null: nullpx
Terremotos

Nueva Zelanda fue sacudida por varios sismos durante el fin de semana

Dos personas murieron a consecuencia del terremoto inicial de 7.8 de intensidad en la escala de Richter. Luego se produjeron réplicas que mantuvieron en pánico a la población, que recuerda el desastre causado por otro movimiento telúrico en 2011 que dejó casi 200 fallecidos.
13 Nov 2016 – 7:38 AM EST

Nueva Zelanda fue sacudida por varios sismos tras el terremoto de 7.8 de magnitud en la escala de Richter que dejó un saldo de dos muertos.

La Isla Sur es la que más se ha visto afectada por los movimientos telúricos, incluido uno de 6.3 que le siguió al primero y más fuerte durante la madrugada de este lunes, hora de Nueva Zelanda.

El epicentro del terremoto se ubicó al noreste de Christchurch, donde en 2011 otro potente sismo causó la muerte de casi 200 personas, aunque se sintió prácticamente en todo el país. La localidad más afectada este fin de semana fue Kaikoura, que quedó completamente aislada por derrumbes en la carretera que va hacia ese poblado.

Tras los primeros minutos del sismo, hubo advertencia de un posible tsunami. En efecto, se formaron olas de unos 2 metros que alcanzaron la costa, pero horas después la amenaza fue rebajada a advertencias costeras.


El centro del terremoto inicial se situó unos 93 kilómetros (57 millas) al noreste de la localidad de Christchurch, según el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS, por sus siglas en inglés), con una profundidad relativamente baja de 10 kilómetros (6 millas), algo que influyó puesto que los efectos de los terremotos son más perceptibles cuanto más cerca de la superficie se encuentre el epicentro.

Nueva Zelanda se encuentra en el límite de las placas tectónicas de Australia y del Pacífico, en el conocido como "anillo de fuego", un arco de fallas sísmicas propenso a los terremotos, donde se registran cada año hasta 15,000 sismos.

La localidad de Christchurch sufrió en el año 2011 un sismo de 6.3 grados que causó la muerte de 185 personas.

Los primeros testimonios que recogen las agencias internacionales indican que, aunque todavía no se han reportado víctimas mortales, cuando se evalúen los daños serán significativos.

Las casas temblaron

"La casa entera se movió como una serpiente y algunas cosas se rompieron, la electricidad se cortó", comentó una mujer llamada Elizabeth en Radio New Zealand desde su residencia en Takaka, en la Isla Sur.

"Estábamos dormidos y nos despertamos sintiendo que temblaba la casa", declaró a la AFP Tamsin Edensor, madre de dos niños en Christchurch.

"Siguió el vaivén, intensificándose", agregó tras indicar que el sismo duró "mucho".

Agregó que no hay daños en su calle y que la corriente eléctrica no se cortó. "Sentimos réplicas por ahora y vamos a hacer reservas de agua por precaución".

En septiembre, un pequeño tsunami alcanzó las costas orientales de Nueva Zelanda tras un fuerte sismo en el mar que no causó víctimas ni daños.


RELACIONADOS:TerremotosNueva Zelanda
Publicidad