publicidad
Georgina, junto a Ariana Grande

Estas son las primeras víctimas identificadas del atentado en un concierto de Ariana Grande

Estas son las primeras víctimas identificadas del atentado en un concierto de Ariana Grande

La identificación de Georgina Callander y Saffie Rose Roussos, entre otras víctimas, confirma la corta edad de los fallecidos en este ataque terrorista en el estadio Arena de Manchester.

Una joven de 18 años y una niña de ocho, entre las primeras víctimas identificadas Univision

Una joven de 18 años, otra de 15 y una niña de apenas ocho años, todas de origen británico, fueron las primeras víctimas mortales identificadas en el atentado suicida en Manchester que ha dejado al menos 22 muertos y 59 heridos.

En el Arena de Manchester había aproximadamente 21,000 personas cuando hacia las 10:30 de la noche se produjo la explosión, durante un concierto de la estrella pop Ariana Grande.

Estas son algunas las víctimas identificadas:

Una 'super fan' de 18 años


Georgina, junto a Ariana Grande
Georgina, junto a Ariana Grande

Georgina Callander era una gran seguidora de Grande.

El centro escolar donde cursaba sus estudios confirmó su muerte y publicó un comunicado en el que "con enorme tristeza" anunciaban que "una de las personas que perdió la vida este lunes en el ataque de Manchester era una de nuestros estudiantes". Por eso, enviaron "nuestros más profundas condolencias, sentimientos y oraciones a los amigos de Georgina, su familia y todos los que han sufrido su pérdida".

Los amigos de la joven la describieron como una "super fan" de la cantante pop, según informó BBC. Antes de asistir al concierto de este lunes que le costó la vida, Georgina escribió un mensaje en su cuenta de Twitter dirigido a Ariana en el que mostraba su alegría por poder asistir a su actuación. "TAN CONTENTA POR VERTE MAÑANA".

Terror en Manchester: así se vivió la explosión catalogada por autoridades como terrorismo tras un concierto de Ariana Grande Univision

En su cuenta de Instragram, de hecho, había colgado en 2015 una imagen de ella junto a la artista, donde Ariana la abraza. Reportes indicaron que la joven no murió en el lugar de la explosión, sino que fue trasladada al hospital y cuando falleció su madre se encontraba a su lado.

Una colecta, impulsada por un diario local para ayudar a la familia de Callander, había recaudado ya 200,000 libras (cerca de 260,000 dólares).

Una niña de ocho años

Otra de las víctimas mortales es Saffie Rose Roussos, de tan solo ocho años, según confirmaron las autoridades del condado de Lancashire. La menor aparentemente se separó de su madre y su hermana durante el atentado terrorista y murió por las heridas.

Saffie Rose Roussos, de ocho años, fallecida en el atentado de Manchester.
Saffie Rose Roussos, de ocho años, fallecida en el atentado de Manchester.

"Saffie simplemente era una niña bella en todos los aspectos de este mundo. Todos la amaban", dijo Chris Upton, director del centro escolar al que asistía.

"Su calidez y amabilidad se recordarán con cariño. Saffie era callada y modesta, con un toque creativo", afirmó Upton, que sostuvo que el fallecimiento de Saffie ha supuesto una "tremenda conmoción".


Pese a que aún no se han hecho públicas las identidades de todos los fallecidos, Theresa May confirmó que había un gran número de niños y jóvenes.

Una hija amada de 15 años

Olivia Campbell, una amante de la música que vivía en la ciudad de Bury, también falleció en el atentado. "Ella estaba tan feliz" de ver a Grande, dijo llorando su madre, Charlotte, a CNN.

publicidad

Charlotte confirmó la muerte de su hija a través de un tributo en Facebook: "Ve y canta con los ángeles y sigue sonriendo. Mamá te ama tanto".


Una fan que asistió al concierto en muletas


Con esta foto, la familia anunció por redes sociales que la joven de 14...
Con esta foto, la familia anunció por redes sociales que la joven de 14 años Nell Jones estaba desaparecida después del atentado suicida.

Una de las últimas víctimas es Nell Jones, una adolescente de 14 años que acudió al concierto con una amiga y tras la explosión fue considerada como desaparecida por su familia. Pero la policía confirmó este miércoles a su escuela, la Holmes Chapel Comprehensive School, su muerte y los profesores informaron la noticia en seis asambleas de estudiantes: "Los chicos lloran por todos lados, estamos devastados", dijo al diario The Telegraph uno de los profesores, Dennis Oliver.

Jones había acudido al concierto de Ariana Grande en muletas luego de haberse dañado uno de los ligamentos de su pie. Su tutor, David Wheeler, como "una chica muy popular, siempre sonriente, siempre positiva".

La familia de la adolescente vive a las afueras de Manchester en una zona de granjas, Knutsford, y al conocer la noticia corrieron al lugar.

Jones iba acompañada al evento por una amiga, Freya Lewis, quien resultó herida, pero se encuentra fuera de peligro, según dijo su padre a los medios.

John Atkinson

Tenía 28 años y vivía en Bury, una localidad a media hora de Manchester. Fue identificado por sus amigos entre las víctimas mortales del atentado suicida.

Su página de Facebook comenzó a funcionar como un espacio de homenaje. Y en esa red social distintos mensajes de sus allegados lo describen como un "joven increíble" o una "hermosa alma".

John Atkinson
John Atkinson

Una tía que amaba los conciertos


Kelly Brewster, una de las víctimas del atentado en Manchester.
Kelly Brewster, una de las víctimas del atentado en Manchester.


Otra de las víctimas fue Kelly Brewster, de 32 años. Ella asistió al evento junto a su hermana y su sobrina, quienes permanecían en el hospital en la noche del martes con varias heridas.

Los familiares de Brewster dicen que ella murió protegiendo a su sobrina, cubriéndola tras la explosión.

Los padres de dos chicas polacas

Un padre y una madre polacos que habían ido a recoger a sus hijas al concierto del lunes de Ariana Grande en Manchester también están entre las víctimas mortales del atentado perpetrado al término del recital, informan hoy los medios británicos.

El ministro de Exteriores de Polonia, Witold Waszczykowski, explicó lo sucedido a una radio de ese país, según recoge la agencia británica PA.

publicidad

"Los padres llegaron después del concierto para recoger a sus hijas y lamentablemente tenemos información de que están muertos. Las chicas están bien", declaró.

Un portavoz del Ministerio polaco confirmó que "al menos dos personas (de esa nacionalidad) han muerto y una está herida", sin precisar las circunstancias.

El martes, la estudiante universitaria Alex Klis dijo en Facebook que estaba buscando a sus padres, Angelika y Marcin, quienes, según la PA, podrían ser la pareja polaca.

"Cualquiera que esté en un refugio u hospital de Manchester, si alguien se encuentra con mis padres por favor, por favor díganmelo, pues están desaparecidos desde el ataque", escribió esta joven.

Angelika y Marcin, los padres de dos jóvenes polacas que, según el minis...
Angelika y Marcin, los padres de dos jóvenes polacas que, según el ministerio del Exterior polaco, murieron en el atentado suicida de Manchester cuando fueron a buscarlas.


Dos amigas que esperaban por sus hijas

Lisa Lees, de 47 años, y Alison Howe, de 45 años, habían llegado juntas a buscar a sus hijas al concierto justo antes de la explosión. Ambas murieron.

El hermano de Lees, Lee Hunter, escribió en Facebook que ella "nunca podrá ser olvidada". El hijastro de Howe la describió como una persona "cariñosa" y "hermosa".

Una madre de tres niños

Jane Tweeddle, una madre de 51 años, esperaba fuera del estadio de Manchester a la hija de una amiga cuando ocurrió la explosión, contó su pareja, Mark Taylor, a la radio de la BBC. Era una "amorosa mujer y una muy buena madre de tres niñas", dijo al contar que al enterarse de la noticia se encontraba en Londres. "Una de mis hijas me llamó para decirme que mamá estaba perdida y que había ocurrido una explosión", recordó entre lágrimas en la entrevista.

publicidad

El director de la escuela en la que Tweeddle trabajaba como recepcionista, Jane Bailey, la describió como "una trabajadora muy amorosa". Dijo además que los trabajadores y estudiantes están "devastados".

Otra madre de tres niños es la última víctima identificada, según el diario The Guardian. Su nombre es Michelle Kiss, de 45 años. "Nos fue arrebatada (...) en la forma más traumática que se puede imaginar", dijo la familia en un comunicado. "Esperamos poder tener el coraje y fortaleza que ella mostró en su vida para superar estos tiempos tan difíciles".

Un joven que se viralizó en Twitter por ayudar a su madre

"Encontraron a mi hermano anoche. Estamos destruidos", escribió en la red social Twitter Dan Hett, hermano de otro de los fallecidos tras el atentado suicida de Manchester, Martyn Hett, de 29 años. El joven había acudido con un amigo al evento y tras la explosión fue inicialmente reportado entre los desaparecidos.

Hett era gerente de relaciones públicas. Según el diario The Independent, en 2016 adquirió cientos de seguidores en Twitter –tiene más de 10,000– cuando en uno de sus trinos publicó una foto del puesto de su madre en un bazar de artesanía con un mensaje que conmovió a los internautas: "Mi mamá montó su puesto en un bazar de artesanía y me ha enviado un mensaje para decirme que no ha vendido nada y mi corazón está destruido". Después de eso, muchos de sus seguidores, cuenta el diario, comenzaron a ayudar a la madre comprándole sus productos a través de Internet. Al final, se vendió todo.

Luego de eso, ambos, la madre y el hijo, fueron entrevistados en televisión. La mamá incluso inició una página en Twitter para mantenerse en contacto con sus fans.

publicidad

Una adolescente de 14 años

Sorrell Leczkowski, una adolescente de 14 años, también se encuentra entre los 22 fallecidos. Murió en el hospital mientras se encontraba con su madre y su abuela, esta última en condición crítica. Aún no está claro si Leczkowski participaba en el concierto o si estaba esperando a que su hermana saliera del concierto.

La joven de 14 años es otra de las víctimas del atentado suicida.
La joven de 14 años es otra de las víctimas del atentado suicida.

Desaparecidos

Este martes padres y familiares seguían buscando a jóvenes que habían ido al concierto y que continúan desaparecidos. Algunos de ellos trataban de encontrar a sus seres queridos visitando hospitales de la ciudad y posteando imágenes en las redes sociales.

Relacionado
Terror en Manchester: así se vivió la explosión catalogada por autoridad...
Lo que se sabe hasta ahora de la explosión en un concierto de Ariana Grande en Manchester

Deborah Hutchinson, de Gateshead, una ciudad a unas tres horas al norte de Manchester, viajó a la ciudad para buscar a su hija adolescente Courtney. La joven no se ha puesto en contacto con su familia desde el ataque.

En un post de Facebook, Hutchinson indicó que su hija y su pareja, Philip Tron, pedía ayuda para encontrarlos. Los esfuerzos para encontrar a los desaparecidos se han visto complicada por la aparición en las redes de noticias falsas, algunas incluso pidiendo ayuda para personas que no estaban en el lugar del ataque.

El autor del ataque actuó "de manera deliberada contra niños y jóvenes que deberían estar disfrutando de una de las mejores noches de sus vidas", afirmó May en un discurso.

El atentado, que se produjo en el Arena de la ciudad británica de Manchester mientras Ariana daba un concierto, ha sido reivindicado por ISIS. La policía arrestó este martes a un joven de 23 años, aunque por ahora se desconoce su identidad y si tiene algún nexo con redes terroristas.

En fotos: Explosión en estadio de Manchester durante un concierto de Ariana Grande
publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad