null: nullpx
Terremotos

Sube a 98 el número de muertos por el terremoto en México

Robo de víveres y falta de ayuda fueron los hechos que marcaron las zonas de desastre este fin de semana.
11 Sep 2017 – 12:37 AM EDT

CIUDAD DE MÉXICO.- La costa del sureste mexicano sufre los estragos y se mantiene en emergencia tras el terremoto de magnitud 8.2 cuya cifra de víctimas mortales subió a 98 y ha afectado a 2.5 millones de habitantes de Chiapas y Oaxaca, de acuerdo con los últimos informes de las autoridades.

El gobierno local de Oaxaca informó que existen 800,000 personas afectadas en el estado. Las autoridades de Chiapas detallaron que en esa entidad hubo afectaciones en al menos 40,000 casas.


El sismo ocurrió a las 11:49 pm del jueves frente a la costa sur del país y derribó viviendas y negocios, además de provocar pánico a más de 1,000 kilómetros de distancia. De acuerdo con las mediciones del Servicio Sismológico Nacional de México, el temblor tuvo una magnitud de 8.2 y se originó en el mar cerca de Pijijiapan, en el estado Chiapas.

El viernes por la noche, en honor a los que murieron, el presidente Enrique Peña Nieto declaró tres días de luto nacional y dijo que las banderas de todas las plazas públicas del país deberían ondear a media asta.

En tanto, la Secretaría de Educación Pública anunció este domingo que las escuelas permanecerán cerradas en dos estados del sur debido a daños que sufrieron por el sismo golpeó el país.

Denuncian falta de ayuda

La ayuda gubernamental por parte del Ejército, la Marina Nacional, la Policía Federal y voluntarios sigue llegando a las zonas del desastre; sin embargo, habitantes de comunidades lejanas en Oaxaca han tenido desabastecimiento de alimentos o en su defecto el precio de los productos es excesivo.

"Mi gente, mis paisanos del Istmo (la región montañosa) no han recibido los apoyos del gobierno de Oaxaca y si lo hacen, todo está condicionado", informó la periodista local Diana Manzo por medio de su cuenta de Facebook.

La reportera detalló que en la zona devastada de Oaxaca algunas empresas obligaron a sus empleados a trabajar, pese al riesgo de colapso de los edificios dañados por el sismo.

"La gente va a trabajar porque necesita dinero para comer", agregó Manzo.

Robo de víveres para afectados

Decenas de toneladas de víveres, medicamentos y agua llegaron a Oaxaca desde el viernes.


Este domingo, un convoy de camiones partieron de varios estados del país cargados de alimentos, pero un tráiler tuvo un accidente y se volteó, lo que provocó que los productos cayeran. Esta situación fue aprovechada por pobladores de Veracruz, quienes robaron la mercancía.

Esos víveres fueron donados en centros de acopio de Puebla, de acuerdo con el medio veracruzano Al calor Político.

Zeus Rueda, un rescatista voluntario, denunció los hechos: "Volcadura sobre carpeta de camión cargada con ayuda humanitaria con destino a Juchitán, Oaxaca, la cual fue robada por civiles. Aún bajo conocimiento del destino de la carga".

Vea también:



En fotos: La destrucción que dejó el terremoto más fuerte en los últimos 100 años en México

Loading
Cargando galería
Publicidad