null: nullpx
Amor

7 lecciones de amor de Disney que sí valen la pena (no todo es perseguir a un príncipe)

Publicado 22 Oct 2020 – 05:25 PM EDT | Actualizado 22 Oct 2020 – 05:25 PM EDT
Reacciona
Comparte

Las películas de Disney son tan famosas y populares, que miles de personas en todo el mundo crecen viéndolas. Por eso, sus diálogos y personajes han dejado una huella en sus fans.

Aunque algunas de sus lecciones de amor son completamente erróneas, otras resultan positivas y vale la pena seguirlas.

#1 El verdadero amor no es sólo romántico

Una de las lecciones más importantes de Frozen es que el verdadero amor no sólo se refiere a la pareja, sino que también puede ser el que se tienen dos hermanas o los amigos.

Tu familia, tus hermanos y tus amigos también estarán dispuestos a derretirse o hacer grandes esfuerzos para salvarte.

#2 El amor es conocer y aceptar a alguien por su interior

Al principio de La Bella y la Bestia, la protagonista se molesta de tener que pasar el tiempo con un ser que considera agresivo y nada empático.

Sin embargo, poco a poco descubre que su malhumor es solo una manera de protegerse del mundo. Con paciencia y dedicación, por fin puede ver quién es en realidad y casi sin darse cuenta se enamora de él.

#3 El amor también cambia tus perspectivas sobre el mundo

Una de las relaciones más insólitas de Disney es la de Pocahontas y John Smith, pues tenían visiones completamente diferentes sobre la vida en sociedad, la riqueza y la naturaleza.

Aunque este romance se vio interrumpido, ayudó a que el inglés cambiara su perspectiva sobre el mundo.

#4 Una relación te puede ayudar a mejorar

Cuando inicia La princesa y el sapo, Naveen es un joven mimado y sin intención de trabajar para ganarse la vida; mientras que Tiana es lo opuesto, pero no se atreve a dar el gran paso para cumplir sus sueños.

La combinación de sus personalidades resulta en que Tiana finalmente puede poner su restaurante y Naveen hasta se entusiasma por ayudarle con las tareas más pesadas.

#5 Las diferencias entre personas no significan que no se amen

La trama de Valiente gira alrededor de la complicada relación entre Mérida y su madre, la reina Elinor.

Las dos son tan diferentes, que la princesa llega a creer que su madre no la quiere ni la acepta. A lo largo de sus aventuras juntas, descubre que esto no es así y que lo único que necesitaban era un poco de comunicación y tiempo para entenderse mutuamente.

#6 Por las personas que queremos hacemos hasta lo imposible

Es una lección que vemos en varias películas de Disney, pero que nos quedó más que clara en Buscando a Nemo.

Marlín busca a su hijo por todo el océano, dejando de lado sus miedos y enfrentándose a los peores peligros con tal de reencontrarse con su pequeño. Si eso no es amor, no sabemos qué lo es.

#7 No puedes tener una relación si no eres honesta contigo misma

Mulan es una de las princesas que definió a toda una generación, pues cambió por completo los estereotipos que se tenían de ellas: es fuerte, perseverante y, por si eso fuera poco, ¡salvó a todo el Imperio Chino!

Pero la joven que conocemos al principio de este filme no es así: se tiene que ajustar a un modelo que la sociedad le impone y no puede ser menos que perfecta.

Cuando se une al ejército, encuentra su fortaleza interior, y aunque tenía muy buenas razones para mentir sobre su identidad, finalmente decidió ser honesta con sus compañeros sobre por qué tomó el lugar de su padre en la guerra.

Al final, esto resulta en que ella esté en paz consigo misma y que el general Shang confiese lo mucho que la admira y comienza a querer.

¿Cuál de estas lecciones de Disney sobre el amor es tu favorita? ¿Hay alguna que apliques en tus relaciones?

Checa estas historias:

Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:AmordisneyEvergreenLong form 10México