Terrorismo

Una estudiante de Miami, entre los rehenes fallecidos en Bangladesh

Entre las 20 víctimas en un restaurante de Dacca por un ataque yihadista hay tres alumnos de universidades de Estados Unidos.
3 Jul 2016 – 3:52 AM EDT

Tres estudiantes de universidades de Estados Unidos, entre ellos una ciudadana estadounidense, figuran en la lista de las 20 personas que mató un grupo de milicianos yihadistas en un ataque a un restaurante de Dacca, en Bangladesh, la noche de este viernes.

El Departamento de Estado confirmó a la agencia Reuters que una ciudadana de Estados Unidos resultó muerta en la acción armas de milicianos del Estado Islámico, pero no dio más detalles.

De acuerdo con una lista de víctimas proporcionada por la agencia AP, se trata de Abinta Kabir, de Miami, estudiante de segundo año en la Universidad Emory, en Georgia.

También se menciona a Faraaz Hossain, ciudadano bangladesí, estudiante en la misma universidad, y Tarushi Jain, de 19 años y nacionalidad india, estudiante de la Universidad de California en Berkeley, quien visitaba en Dacca a su padre, un empresario en Bangladesh.

En su página de Facebook, la Universidad Emory publicó un comunidado en el que confirma el fallecimiento de sus dos estudiantes.

"La comunidad de Emory lamenta esta pérdida trágica y sin sentido", dice el comunicado que identifica a Abinta Kabir como estudiante de pregrado y a Faraaz Hossain como alumno de la escuela de negocios.

James Wagner, presidente de la asociación de profesores de la Emory University, también difundió en esa red social un comunicado con "profunda tristeza" en el que dijo que "Abinta estaba visitando a su familia y amigos cuando fue tomado como rehén por los terroristas y asesinada".

Wagner añadió que la madre de la estudiante "sufre un dolor indescriptible" y pidió dirigir "pensamientos y sinceras oraciones en su nombre y en el de su familia".


El portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, explicó que el Gobierno estadounidense está en contacto con las autoridades de Bangladesh, a las que ya han ofrecido "toda la ayuda que sea necesaria".

"Este atroz ataque resultó en al menos 20 muertos, entre ellos un ciudadano estadounidense, miembros de las fuerzas del orden de Bangladesh, y ciudadanos de otras naciones. Nuestras más profundas condolencias están con las familias y seres queridos de las víctimas mortales, y les deseamos una pronta recuperación de los heridos", agregó.

Consternación en Berkeley y en India

La ministra de Asuntos Exteriores de India, Sushma Swaraj, confirmó en su cuenta de Twitter la muerte de Tarishi Jain, de 19 años, estudiante de la Universidad de Berkeley, California.


Swaraj dijo que había conversado con el padre de la muchacha, Shri Sanjeev Jain, a quien hizo llegar sus condolencias.

"El país está con ellos en esta hora de dolor", escribió la ministra en la red social. "Personalmente he monitoreado (el caso) toda la noche... Se trata de asesinato brutal".

Jain se graduó en la Escuela Americana Internacional de Dacc y comenzó sus estudios en economía en la Universidad de Berkeley el año pasado.

La universidad dijo en un comunicado: "Estamos todos muy devastados" por la muerte de Jain.

"Ella era una inteligente y ambiciosa joven con un gran corazón. Nuestras profundas condolencias a su familia, sus amigos y a toda la comunidad de Berkeley", dice el texto.

La agencia AP dio a conocer también los nombres de las otras víctimas, entre las que figuran 9 ciudadanos italianos (cinco mujeres y cuatro hombres); 7 japoneses (todos hombres) y 3 víctimas fatales de Bangladesh que todavía faltan por identificar.


Dos día de luto en Dacca

La primera ministra bangladesí, Sheikh Hasina, declaró las dos jornadas de luto después del ataque.

Las banderas ondean a media asta en edificios públicos del país en recuerdo a las 22 víctimas del atentado yihadista (también fueron tiroteados dos policías), en el que al menos otras 26 personas resultaron heridas, en su mayoría agentes.

Según el diario local The Daily Star, la Policía ha confirmado que todos los atacantes eran bangladeshíes y cinco de ellos eran supuestos insurgentes que estaban siendo buscados.

"Habíamos estado buscándoles en diferentes lugares a lo largo del país", dijo el inspector general de la Policía A.K.M. Shahidul Hoque en declaraciones recogidas por el este medio.

El asalto fue reivindicado tanto por el Estado Islámico (ISIS) como por la rama de Al Qaeda en el subcontinente indio, pero las autoridades del país mantienen que este tipo de ataques son obra de grupos locales.


RELACIONADOS:TerrorismoAsiaMundoISIS
Publicidad