null: nullpx
Estados Unidos

¿Qué no se puede hacer ahora tras la eliminación del parole de reunificación familiar de los cubanos?

Un experto en inmigración explica los alcances que tendría esta medida y lo que pueden esperar los cubanos de este cambio en las políticas migratorias del gobierno de EEUU.
13 Ago 2019 – 12:16 AM EDT

El anuncio sobre la eliminación del parole para los haitianos y filipinos ha puesto en jaque a los cubanos, que esperan por los trámites de su reclamación para reunirse con sus familiares en Estados Unidos.

Hace pocos días, un funcionario de inmigración confirmó que ese mismo programa para los cubanos, está bajo revisión.


¿Qué significaría esto para los cubanos? ¿Este es el fin del tan conocido parole de reunificación familiar? ¿Qué pueden esperar las personas que se encuentran en medio del trámite si el programa es cancelado?

Irving Gonzáles, abogado experto en asuntos de inmigración, contesta a estas preguntas.

Lo primero que indica el abogado es que todavía no se sabe cuándo habría una respuesta, sobre esta revisión al parole de reunificación familiar, a la que se refirió el funcionario de inmigración.

“Lo único que sabemos es lo que ya han hecho, que es derogar el programa para personas de otras nacionalidades, como es el caso de los haitianos y los filipinos”, comentó el abogado.

Gonzáles explica que el programa de parole por reunificación familiar para los cubanos, comenzó en el año 2007. Está destinado a los cubanos que viven en la isla, que tienen una reclamación familiar, que no es una reclamación inmediata.

Un ejemplo de estas reclamaciones es un hermano pidiendo a otro hermano. Cuando la petición familiar (el I-130) es aprobada, esa persona tiene el derecho de participar en el parole de reunificación familiar.

"Si se lo conceden, ingresa a los Estados Unidos con un parole y, en el caso de los cubanos, no tenían que esperar 8 o 10 años, sino que al año y un día, bajo la ley de ajuste cubano, podían pedir la residencia", explica Gonzáles.

Además, el experto indica que los cubanos no tenían, como es el caso de personas de otras nacionalidades, que esperar en sus respectivos países, para poder inmigrar a EEUU.

Y aclara que esto se presenta para las personas que no tienen una relación inmediata con un ciudadano de los Estados Unidos.

Las relaciones inmediatas son cónyuges a quienes piden ciudadanos americanos; los hijos menores de 21 años y solteros que sean pedidos por padres ciudadanos; y los hijos ciudadanos que pidan a sus padres.

En esos tres casos, las personas no tienen que esperar los hasta 14 o más años que tienen que esperar los que entran en los otros tipos de peticiones.

Si el gobierno de EEUU decide ponerle fin al programa de parole por reunificación familiar, el experto explica que los cubanos (en las categorías que no son inmediatas) tienen que seguir esperando en Cuba, “hasta que esté vigente la fecha de prioridad del proceso”.

Esto quiere decir que un hermano (por ejemplo), tendría que esperar 14 años, y solo una vez transcurridos, el caso pasa al centro nacional de visas. Una vez que esto sucede, la persona se presenta a la embajada americana en el país que se determine en ese momento, para emigrar con visa de emigrante.

“Pero tienen que esperar todo ese tiempo fuera de los Estados Unidos”, reitera el abogado.

Sobre los que ya hicieron la reclamación y están en espera, no hay modo de saber qué vaya a pasar en caso de que se cancele el programa, pues aunque el parole es una ley, el programa de parole de reunificación familiar pertenece a la rama ejecutiva.

Es decir que en esa eventualidad, a una persona que está en el proceso le pueden decir que se le va a otorgar el parole o no, y actualmente no está claro lo que vaya a suceder.

Por último, a las personas que ya están aprobadas y solo esperan una entrevista en una embajada, el abogado les recomienda que se dirijan a las oficinas de sus congresistas, y les pidan que aboguen por ellos.

Entre lo que Gonzáles indica que deben pedirle a sus congresistas, es que les decidan dónde se va a hacer la entrevista (anteriormente se llevaban a cabo en Colombia, después en Guyana y ahora se ha hablado que pueden ser en México).

“Tienen que darle una definición, son personas que están esperando su residencia de esa forma, así que hablen con sus congresistas”, concluyó Gonzáles.

"Fue la despedida más horrible": pasajeros que llegaron a Miami en uno de los últimos cruceros procedentes de Cuba (Fotos)

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés