null: nullpx
Curiosidades

5 secuelas que todo el mundo odia (pero que muchos secretamente aman)

Publicado 28 Abr 2015 – 04:00 PM EDT | Actualizado 26 Mar 2018 – 10:34 AM EDT
Reacciona
Comparte

Internet suele generar ciertos puntos de vistas y sentimientos que, una vez que se instalan como la opinión más general y extendida, parecen imposibles de eliminar o contradecir.

Esto se observa, por ejemplo, con la recepción de algunas conocidas películas.

Películas que, a pesar de pertenecer a sagas muy estimadas y populares, ciertos sectores de internet las han catalogado como malísimas, horribles, desastrosas, arruina-franquicias, arruina-infancias, o cualquier otra clase de valoración negativa. 

Esto ha hecho que las voces disidentes, las que las defienden, queden en sensible minoría, aisladas y solitarias, y no se puedan hacer escuchar (si es que las hay, pero suponemos que sí). 

Aquí te presentamos la lista de secuelas que (casi) todo el mundo odia, y te damos la oportunidad de que, si eres de los que creen que alguna de estas películas no es tan mala como dicen, difundas esta opinión no tan popular en los comentarios:

#5 Spider-Man 3

Se podría decir, sin que nadie pueda argumentar lo contrario, que la tercera entrega de la saga Spider-Man de Sam Raimi no estuvo a la altura de las dos anteriores, pero de ahí a decir que es mala hay una distancia.

En parte, esto fue culpa del estudio (Sony), que hizo que Raimi incluyera en la película personajes que no tenía originalmente planeados como Venom y Gwen Stacy. Por este motivo, el guión quedó demasiado sobrecargado, con demasiados villanos, subtramas y enredos románticos (incluso Raimi ha admitido que no le gustaba o no se creía algunos de los personajes, y por eso es que no funcionan). 

A esto, se le suma Peter Parker, afectado por el simbionte extraterrestre, bailando como John Travolta en los 70, que ha pasado en la memoria de los fanáticos el lugar de privilegio en las cosas para odiar de Spider-Man 3.

No tiene sentido odiar escenas tan divertidas y evidentemente humorísticas, que además encajan perfectamente con el personaje (¿de qué otra forma iba a bailar Peter?).

#4 Star Wars: Episodio I - La amenaza fantasma

En este caso, nuevamente, el principal problema parece ser la comparación con el resto de la saga y, sobre todo, con las películas anteriores. No es que la primera película de la trilogía precuela de Star Wars sea decididamente mala, sino que es inferior al resto, y eso, a los ojos de los fanáticos, la pone al borde de la etiqueta arruina-franquicias.

Tiene una trama no del todo convincente, y varios personajes sin desarrollo o simplemente innecesarios (ejem... Jar Jar Binks... ejem), pero Star Wars: Episodio I - La amenaza fantasma renovó el entusiasmo de todos en la galaxia muy muy lejana, y abrió el camino a una nueva trilogía que no dejaría de ser irregular pero que iría en ascenso con las siguientes películas.

#3 Indiana Jones y el reino de la calavera de cristal

Otra película que quiso revivir una legendaria franquicia apelando a la nostalgia colectiva, algo que un personaje como Indiana Jones y sus historias generaban de sobra. 

Indiana Jones y el reino de la calavera de cristal es simplemente una buena película, que se mueve en un terreno ya familiar y conocido, pero que lo hace de manera entretenida y convincente.

El problema fue que había generado demasiadas expectativas y esta película —correcta y disfrutable, pero no brillante ni memorable— no logró colmar. Muchos sintieron que no valía la espera de casi 20 años para esta, y no faltó quien considerara que esta película arruinó la franquicia. No es para tanto.

#2 La saga Transformers

Y si hablamos de películas que arruinaron infancias, el ejemplo más acabado es la serie Transformers de Michael Bay, que es el equivalente cinematográfico a que alguien le robe un juguete a un niño y lo haga pedazos, literalmente.

Es una de esas sagas que misteriosamente todo el mundo parece odiar pero no hace más que crecer en la taquilla, al punto de convertirse en una de las más exitosas de los últimos tiempos.

La película más reciente de la saga, Transformers: Age of Extinction, es prácticamente indefendible, a pesar de ser la más exitosa comercialmente, pero otras películas (sobre todo la primera) son al menos aceptables.

Probablemente sea uno de esos placeres culpables para muchos, ya que, ¿quién no quiere ver dos colosales robots en un enfrentamiento cuerpo a cuerpo en la pantalla grande? Aun si para eso tenemos que hacer de cuenta que nos interesan la (inexistente) trama y los triviales personajes.  

#1 The Matrix Revolutions

Por último, tenemos el caso más emblemático de secuela que no cumple con los estándares de las películas anteriores y termina afectando negativamente la visión sobre todo el conjunto. 

Sobra decir que The Matrix es uno de los grandes clásicos modernos, una de las películas más influyentes de los 90 y una que cambió el género de acción y ciencia ficción. Ya desde The Matrix Reloaded el entusiasmo disminuyó, pero la entrega final de la trilogía fue generalmente vilipendiada.

De todas maneras, cabe reconocer que la película, con todos sus defectos, da un cierre digno a la trilogía y tiene sus buenos momentos. Si las expectativas ante el cierre de la trilogía no hubieran sido tan altas, sin dudas The Matrix Revolutions no hubiera resultado tan decepcionantes para tantos.

¿Crees que alguna de estas secuelas no es tan mala como dicen? 

Reacciona
Comparte