null: nullpx
Alzheimer

Sale a la venta la primera prueba de sangre que ayuda a detectar el Alzheimer

Un laboratorio de San Luis, Missouri, acaba de comenzar a vender el primer análisis de sangre que puede ayudar a diagnosticar la enfermedad de Alzheimer. La prueba, que todavía no ha sido aprobada por la FDA, podría facilitar que las personas sepan si tienen demencia, pero también genera preocupación debido a la falta de información sobre su precisión.
1 Dic 2020 – 09:12 AM EST
Comparte
Cargando Video...

Los resultados de los estudios en torno a esta prueba, que la empresa C2N Diagnostics vende bajo reglas más generales para laboratorios comerciales, todavía no se han hecho públicos, lo cual provoca recelos entre los expertos.

La prueba podría haberle ahorrado a Tammy Maida una década de viajes inútiles a los médicos que atribuyeron sus síntomas a la depresión, la ansiedad o la menopausia antes de que un escáner cerebral de 5,000 dólares finalmente mostrara que tenía Alzheimer el año pasado.

“Ahora tengo una respuesta”, dijo la exenfermera de 63 años de San José, California, a AP. Si hubiera estado disponible un análisis de sangre, "podría haber tenido miedo de los resultados", pero habría "saltado sobre eso" para averiguarlo, dijo.

Más de 5 millones de personas en EEUU tienen Alzheimer, la forma más común de demencia. Para ser diagnosticados, las personas deben padecer síntomas como pérdida de memoria. Además, se comprueba la acumulación de una proteína llamada beta-amiloide en el cerebro.

Actualmente no existe cura para el Alzheimer y los expertos consideran que muchos tratamientos han fallado en ensayos clínicos justamente porque los pacientes presentan demasiado daño cerebral al momento de comenzar a probar nuevas terapias.


El análisis de sangre de este laboratorio de San Luis, Missouri, tiene como objetivo llenar ese vacío. Los fundadores de la empresa incluyen a los doctores David Holtzman y Randall Bateman, de la Facultad de Medicina de la Universidad de Washington, quienes dirigieron la investigación que condujo a la prueba.

Resultados en 10 días

El test, no obstante, no está destinado a la detección general ni a personas sin síntomas. Está pensado para personas de 60 años o más con problemas cognitivos y que estén siendo evaluadas para detectar la enfermedad de Alzheimer. No está cubierto por el seguro ni por Medicare: la compañía cobra 1,250 dólares y ofrece descuentos basados en ingresos. Solo los médicos pueden solicitar la prueba y los resultados se obtienen en un margen de 10 días. Se vende en casi todos los estados de EEUU y acaba de ser autorizado para la venta en Europa.

La mejor manera ahora de medir la proteína es un escaneo cerebral PET costoso que generalmente no está cubierto por el seguro. Eso significa que la mayoría de las personas no tienen acceso y se preguntan si sus problemas se deben al envejecimiento normal, al Alzheimer o a algo más.

El test mide dos tipos de partículas amiloides más varias formas de una proteína que revelan si alguien tiene un gen que aumenta el riesgo de contraer la enfermedad. Estos factores se combinan en una fórmula que incluye la edad, y los pacientes reciben una puntuación que sugiere una probabilidad baja, media o alta de tener acumulación de amiloide en el cerebro.

Si la prueba los coloca en la categoría baja, "es una razón de peso para buscar otras cosas" además del Alzheimer, dijo Bateman. "Hay miles de cosas que pueden conducir al deterioro cognitivo", desde deficiencias de vitaminas hasta medicamentos, dijo Holtzman. "No creo que esto sea diferente a las pruebas que hacemos ahora", excepto que se trata de un análisis de sangre en lugar de un escáner cerebral, dijo. "Y esos tampoco son 100% precisos".

Faltan datos sobre la prueba

¿Es exacto? La compañía no ha publicado ningún dato sobre la precisión de la prueba, aunque los médicos han publicado sobre la investigación de amiloide que condujo a la prueba. Los materiales promocionales de la empresa citan los resultados que comparan la prueba con los escáneres cerebrales PET, el estándar más fiable en la actualidad actual, en 686 personas de 60 a 91 años con deterioro cognitivo o demencia.

Braunstein dijo que la compañía buscará la aprobación de la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA) y la agencia le ha otorgado una designación que puede acelerar la revisión. El experto dijo que se publicarían los resultados del estudio y defendió la decisión de comenzar a vender la prueba ahora.


"¿Deberíamos retener esa tecnología cuando podría tener un gran impacto en la atención al paciente?", se preguntaba Eliezer Masliah, jefe de neurociencia del Instituto Nacional sobre el Envejecimiento de EEUU. Masliah señaló que el gobierno financió parte del trabajo que condujo a la prueba, así como a otros tipos de análisis de sangre.

"Sería cauteloso al interpretar cualquiera de estas cosas", dijo sobre las afirmaciones de la empresa. "Estamos animados, estamos interesados, estamos financiando este trabajo pero queremos ver resultados".

Heather Snyder, de la Asociación de Alzheimer, dijo que no respaldará una prueba sin la aprobación de la FDA. La prueba también debe estudiarse en poblaciones más grandes y diversas. "No está muy claro qué tan precisos o generalizables son los resultados", dijo.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés