null: nullpx
Abortos

Sentencian a un año de cárcel a reconocida periodista por practicarse un aborto

Ocurrió este lunes en Marruecos: Hajar Raissouni, de 28 años, fue sentenciada en una corte de la capital Rabat. La periodista del diario Akhbar Al-Yaoum fue acusada de violar el artículo 490 del Código Penal que castiga las relaciones sexuales fuera del matrimonio, en un país que también criminaliza –en contra de lo que indica la Organización Mundial de la Salud– la práctica de todos los abortos, con la única excepción de que la vida de la madre esté en peligro.
30 Sep 2019 – 4:41 PM EDT

La periodista marroquí Hajar Raissouni fue sentenciada este lunes en una corte de Rabat a un año de prisión por supuestamente haberse practicado lo que en ese país se considera como "un aborto ilegal" y sostener relaciones sin estar casada legalmente. Ella, mientras tanto, niega que haya sido así.

Su ginecólogo fue sentenciado a dos años de cárcel, su prometido también a un año de prisión, mientras que al anestesiólogo se le suspendió su licencia para operar durante un año.

Sus abogados ahora piden un apelación, pues insisten en que no es cierto que se practicó un aborto: "El juicio no tiene fundamento, las acusaciones no tienen base", aseguró el abogado de la defensa Abdelmoula El Marouri, tras el veredicto.


La periodista del diario Akhbar Al-Yaoum fue acusada de violar el artículo 490 del Código Penal que castiga las relaciones sexuales fuera del matrimonio, en un país que también criminaliza –en contra de lo que indica la Organización Mundial de la Salud– la práctica de todos los abortos, con la única excepción de que la vida de la madre esté en peligro.

Raissouni proviene de una familia de disidentes. Se casó en una ceremonia religiosa pero no legal con su pareja, el sudanés Rifaat al-Amin. Aún estaban a la espera de que esta última se realizara.

Meriem Moulay Rachid, la abogada del ginecólogo convicto dijo: "El sistema judicial ha dado su palabra, pero apelaremos". Familiares de Raissouni también le aseguraron a la agencia AFP que apelarán la decisión.

"Un juicio político"

Raissouni fue arrestada el 31 de agosto mientras salía de una clínica en Rabat. Durante el juicio, negó haberse sometido a un procedimiento. Según ella, fue ingresada por sangrado interno, un testimonio respaldado por su médico.

La periodista denunció "un juicio político" diciendo que había sido interrogada por la policía sobre su familia –incluyendo un tío que que escribe una columna muy leída en un diario fundamentalista– y sobre sus propios artículos.

La fiscalía, por su parte, insistió en que mostraba signos de embarazo y se sometió "a un aborto tardío y voluntario" y que su detención no estaba relacionada de ninguna manera con su profesión de periodista.

El caso ha generado un debate en Marruecos, sobre las decisiones personales y también sobre el tratamiento de figuras críticas.

Reporteros sin Fronteras se pronunció sobre el caso diciendo que se trata de otro ejemplo de cómo "las autoridades se entromenten en las vidas privadas de los periodistas y usan información personal, con fines de difamación".

El año pasado, Marruecos enjuició a miles de personas por tener sexo fuera del matrimonio, a 170 personas por ser gays, y al menos a otras 73 por ponerles fin a embarazos no deseados.


En fotos: ellos defienden el derecho a decidir y alertan sobre los peligros de criminalizar el aborto en Alabama

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:AbortosSalud y MujerEmbarazoPartoMundo
Publicidad