null: nullpx

Agente policial muere en un tiroteo en Colorado cuando investigaba el robo de un vehículo

Otros tres policías resultaron heridos en la balacera y fueron hospitalizados, y el atacante fue abatido. El oficial fallecido, el tercero que muere en cinco semanas en situaciones similares, tenía once años de servicio en la institución, deja esposa y dos hijos.
6 Feb 2018 – 01:07 AM EST
Comparte
Policías e investigadores en la escena del tiroteo, en Colorado. Crédito: Nadav Soroker/The Gazette vía AP

Un policía de Colorado murió baleado este lunes cuando investigaba un robo de vehículo en Colorado Springs, a 70 millas (110 kilómetros) al sur de Denver, dijeron las autoridades.

Micah Flick, de 34 años, policía del condado El Paso, se convirtió así en el tercer agente que muere en el cumplimiento de su deber en el estado en las últimas cinco semanas.

Según informó en rueda de prensa el jefe del Departamento de Policía de Colorado Springs, Pete Carey, los agentes abordaron a un "sospechoso", "siguió un forcejeo y se dispararon tiros".

Como resultado de ese intercambio de disparos murieron el sospechoso y un agente Flick.

Otros tres policías y un transeúnte resultaron heridos en la balacera, dijeron las autoridades. Todos fueron hospitalizados aunque de momento no se dio a conocer la magnitud de sus heridas.

El atacante también murió, dijeron las autoridades.

Los nombres de los heridos y del sospechoso no fueron dados a conocer de momento.

Flick, casado y con dos hijos, murió en su undécimo aniversario con el departamento, afirmó Bill Elder, el jefe de la policía local.

El gobernador de Colorado, John Hickenlooper, dijo que la violencia mortal contra los agentes está teniendo graves consecuencias en el estado.

“Nos unimos una vez más para brindar solidaridad y fortaleza a la familia del agente y oramos por la recuperación de los heridos”, afirmó el gobernador en un comunicado. “Sin embargo, también debemos unirnos y decir ya basta. Queremos que todos los policías, todos los agentes, sepan que les estamos agradecidos por su servicio”.

El agente del condado Adams, Heath Gumm, fue asesinado el 24 de enero, y el agente del condado Douglas, Zackari Parrish, el Día del Año Nuevo.

Gumm, de 31 años, fue baleado cuando perseguía a un sospechoso. Parrish, de 29 años, fue baleado en un suburbio de Denver por un hombre con problemas de salud mental.

Loading
Cargando galería
Comparte
RELACIONADOS:TiroteosMuertesEstados Unidos

Más contenido de tu interés