null: nullpx
Curiosidades

5 grandes directores que nunca ganaron un Oscar

Publicado 17 Feb 2014 – 04:30 PM EST | Actualizado 26 Mar 2018 – 10:34 AM EDT
Reacciona
Comparte

Aunque el panorama de los directores de Hollywood sea, al menos en cierta extensión, mucho menor que el de los actores y actrices que compiten anualmente para llevarse el preciado Premio Oscar, hay muchos que con cada temporada regresan a sus casas con las manos vacías, grandes figuras sufrieron esta penosa situación más de una vez, estando nominados como Mejor Director, desafortunadamente, jamás han ganado una de estas estatuillas. A continuación les dejamos cinco importantes ejemplos de esto.

Quentin Tarantino

Por más que sea un director muy divisivo, hay que admitir que a éste se lo considera uno de los autores más importantes del cine moderno por sus contribuciones al panorama de las películas de acción, inspirando a muchos directores emergentes actuales a seguir en el medio. Habiendo estado en competición tanto por Pulp Fiction como por Inglourious Basterds, el director se fue ambas veces con las manos vacías, pero puede ser que su suerte cambie en el futuro.

Federico Fellini

Aunque no sean estudiantes de cine, seguro que en más de una ocasión escucharon hablar de este talentoso director neorrealista, uno de los más destacables de la historia del cine, cuyas películas casi siempre se llevaron el Oscar por Mejor Película Extranjera, y hasta el día de hoy son clásicos. Sin embargo, Fellini estuvo nominado cuatro veces en la categoría de director, pero perdió frente a contemporáneos de la talla de Franklin Schaffner o Miloš Forman.

Ingmar Bergman

Lo malo de ser un director extranjero, al igual que en el caso de Fellini, es que muchas veces la Academia prefiere entregarle el galardón a un director estadounidense / británico y dejar que la victoria en Mejor Película Extranjera hable por sí misma. El legendario Bergman estuvo nominado tres veces en la categoría de director entre los ’70 y ’80 pero perdió en todas las ocasiones, aunque posiblemente es más recordado que aquellos que sí se llevaron la estatuilla esos años.

Sidney Lumet

El mismo año que Bergman perdió su segunda nominación a Mejor Director, Lumet, que competía con Network, también regresó a casa sin el premio. Al igual que Alfred Hitchcock, éste estuvo nominado cuatro veces al galardón y finalmente recibió un Oscar honorario, una especie de enorme disculpa por parte de la Academia. El director falleció en 2011, pero filmó hasta 2007, un legado que merecía mucho mayor reconocimiento del que obtuvo.

Stanley Kubrick

Cualquier detractor de los Premios Oscar posiblemente use la falta de victorias de Stanley Kubrick como una manera de mostrar que la Academia no sabe de lo que habla. Coincidamos o no con ese argumento, no se puede negar que las técnicas y películas del director cambiaron el panorama cinematográfico en su totalidad, y hasta el día de hoy sus cuatro nominaciones no recompensadas son motivo de gran ofensa para el cinéfilo más dedicado.

¿Cuál es su director favorito? ¿Cuál de los de la lista merecía un Oscar?

Reacciona
Comparte