null: nullpx
Trasplantes

Estos son los retos de salud que enfrenta 'El Puma' luego de su doble trasplante de pulmón

José Luis Rodríguez ya superó las primeras 72 horas que suelen ser las más críticas, pero recibir dos órganos ajenos supone un largo proceso de recuperación y un cambio radical del estilo de vida. 50% de los pacientes sobrevive a los cinco años posteriores a la cirugía.
20 Dic 2017 – 02:13 PM EST

El fin de semana, el cantante venezolano José Luis Rodríguez fue sometido a un doble trasplante de pulmón al que, por los momentos, ha reaccionado favorablemente. Aunque ya pasaron las horas más críticas, una cirugía de este tipo implica un proceso de recuperación prolongado y un cambio de vida. No hay garantías.

El cantante de éxitos como “Dueño de nada” y “Culpable soy yo” durante años mantuvo en secreto que desde 2007 padecía de fibrosis pulmonar idiopática, una enfermedad incurable que disminuye progresivamente la capacidad respiratoria y de la que no se conoce una causa específica.



Fuentes cercanas a su entorno han declarado que llevaba un estilo de vida saludable, era vegetariano, no fumaba y hacía ejercicio regularmente. Desde que recibió el diagnóstico estuvo usando un tubo de oxígeno con el que apareció sobre el escenario durante un concierto en Barranquilla el año pasado, después de que hiciera pública su enfermedad.

Por años se sometió a un tratamiento experimental con células madre, pero no dio resultado. Durante los últimos meses, ya no podía salir a caminar o a misa como lo hacía regularmente en Miami Beach, informó la agencia de noticias AP. A sus 74 años de edad, tenía ya tiempo esperando que apareciera un donante compatible para el trasplante que finalmente recibió en el hospital Jackson Memorial de Miami.

No se sabe cuánto tiempo permanecerá hospitalizado (el promedio de tiempo ronda entre una y tres semanas aunque varía según cada caso), pero ya superó las primeras 72 horas después del trasplante, que suelen ser las más críticas por el riesgo de rechazo ante un agente ajeno al organismo, que se reduce a medida que pasa el tiempo, aunque siempre está latente.

Para evitarlo, los pacientes sometidos a un trasplante deben tomar de por vida medicamentos antirechazo, que, según la Clínica de Mayo, desactivan el sistema inmune y pueden desencadenar efectos secundarios como aumento de peso, tremores, problemas estomacales e incluso aumentar las probabilidades de desarrollar otras condiciones de salud como osteoporosis, diabetes, cáncer, daño hepático o hipertensión.

Otro riesgo que deben sortear los pacientes que son sometidos a trasplante de pulmón son las infecciones, a las que son más propensos por tener el sistema inmune suprimido, y que deben prevenirse a toda costa tomando extremas medidas de higiene para prevenir el contagio.

Una dieta balanceada y una rutina de ejercicios sugerida por el equipo médico deben incorporarse a la rutina.


Pronóstico reservado

Pocas personas logran vivir 10 años o más después de un trasplante de pulmón. Apenas la mitad está viva luego de cinco años del procedimiento que es el sexto tipo de trasplante más frecuente en EEUU. Más del 80% de los pacientes sobrevive al menos un año después de la intervención.

El Puma se mantiene optimista: “Con mucha fe en Dios, tiene intactas sus ganas de vivir y seguir amando a su púbico”, dijeron su esposa y su hija, Carolina Pérez y Genésis Rodríguez, en un comunicado donde agradecieron al público sus oraciones.

"En vista de una muy positiva recuperación de estas horas críticas, ante un proceso tan complejo y delicado, queremos agradecer la buena voluntad de todo el equipo médico que ha permitido que este proceso se lleve a cabo", agregaron.

Dos pulmones ajenos hicieron que María Margarita volviera a respirar

Loading
Cargando galería
Publicidad
Actualizaciones importantes Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad a partir del 19 de febrero de 2020.