El atacante de Las Vegas organizó meticulosamente la masacre, muestran nuevos documentos

Los pormenores dados a conocer, tras levantarse parcialmente el secreto de sumario, revelan cómo Stephen Paddock planeó los detalles de la matanza y tomó medidas para dificultar la investigación del peor tiroteo contra civiles en la historia reciente de Estados Unidos.

Stephen Paddock diseñó al detalle el plan para llevar a cabo la matanza perpetrada el pasado octubre desde la habitación de su hotel en Las Vegas, desde donde disparó repetidamente contra los asistentes a un concierto y mató a 58 personas e hirió a otras 500, según revelan documentos federales.

Un tribunal de Las Vegas publicó este viernes de más de 300 páginas de las órdenes de registros y declaraciones juradas realizadas durante la investigación del FBI, tras la petición de varios medios de comunicación, que arrojan nuevos destalles sobre lo escrupuloso que fue Paddock en la organización de la masacre y su interés por borrar las pruebas.

Todavía se desconoce el motivo que le llevó a abrir fuego contra la multitud que asistía al concierto de música country Route 91 Harvest, el pasado 1 de octubre, desde su habitación en el hotel Mandalay Bay Resort en el piso 32, donde había acumulado un arsenal de armas que incluso había modificado para que fueran más potentes.

Meticuloso y sofisticado

Según el FBI, "planeó el ataque meticulosamente y tomó muchos pasos metódicos para evitar la detección de su plan y frustrar la eventual investigación policial que seguiría".

Las pruebas muestran que utilizó métodos de comunicación para permanecer en el anonimato, como tarjetas de celular de prepago para evitar dejar pistas y también "destruyó o o trató de esconder dispositivos multimedia digitales", según los documentos a los que tuvo acceso el diario The New York Times.


Así, por ejemplo, como se reveló poco después de la matanza, en su habitación del hotel Mandalay encontraron tres teléfonos celulares; dos sin bloquear, en los que no se han encontrado pistas, y un tercero que todavía no ha podido ser desbloqueado, en el que podría haber información relevante.

Las autoridades señalan que Paddock actuó con un "nivel de sofisticación común en los eventos de matanzas masivas".

Armas on line

La mayoría de las armas y municiones utilizadas durante el ataque fueron compradas en un periodo de 12 meses a través de internet, en portales como Amazon. Paddock compró apenas un mes antes un accesorio para un arma táctica holográfica EOTech 512 A65 valorado en 429 dólares diseñada para facilitar la velocidad y dar versatilidad en el combate cercano, según indica la publicidad, que recibió en su casa y se cree que usó durante la masacre.

También adquirió una herramienta para cortar cristales, que le permitió abrir la ventana desde donde disparó.


Los documentos revelan que se encontraron 20 armas de fuego y cientos de munición en la habitación del hotel; 100 libras de explosivos y más munición en su vehículo y 18 armas de fuego y 1,000 rondas de munición en su casa de Mesquite, en Nevada. Además de una “gran cantidad de armas” en otra vivienda que tenía en Reno.

Después de la masacre, como suele suceder ante acontecimientos similares, volvió a reabrirse el debate sobre la necesidad de un mayor control al acceso de armas, sin que se llegara a tomar ninguna medida concreta.

Mensajes entre sus cuentas

Otro de los detalles dados a conocer es que Paddock tuvo comunicaciones por correo electrónico entre dos cuentas de su propiedad, lo que cuestiona si habría otra persona con acceso con la que se comunicaba o forma parte de su estrategia.

"Los investigadores no han podido averiguar por qué Stephen Paddock intercambió mensajes relacionados con las armas que se utilizaron en el ataque entre dos de sus cuentas de correo electrónico”, indica la orden de registro.

"Por el contrario, si la cuenta no estaba controlada por Stephen Paddock, los investigadores deben determinar quién se estaba comunicando con él sobre las armas que se utilizaron en el ataque", agrega el documento.

En fotos: Escenas de terror en el ataque durante un concierto en Las Vegas

Loading
Cargando galería