Jefa de policía de Minneapolis renuncia por caso de australiana baleada tras llamar al 911

El sábado pasado, Justine Damond escuchó ruidos en el callejón detrás de su casa. Reportó el incidente a la policía, pero al llegar la patrulla ella fue baleada. El incidente no quedó registrado porque los oficiales tenían las cámaras corporales apagadas.
22 Jul 2017 – 8:30 PM EDT

La jefa de policía de Minneapolis, Janee Harteau, renunció este viernes tras la muerte de Justine Damond, una mujer australiana que pidió ayuda al 911 y terminó baleada fatalmente por un oficial de su departamento.

Damond, quien era maestra de yoga, fue baleada el pasado sábado en la noche tras llamar al 911 para reportar un posible asalto en un callejón situado detrás de su casa. En un confuso incidente, la mujer fue baleada por uno de los agentes, aunque no estaba armada. Los oficiales involucrados no tenían sus cámaras corporales encendidas en el momento del disparo.

En una declaración, la jefa Harteau aseguró este viernes que "la tragedia del sábado, junto a otros incidentes recientes" le habían hecho reflexionar y tomar la decisión de dimitir.

"He decidido que estoy dispuesta a dar un paso al costado para permitir que un nuevo grupo de líderes vea qué más se puede hacer para que el MPD sea lo mejor que puede ser", explicó anuncio en la página de Facebook del Departamento de Policía de Minneapolis.

La renuncia llega a casi una semana del incidente porque Harteau estaba fuera de la ciudad por asuntos personales, detalla la agencia AP, que además reportó que la dimisión fue pedida por la alcaldesa de Minneapolis, Betsy Hodges.

Damond, cuyo nombre de nacimiento era Justine Ruszczyk, tenía 40 años de edad.


Un agónico castigo final: 20 ejecuciones fallidas en cárceles de EEUU

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:Sucesos
Publicidad