejante sobre cierta teoría o fenómeno, que crear un criterio propio que quizá, nos excluya de un grupo.

Ya que sabes la razón por la puedes pasar horas viendo videos de reptilianos, personas con un triángulo en la frente y aviones que desaparecen en medio del mar, te invitamos a que analices y reflexiones respecto al contenido que sueles consumir.

Recuerda que nada en esta vida es absoluto y que siempre es importante cuestionar lo que vemos, como lo vemos y a través de qué lo vemos. Mucho ojo.

¿Cuál es tu teoría conspirativa favorita? Cuéntanos en los comentarios.

Si quieres leer más sobre conspiraciones, esto es para ti:

Reacciona
Comparte