null: nullpx

“No confío en lo que dicen de que el aire está bien”: la preocupación en Deer Park luego de tres días de incendio en una petroquímica

En Deer Park, una de las comunidades más cercanas a la Intercontinental Terminals Company, los habitantes no confían en los reportes oficiales que aseguran que la calidad del aire que respiran es buena. Lo comentan y de fondo se impone el humo que desde el domingo sale de la planta química.
19 Mar 2019 – 6:31 PM EDT

DEER PARK, Texas.– La columna de humo que sale de la petroquímica Intercontinental Terminals Company (ITC) es tan negra e imponente que los vecinos de las zonas cercanas saben que no están respirando aire limpio. No creen en los reportes oficiales que aseguran que la calidad del aire es buena. En la secundaria Deer Park, a escasas millas del voraz incendio, se vio este martes a padres y abuelos llevándose a sus hijos a casa mucho antes del final de la jornada.

Pat Keeney es una de ellas. Su mayor miedo es que la planta entera explote y que su nieta esté en la escuela. Hasta este martes no había estado nerviosa, pero cuando salió a la calle y vio el avance del humo en el cielo comenzó a preocuparse. "No confío en lo que dicen de que el aire está bien. Lo que hay en el aire es peor de lo que había ayer. No soy química, pero puedo ver que la situación ha empeorado".

El domingo por la noche comenzó el incendio en seis tanques de la productora de gasolina y diluyentes ubicada al sureste de Houston, en Texas, un área en la que se encuentran concentradas distintas petroquímicas y petroleras. Para el martes en la madrugada dos tanques más ardieron en llamas cuando el agua con la que las extinguían perdió presión.

Por la tarde, la vocera de ITC, Alice Richardson, aseguraba que seguían trabajando en la extinción del fuego aunque no pudo predecir hasta cuándo se mantendría. Conteniendo las lágrimas dijo que muchos de sus empleados viven en Deer Park, una de las comunidades más cercanas a la petroquímica, y se disculpó con los habitantes de la zona.

La mexicana Sonia Reyes, de 35 años, tiene las mismas preocupaciones que Keeney. Ella también llegó este martes a la secundaria a buscar a su hija, después de que la adolescente la llamara para decirle que evacuarían la escuela.

"Me preocupa que a largo plazo podamos sufrir de cáncer", dice la madre, que aún evalúa abandonar temporalmente la zona, pues su casa queda a escasos cinco minutos de la petroquímica.

Poco después llegó al centro educativo Dessire Haywood, también venía a buscar a su nieto. Recriminaba que las actividades continuaran en el plantel a pesar de que la columa de humo hiciera fondo en el cielo, sobre la escuela. "Me quiero ir de aquí rápido. No quiero estar aquí".

Desde su casa, a una millas de la escuela, Teri Herbert contó que apenas minutos atrás había recibido por mensaje de texto un video de su hija que mostraba un simulacro de incendio. "Es una adolescente, está muy nerviosa. Aunque en la escuela nos dijeron que no habría actividades al aire libre".

Además de los padres, en las cercanías de la Deer Park High School y en las calles de esta comunidad son pocos los que caminan.

La preocupación: la calidad del aire

La Texas Comission on Environmental Quality (TCEQ), el ente que evalúa la calidad del aire en el estado, explicó en su último reporte este martes que los niveles de contaminación eran moderados y todavía por debajo de los que podrían realmente afectar la salud. Recomendaron que las personas sensibles limiten sus actividades al aire libre y sus idas a edificios con aire acondicionado. "Todos los residentes deben evitar estar en contacto directo con el humo. Si tienen dificultades de salud deben de consultar a su doctor", advirtieron.

A la misma conclusión llegó el Departamento de Salud del condado Harris. Explicaron que los síntomas de la exposición al humo incluyen tos, dificultades para respirar, irritación en la piel, ojos, nariz y garganta, dolores de cabeza, naúseas y decaimiento.

Entre los químicos que se están quemando en la planta está el benceno. Sin embargo, los reportes aseguran que los límites hallados de este químico están muy por debajo de los niveles de alarma. Respirarlo tiene consecuencias a largo plazo, pero siempre que la exposición sea por tiempo prolongado, de seis meses a un año.

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) explican que aspirar altos niveles de benceno pueden generar síntomas que duren de minutos a horas, como ritmo cardíaco acelerado o irregular, confusión o somnolencia, así como irritación en la piel y en las mucosas. Y los efectos de respirarlo por un tiempo muy prolongado, aseguran, pueden llegar hasta el cáncer o anemias.

Las impactantes imágenes del incendio en una planta petroquímica al sureste de Houston

Loading
Cargando galería


Las clases continúan en Deer Park, pero no en Pasadena

Con este diagnóstico, el Distrito Escolar Independiente de Deer Park informó a los padres que habrá clases este próximo miércoles, cuando las autoridades estiman que aún estén encendidas las llamas.

En su página de Facebook, desde el lunes recibían las críticas de los representantes. "Digan lo que quieran. Mi hijo no irá a clases hasta que el fuego esté extinguido (...) No voy a apostar la vida de mi hijo por esos falsos reportes", escribió Jaime Ruiz.

Pat Keeney no sabe si su hija enviará a su nieta a la escuela el miércoles. Lo que sí sabe es que el incendio en ITC es el mayor que ha visto desde 1989, tras la explosión en el complejo químico Phillips 66, en Pasadena, Texas, donde una veintena de personas murieron y varias decenas resultaron heridos.

Sonia Reyes tiene la esperanza de que el miércoles ya no haya incendio: "Es desesperante. Desde el domingo vivo con la esperanza de que se va a apagar, pero amanece y ahí está".

Una decisión totalmente diferente tomó la tarde del martes el Distrito Escolar Independiente de Pasadena al notificar en su página web la cancelación de las clases para este miércoles, aludiendo la información más actualizada de funcionarios de la ciudad y del condado, personal de manejo de emergencias y otras agencias estatales según la cual " los vientos y el clima pueden afectar la calidad del aire en el área de Pasadena a un nivel insalubre".

El distrito, vecino de Deer Park, enfatizó que las clases solo han sido suspendidas el miércoles, pero si el incidente se extiende en el tiempo notificará en su página web y a través de llamadas telefónicas si continúa la cancelación de actividades escolares.


Publicidad