null: nullpx

Niñera sacudió violentamente a un bebé, le provocó daño cerebral y 37 años después es acusada de su muerte

El hombre, que era un bebé de cinco meses cuando ocurrió el incidente, murió tras una vida en la que nunca pudo hablar ni moverse por sí solo, y los fiscales arrestaron a la mujer, al considerar que el fallecimiento había sido provocado por el incidente ocurrido en los 80. La imputada podría pasar el resto de su vida en prisión.
29 Jul 2021 – 11:34 PM EDT
Reacciona
Comparte
Cargando Video...

No fue fácil para Rae y Joe Dowling aceptar que sus trabajos los acaparaban tanto que necesitaban la ayuda de una niñera que pudiera cuidar a su pequeño Benjamin, de tan solo cinco meses. Por eso, en aquella primavera de 1984, cuando decidieron contratar a la joven de Terry McKirchy de 22 años, se quedaron tranquilos pensando que habían encontrado a la mujer indicada para el trabajo.

Sin embargo, 3 de julio de aquel año, cuando la madre del bebé pasó recogerlo de la casa de la niñera, supo que algo estaba mal al ver los puños del niño apretados y sentir su cuerpo sin fuerza. Angustiada, se trasladó de inmediato a la sala de emergencias de un hospital, donde los médicos le dijeron que el pequeño había sufrido un daño cerebral permanente causado por una agitación severa, explicó la agencia AP.


Tras cuestionarle a McKirchy lo ocurrido y pedir la ayuda de la policía, la niñera fue acusada de intento de asesinato y abuso infantil agravado, por lo que se esperaba que pasara entre 12 y 17 años tras las rejas. Sin embargo, un acuerdo de culpabilidad con la joven determinó una sentencia que indigno a los padres de Benjamín: fines de semana en prisión durante unos tres meses y tres años de libertad condicional.

Aunado al sentido de injustica, la familia Dowling tuvo que convivir durante 35 años con el dolor permanente de ver a su primer hijo sucumbiendo ante el daño cerebral que nunca lo dejó desarrollarse por completo, hasta que el pasado 16 de septiembre de 2019 falleció. “Nunca gateó, caminó, habló o se alimentó solo”, cuenta la pareja angustiada.

La muerte de Benjamin no solo reavivó duros recuerdos, sino también el caso contra McKirchy, quien 37 años después del incidente fue detenida en su casa de Sugar Land, Texas y acusada de homicidio en primer grado, por lo que podría pasar el resto de su vida en prisión, de acuerdo con el South Florida Sun Sentinel.

Los fiscales señalaron que “el paso del tiempo entre las lesiones sufridas y la muerte de la víctima fue considerado por los peritos forenses que realizaron la autopsia y dictaminaron que la muerte fue causada directamente por las lesiones de 1984".

McKirchy, quien ahora tiene 59 años, siempre ha mantenido su inocencia desde 1985. “Estoy embarazada de seis meses (…) sé que no lo hice, no se imaginan lo que esto le ha hecho a toda mi familia”, expresó en su momento.


Los padres de Benjamín explicaron que su hijo tuvo que someterse a varias cirugías durante toda su vida, incluida la colocación de varillas de metal a lo largo de su columna vertebral, además de la implementación de un tubo de alimentación, aunado a las miles de horas que tuvo pasar en centros de rehabilitación.

"Benjamin sonreía cuando estaba con su familia, aunque nunca pudo verbalizar nada, creemos que sabía quiénes éramos y que estábamos trabajando duro para ayudarlo. Viajó mucho y nos enseñó a todos muchas lecciones valiosas de vida”, se puede leer en su obituario.

Loading
Cargando galería
Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés