null: nullpx
Terremotos

Un terremoto de magnitud 5 sacude Oklahoma

El sismo ocurrió este domingo, a dos meses de que ese estado sintiera el terremoto más fuerte en su historia.
7 Nov 2016 – 9:32 PM EST

Un sismo de magnitud 5 sacudió al estado de Oklahoma este domingo, a dos meses de que ese estado sintiera el terremoto más fuerte en su historia y causó numerosos daños en la localidad de Cushing, donde se está evaluando si hubo daños en la terminal de almacenaje de petróleo, una de las más grandes del mundo.

El terremoto, con epicentro cerca de la ciudad de Cushing, al norte de Oklahoma City y al oeste de Tulsa, se originó a 6.1 kilómetros de profundidad y ocurrió a las 7:44 de la noche (hora local), según informó el United States Geological Survey (USGS), que en un principio indicó que había sido de magnitud 5.3.

La policía en Cushing informó de "bastantes daños" por el sismo y la evacuación de un centro de asistencia de mayores, informó The Associated Press. Por su parte, el distrito escolar de Cushing canceló las clases el lunes para evaluar los daños causados por el temblor.

Las autoridades de Cushing dijeron que el centro de la ciudad está siendo evacuado debido a fugas de gas y para llevar a cabo la inspección de la infraestructura, informa Reuters.

Cushing es una pequeña ciudad de unos 8,000 habitantes, donde se ubica una intersección de oleoductos y un importante centro de embarque de petróleo.

El sismo de este domingo se sintió en lugares tan distantes como Iowa, Illinois y Texas, indicó la Comisión de la Corporación de Oklahoma. (OCC, por sus siglas en inglés), que señaló que por el momento no han detectado daños.

"El Departamento de Seguridad de Oleoductos del OCC está en contacto con operadores de canalizaciones en la terminal de almacenaje de petróleo de Cushing, dentro de la jurisdicción estatal, y no se han registrado informes inmediatos de ningún problema", dijo en un comunicado el portavoz de la comisión, Matt Skinner.

El terremoto fue uno de los más fuertes que se ha sentido recientemente en Oklahoma, después de que en septiembre sufriera otro sismo de 5.8 grados de magnitud que fue catalogado como el más fuerte en la historia del estado.

Los expertos señalan que estos sismos forman parte de un incremento en la actividad sísmica que los geólogos están vinculado con la producción de energía y acciones con la inyección en el subsuelo de aguas residuales generadas en la producción de petróleo y gas.


RELACIONADOS:TerremotosOklahoma
Publicidad