null: nullpx
Abuso Infantil

Con un cartel escondido, una mesera de Florida salva a un niño víctima de abusos y torturas

Los hechos ocurrieron en un restaurante de Orlando, Florida, el pasado 1 de enero. La mesera notó marcas de golpes y violencia en el menor y decidió no quedarse de brazos cruzados.
15 Ene 2021 – 04:32 AM EST
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

Una mesera de un restaurante de Orlando, Florida, denunció abusos contra un niño de 11 años tras lograr que el menor, que estaba sentado a la mesa con sus padres y su hermana, le respondiera con una señal secreta que necesitaba ayuda, informó EFE.

La policía de Orlando acudió al lugar e inició una investigación que terminó con el arresto de los adultos y la retirada de la custodia sobre los dos menores.

Estos hechos tuvieron lugar el pasado 1 de enero en el restaurante Mrs. Potato, cuando dos adultos y dos niños se sentaron a una mesa, atendida por Flavine Carvalho, que al ir a tomarles nota se fijó en que el niño tenía moretones y golpes en los brazos y el rostro. El pequeño lucía temeroso y el hombre no ordenó ninguna comida para él, así que Carvalho se dio cuenta de que algo ocurría y que debía interceder.

La mujer decidió escribir un cartel preguntándole al niño si necesitaba ayuda. "Do you need help? OK", se leía en el papel, que le mostró al niño por detrás del padrastro, para que el hombre no pudiera verla.

El menor primeramente negó con la cabeza, pero se quedó mirándola fijamente, hasta que la mujer volvió a preguntarle con otra nota lo mismo y la segunda vez el niño asintió.

La mesera no dudó entonces en pedir ayuda al 911 y en una conversación de cinco minutos con el agente que respondió a su llamada, le contó lo que acababa de ocurrir en el restaurante. El agente decidió enviar una patrulla al lugar para investigar el caso.

De esta forma, cuando la policía intercedió, el niño le contó a la policía de Orlando todo lo que ocurría en su familia y los repetidos incidentes de maltrato y torturas a los que era sometido, como ser atado con correas en el cuello y los tobillos, colgarlo boca abajo de una puerta, golpearlo con una escoba, esposarlo o atarlo a una plataforma rodante, reportó EFE.

"Decir abuso es decir algo ligero, fue una tortura lo que este niño ha pasado", declaró el detective Erin Lawler. "El niño tenía todo tipo de hematomas en diferentes etapas, no fue un incidente aislado. Fueron abusos y torturas continuados", precisó.


La madre y el padrastro del menor fueron arrestados y acusados de abuso agravado de menores y negligencia infantil.

La Policía de Orlando alabó la valentía y perseverancia de la mesera a la hora de asistir a un niño desconocido. "Estamos orgullosos de que alguien como ella viva y trabaje en nuestra comunidad", informó el cuerpo.

Tanto el niño como su hermanita de 4 años, que no mostraba huellas de maltrato, fueron retirados de la custodia de ambos adultos y en estos momentos se encuentran "muy bien y muy felices", según informaron las autoridades, citadas por la agencia EFE.

Mira también:

Loading
Cargando galería
Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:Abuso InfantilMaltratoFloridaNiñosAbusos

Más contenido de tu interés