Univision Investiga

El presidente de México, atrapado en una nueva controversia de bienes raíces en Miami

Ricardo Pierdant, empresario y amigo del presidente de México Enrique Peña Nieto, compró un departamento de $2 millones de dólares que le presta a la familia presidencial, mientras estaba embargado por un millón de otra propiedad. Además, Pierdant pagó 29,000 dólares de impuestos en 2013 del departamento de la esposa de Peña Nieto, Angélica Rivera, en el mismo condominio ubicado en una exclusiva zona residencial de Miami.
10 Ago 2016 – 1:08 PM EDT

El empresario mexicano que aparece como propietario de un apartamento en Miami ocupado en temporadas por la familia presidencial de México pagó por la propiedad más de dos millones de dólares de contado.

El pago lo hizo pese a que afrontaba un millonario embargo por incumplimiento en los pagos de otro apartamento en la ciudad, según documentos obtenidos por Univision Investiga.

El departamento de lujo frente al mar del sur de Florida, que ha sido utilizado durante las vacaciones por la pareja presidencial de México, aparece a nombre de una firma de Ricardo Pierdant, un empresario mexicano y amigo del presidente Enrique Peña Nieto. La revelación de este nexo alimenta las acusaciones persistentes de tráfico de influencias que han circulado en torno a Peña Nieto y a su partido, el Revolucionario Institucional (PRI).

La más reciente revelación sobre las propiedades de su esposa y su amigo en Florida se suman al escándalo conocido como la Casa Blanca, que sacudió al gobierno de Peña Nieto en 2014 cuando se reveló que su esposa había comprado una mansión de $7 millones en la Ciudad de México a un contratista del gobierno. Estos nuevos hechos desafían los esfuerzos de Peña Nieto para hacer frente a la corrupción pública.

Pierdant, quien reside en Miami, confirmó a Univision Investiga que le ha prestado a la pareja presidencial su apartamento, la unidad 404 del Ocean Club en Key Biscayne. La primera dama Angélica Rivera ha reconocido anteriormente que compró la unidad 304 del mismo edificio en 2005 por $ 1.8 millones, pero no se había revelado el arreglo con Pierdant.

Ella compró su departamento con un crédito bancario en 2005, mientras estaba casada con el productor televisivo José Alberto Castro. Aunque el acuerdo con el banco le permitía hacer pagos en cuotas por la propiedad hasta 2035, liquidó los $1.3 millones que le restaban de adeudo en 2011, dos meses después de haber contraído matrimonio con Peña Nieto.

El departamento de tres dormitorios de Rivera, ahora con un valor de más de $3 millones, se encuentra en el piso inferior al de Pierdant. El edificio está ubicado al interior de un condominio cerrado en Key Biscayne, un exclusivo enclave de Miami favorito de las familias ricas de América Latina. Las dos unidades están conectadas por un ascensor privado.

El portavoz de Peña Nieto desmintió en un comunicado el contenido de un artículo publicado por el diario inglés The Guardian este 9 de agosto, el cual alegaba que una empresa propiedad de Pierdant era "contendiente para manejar puertos en México''.

Pierdant "no ha celebrado contratos con el Gobierno de la República y tampoco participa en algún proceso en curso", según el comunicado publicado en la página oficial de la Presidencia.


El hombre de negocios, de 49 años, quien se describió como un viejo amigo de Peña Nieto, también pagó los impuestos de bienes raíces en 2013 para la unidad de Rivera, por valor de casi $30,000, de acuerdo con los registros públicos del condado Miami-Dade, revisados por Univision Investiga.

Pierdant negó a Univision Investiga que haya liquidado los impuestos sobre la unidad de Rivera. " Eso es totalmente falso, yo pago lo del 404, de ningún otro departamento más. Ese departamento es mío y se acabó", dijo en una entrevista telefónica.

Univision Investiga le envío al empresario los registros de impuestos que muestran que Biscayne Ocean Holdings, una compañía de su propiedad, pagó los impuestos para la unidad 304, a nombre de una empresa de la primera dama, en el condominio Ocean Tower One. Pierdant prometió que hablaría con su contador, pero no respondió más mensajes de correo electrónico o llamadas telefónicas.



Después de ese pago de marzo de 2014, en que la compañía de Pierdant liquidó los impuestos de ambos departamentos, los años siguientes la empresa de la primera dama ha cubierto los suyos. Pierdant, por su parte, adeuda actualmente al condado de Miami $86,000 de los impuestos del apartamento a nombre de una compañía de él, por los años fiscales 2014 y 2015, según registros públicos de Miami-Dade.

El empresario posee el Grupo Pierdant, una firma de bienes industriales de México, así como la empresa de bicicletas DecoBike, con sede en Miami. El sitio en Internet de Grupo Pierdant, al ser consultado para este reportaje, aparece como una página en construcción. Compró su unidad del Ocean Club en 2010 por $2 millones en efectivo, a pesar de que en ese momento debía $1.2 millones de otro inmueble en Miami, de acuerdo con documentos obtenidos por Univision Investiga.

Pierdant aseguró que no había nada inusual en la compra, a pesar de que sus dificultades financieras en el momento de la transacción plantean cuestionamientos sobre cómo podía permitirse el gasto sin la ayuda de un intermediario rico.

" Vi una buena oportunidad aquí. Pierdes en una, ganas en otra. Yo tenía la plata en ese momento'', dijo.

Univision Investiga consultó a la abogada de bienes raíces de Miami, Betty González sobre esta transacciones.

"La realidad es que no es común que una persona que tenga deudas y embargos pague de contado'', explico González. "Si sucede, lo más importante es que haya una transparencia entre dónde vienen los fondos y la persona que aparezca en la escritura de dicha propiedad'', agregó

El mes pasado Peña Nieto se disculpó por el escándalo de la compra de su esposa de la casa $ 7 millones en México de Grupo Higa, un importante contratista del gobierno. El presidente reconoció que había dañado la confianza del pueblo mexicano en la figura presidencial.

Sobre esta mansión en México, Rivera ha negado haber actuado mal y afirmó haber comprado la propiedad con las ganancias de su carrera como actriz. En diciembre de 2014, según información difundida por el gobierno de México, ella devolvió la casa al contratista y terminó el contrato de compra.

Pierdant dijo a Univision Investiga que ha sido amigo de Peña Nieto desde que tenía 18 años, cuando estudiaban Derecho en la Universidad Panamericana en la Ciudad de México, pero negó la celebración de los contratos del gobierno u otro conflicto de intereses.

"Las cuentas claras y las amistades largas. Como somos amigos, yo no le pido ningún favor", afirmó. La Universidad respondió a una solicitud de Univision Investiga que no podía confirmar en qué años Pierdant estudió allí, porque eran datos personales. En los registros públicos de México consultados por Univision Investiga no aparece que el empresario posea algún título universitario.

El empresario añadió que cuando Peña Nieto fue gobernador del Estado de México entre 2005 y 2011 lo acompañó en un viaje oficial a China. "He estado viajando a China durante 25 años. Le dije que sería bueno echar un vistazo allí", indicó.

Igualmente señaló que su hermana Aurora Pierdant fue servidora pública durante muchos años. Univision Investiga estableció que trabajó como directora de nuevos contratos para la petrolera estatal Pemex y actualmente asesora a clientes para ofertas de contratos con la petrolera, desde una compañía privada.

Univision Investiga obtuvo, gracias a una solicitud de acceso a la información pública en México, el expediente de un curso sobre derecho petrolero mexicano, impartido por Aurora Pierdant en la Comisión Nacional de Hidrocarburos de México. El expediente muestra que ella compitió con otros dos especialistas en el ramo para impartir el curso y presentó la oferta de menor precio. El contrato y la factura de cobro indican que la capacitación fue recibida por ocho funcionarios, durante cuatro sesiones en noviembre de 2014, y ella recibió un pago equivalente a unos $89,000 dólares.


En junio de 2012, cuatro días antes de la elección presidencial, el entonces coordinador de la campaña del opositor Andrés Manuel López Obrador, Ricardo Monreal, denunció en un debate radiofónico que los hermanos Jorge y Ricardo Pierdant habían vendido el equivalente a 790,000 dólares al PRI para la campaña a gobernador de Eruviel Ávila, sucesor de Peña Nieto en el Estado de México.

Los hermanos habrían sido proveedores de memorias USB y otros promocionales de campaña, con un esquema de doble contabilidad, según la denuncia. Monreal dijo a Univision Investiga que la documentación provenía de una caja de documentos que le había sido entregada en el Estado de México por simpatizantes a López Obrador.

En la entrevista con Univision, Pierdant admitió que posee una empresa de artículos promocionales y que ha vendido material al PRI, el partido de Peña Nieto.

"No hay nada para el PRD", agregó, en referencia a uno de los partidos de oposición de México, el Partido de la Revolución Democrática, uno de los que postularon a López Obrador en 2012.

En Miami Beach y San Diego, Pierdant es dueño de una concesión de un sistema público de bicicletas compartidas. Próximamente comenzará operaciones en la ciudad mexicana de Puebla. "El único contrato que tiene algo que ver con el gobierno es con la oposición", añadió, señalando que el estado de Puebla se rige por el partido opositor Acción Nacional (PAN).

Pierdant lleva años invirtiendo en bienes raíces del sur de la Florida, de acuerdo a los registros públicos revisados por Univision Investiga. En varias ocasiones ha tenido problemas de cumplimiento de pagos.

En marzo de 2010, un juez de circuito del condado de Miami-Dade emitió una sentencia firme contra Pierdant y su esposa María del Carmen por $ 1.25 millones de dólares en favor del US Century Bank de Estados Unidos. La pareja estaba demandada por no haber pagado su deuda sobre una propiedad en Coral Gables, una zona residencial de lujo.


El litigio por esta deuda no impidió que el empresario pagara tres meses antes $2 millones en efectivo por el departamento con vista al mar en Key Biscayne. Dice que optó por pagar en efectivo porque los bancos no estaban ofreciendo crédito durante la recesión. Univision Investiga pudo determinar, con base en información pública, que las fechas de compra y escrituración del departamento coinciden con un viaje de Peña Nieto a Miami.

En 2012, el empresario también había sido demandado en México por el impago de una propiedad que tenía en renta en Lomas de Chapultepec, una zona residencial en la Ciudad de México donde también se ubica el inmueble conocido como la Casa Blanca, que fuera de la familia presidencial.

"No fue la única propiedad que compré a la baja. Compré en Dadeland a la baja y tengo dos apartamentos en Brickell que ahora valen $400,000", admitió, refiriéndose a dos direcciones conocidas en el sur de la Florida. "Si tuviera el dinero me habría comprado todo el edificio", se ufanó.

Dos años después de iniciado el litigio, Pierdant logró un acuerdo con el US Century Bank, cuyos términos no aparecen en los registros públicos. Vía telefónica confirmó que el acuerdo permitió al banco para recuperar un porcentaje del dinero que estaba buscando.

"Ese apartamento es mío y se acabó. Es más, se lo vendo'', dijo Pierdant cuando Univision Investiga preguntó acerca verdadero dueño de la propiedad.

La oficina del presidente mexicano Enrique Peña Nieto no respondió a preguntas de Univision Investiga sobre por qué el acuerdo del apartamento no ha sido hecho público.

Lea también:


Publicidad