Seis muertos tras una emboscada contra policías que duró horas en Guerrero, al sur de México

Más de un centenar de delincuentes mantuvieron un enfrentamiento con policías y militares durante unas cuatro horas.
25 Ago 2016 – 1:42 PM EDT


Tres policías y tres presuntos delincuentes han muerto después de un choque a balazos entre individuos armados y policías que ocurrió el martes en Guerrero, según informó este jueves el vocero del Grupo Coordinación Guerrero, Roberto Álvarez Heredia.

Álvarez, que indicó que otros dos policías resultaron heridos, rechazó las versiones que se han manejado en redes sociales sobre un presunto involucramiento de los policías estatales con un grupo criminal.

Un comunicado del gobierno estatal añadió que antes de la emboscada de que fueron objeto los policías en las cercanía de la comunidad de Pueblo Viejo, del municipio de General Heliodoro Castillo, los uniformados se enfrentaron con un grupo armado al que se encontraron en la zona, donde murieron los tres presuntos criminales y fueron decomisados dos fusiles.

El texto añade que “inmediatamente arribaron al lugar entre 100 y 150 delincuentes que abrieron fuego nutrido contra el personal policial, quienes repelieron la agresión, retrocedieron y se desplegaron entre el monte para protegerse del fuego enemigo”. En la emboscada fallecieron tres elementos de la Secretaría de Seguridad Pública.

El combate duró más de cuatro horas, mientras un helicóptero de la Secretaría de Marina y otro del Gobierno estatal sobrevolaban la zona sin poder aterrizar, por las condiciones climatológicas. Por tierra, arribaron al sitio miembros del Ejército Mexicano para reforzar a los policías.

Como constancia de la capacidad violenta de estos criminales quedaron los vehículos en que viajaban los policías, que quedaron inutilizables por los proyectiles que quedaron incrustados en llantas y motores.

Tras la llegada de los militares, los pistoleros se fueron con rumbo desconocido, llevándose consigo los cadáveres de los tres fallecidos en el primer enfrentamiento.

El gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo, encabezó un homenaje a los agentes fallecidos en Chilpanchingo, la capital de la entidad.

"Hoy más que nunca requiere de una gran determinación para seguir adelante, los despedimos con respeto, con honores y reconociéndoles el valor que tuvieron hasta el último segundo de su vida para enfrentarse a condiciones adversas", dijo.

Al sur de México se encuentra Guerrero, cuna del otrora paraíso turístico Acapulco. La entidad, la más grande productora de amapola en el país, lleva varios meses sumida en una cruenta batalla entre bandas narcotraficantes que se disputan el control del territorio.

Precisamente en Acapulco, este miércoles fueron hallados los cuerpos sin vida de tres hombres, dos de ellos desmembrados.

Lea también:


Más contenido de tu interés