null: nullpx
Represa de agua

Aaron Hernández estaba "contento, lo que no era común" días antes de su suicidio, según reporte de la cárcel

Según entrevistas hechas a otros presos, el exjugador de la NFL lució alegre e incluso habló sobre su deseo de volver a jugar en los días previos a su suicidio. Tampoco se halló rastros de drogas en su sangre, detalló un informe de la cárcel de Massachusetts donde cumplía cadena perpetua.
5 May 2017 – 2:25 PM EDT

El exjugador de la NFL Aaron Hernández lució 'positivo y hasta contento, lo que no era común en él" en los días previos a su suicidio, precisó un reporte de la cárcel de Massachusetts donde cumplía cadena perpetua.

Hernández, que había sido condenado a vida en prisión por un asesinato perpetrado en 2013, fue encontrado muerto dentro de su celda apenas cinco días después de haber sido absuelto por otro caso: un doble homicidio frente a un club nocturno en Boston en 2012.

La autopsia no reveló rastros de drogas en el cuerpo del exjugador de los New Enlglad Patriots, agregó el informe carcelario según la agencia AP.

Un preso que según el reporte era cercano a Hernández dijo que le sorprendió la noticia de su muerte, pues la resolución de este segundo juicio en el que fue absuelto aparentemente lo había alentado. "Desde el veredicto del viernes (14 de abril) había hablado sobre la NFL y sobre volver a jugar aunque no fuese con los Patriots", dijo el reo de acuerdo con el reporte.

"Habló de su hija y de pasar tiempo con ella. No hubo señal alguna de que haría algo como eso", agregó.

El deportista de origen puertorriqueño fue hallado muerto en su celda de la prisión de Souza Baranowski, en Shirley, Massachusetts, poco después de las 3:00 de la madrugada, indicó el Departamento de Correccionales de ese estado.

Se había colgado con una sábana que ató a la ventana.

Un pasaje bíblico en sangre


Un reporte policial revelado este jueves aseguró que Hernández había escrito en su frente con tinta "John 3:16", un pasaje bíblico. También lo había escrito con sangre en una de las paredes de la celda. Uno de sus dedos tenía un corte y uno de sus pies tenía una marca de sangre circular. Cerca de su cuerpo se halló una Biblia abierta con ese pasaje marcado con sangre.

La defensa del exjugador de 27 años coincidió en que no había mostrado señales de un posible suicidio y acusó a funcionarios estatales de filtrar a la prensa extractos del informe.

"El comportamiento poco profesional de quienes se espera sean imparciales y tengan una conducta profesional en torno a la investigación sobre la muerte Aaron ha generado una gran preocupación sobre la validez y exhaustividad de la misma", dijeron los abogados en un comunicado.

Hernández cumplía cadena perpetua por el asesinato de Odin Lloyd en junio de 2013, un jardinero y jugador de fútbol americano semiprofesional que salía con la hermana de la prometida de Hernández, Shayanna Jenkins. Lloyd apareció muerto con varias heridas de bala que fueron disparadas con un arma similar a la que Hernández poseía. Sus abogados habían solicitado un nuevo juicio.

Su condena en 2015 por el asesinato de Odin acabó con una prometedora carrera deportiva en la que ya había logrado un contrato por 40 millones de dólares.

Ve también:

Famosos envueltos en crímenes

Loading
Cargando galería
Publicidad