null: nullpx
Represa de agua

Muere el sacerdote y activista Daniel Berrigan

El sacerdote católico murió a los 94 años en un dispensario jesuita de la universidad de Fordham
1 May 2016 – 10:04 PM EDT

Daniel Berrigan, sacerdote católico y opositor de la guerra de Vietnam, murió el sábado en la ciudad de Nueva York a los 94 años.

Michael Benigno, un portavoz de Jesuits USA Northeast Province, dijo que Berrigan murió en un dispensario jesuita de la Universidad Fordham.

Activista a favor de la paz, Berrigan llegó a ser encarcelado por quemar documentos en una protesta en mayo de 1968 contra la guerra de Vietnam. Junto con su hermano menor, el Rev. Philip Berrigan, emergieron como líderes del movimiento contra la guerra radical en la década de 1960.

Los Catonsville Nine, como llegaron a ser conocidos, fueron condenados por cargos federales acusados de haber destruido propiedad federal y de haber violado la Ley de Servicio Selectivo de 1967. Todos fueron sentenciados el 9 de noviembre de 1968 a entre dos y tres años y medio de prisión.

Berrigan creció en Syracuse, Nueva York, con sus padres y cinco hermanos. Se unió a la Compañía de Jesús después de la secundaria y enseñó a la escuela preparatoria en Nueva Jersey antes de ser ordenado sacerdote en 1952.

Siendo un seminarista, Berrigan escribió poesía. Su trabajo atrajo la atención de un editor de la editorial Macmillan quien envió su material a la poetisa Marianne Moore. Su visto bueno motivó la publicación del primer libro de poesía de Berrigan, "Time Without Number", el cual ganó el Premio Lamont de Poesía en 1957.

Los hermanos Berrigan fueron enviados a una prisión federal en Danbury, Connecticut. Daniel Berrigan fue liberado en 1972 luego de permanecer cerca de dos años tras las rejas. Su hermano cumplió una condena de aproximadamente 2,5 años de prisión.

Los hermanos se mantuvieron activos en el movimiento pacifista mucho después de Catonsville. Juntos, iniciaron el Movimiento Rejas de Arado, una campaña contra las armas nucleares en 1980. Ambos fueron arrestados ese año después de irrumpir en las instalaciones para misiles nucleares de General Electric en King of Prussia, Pennsylvania, y causar daños en las puntas de ojivas nucleares.

Philip Berrigan falleció de cáncer el 6 de diciembre de 2002 a los 79 años.

RELACIONADOS:Represa de agua
Publicidad