"Este tipo me salvó la vida": un amigo evita que un oso mate a un ciclista

James Fredrick y Alex Ippoliti iban por un camino en sus bicicletas por Alaska cuando una osa atacó al primero, pero gracias a una rápida intervención pudieron salvarse.
27 Jun 2017 – 9:59 AM EDT

James Fredrick aún se recupera en el hospital, pero su vida ya no corre peligro. Las heridas y magulladuras que tiene se las hizo el sábado cuando un enorme oso pardo lo atacó mientras iba en la bicicleta con su amigo Alex Ippoliti.

Ambos se habían conocido hace poco más de un mes gracias a un equipo amateur de ciclistas y desde entonces se reunían para recorrer caminos. Este sábado decidieron salir en la mañana con sus bicis y, cuando se encontraban cerca de la una base militar en Anchorage, Alaska, escucharon unos crujidos provenientes del bosque. Los dos continuaron su paseo, pero de repente, un oso salió de la maleza y se dirigió hacia Fredrick.

"Salió de repente y lo empujó de su bicicleta", dijo Ippoliti a ABC News. Cuando vio lo que estaba ocurriendo, este miembro de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos, reaccionó con rapidez para poder salvarle la vida a su amigo.


"Cuando lo tiró al suelo, se volvió hacia mí y pude echarle un spray", añadió explicando que gracias a ello el oso huyó hacia la maleza de donde había salido e Ippoliti pudo llamar urgentemente al teléfono de emergencias.

Sin embargo, hasta que llegó la ayuda, el amigo se quedó al lado de Fredrick tratando de taponar las heridas para evitar que continuara sangrando. Una vez en el hospital, Fredrick publicó una foto en su cuenta de Facebook en la que se le ve en una camilla tras ser tratado por los médicos. "Este tipo me salvó la vida", puso junto a la imagen.

Esta es la primera vez que los ciclistas han tenido un encuentro con un oso. La razón, según cree Ippoliti, puede ser el osezno que vio después de defenderse. La madre pudo sentirse en peligro y trató de defender a su cría. Por eso, en cuanto pudieron, se alejaron lo más posible de esa zona hasta que, cuando se desplazaron un cuarto de milla, dejaron de escuchar al animal.

Los dos ciclistas iban preparados por si encontraban algún animal peligroso, pero la rápida reacción de Ippoliti fue crucial, según su amigo, para salvarle la vida.

"Se veía perfectamente en el camino de grava por el que íbamos (...) No vimos a la osa hasta que nos atacó. Tenía el espray en una bolsa en mi bicicleta y fue fácil, afortunadamente, reaccionar", explicó Ippoliti.

Pese al inesperado encuentro, que casi le cuesta la vida a su amigo, Ippoliti decidió volver a salir con su bicicleta al día siguiente. Esta vez con su hijo. Y, según explicó, su hijo y otros ciclistas tuvieron un encuentro con un oso negro, aunque en esta ocasión nadie resultó herido.

Por su parte, James Fredrick continúa en el hospital y tendrá que esperar aún un tiempo para volver a los caminos con su bici.

12 fotografías de la naturaleza como nunca la habías visto

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:SucesosEEUU
Publicidad