null: nullpx
Cáncer

Por una vieja ley una maestra con cáncer tiene que pagarle el sueldo a su sustituto

El caso de esta profesora en San Francisco ha llamado la atención en todo el país y hasta de algunos legisladores estatales que no conocían bien el Código de Educación de California. La maestra de segundo grado padece de cáncer de seno y está obligada por ley a cubrir el salario de quien la reemplace durante su licencia por enfermedad. Los padres de familia, quienes critican la controversial norma, se unieron para ayudarla.
10 May 2019 – 5:31 PM EDT

No es una ley nueva, ni es noticia que en California los maestros tengan que pagar por sus sustitutos cuando exceden los 10 días que tienen para ausentarse por enfermedad. Sin embargo, para muchos el caso de una profesora de San Francisco está prácticamente descubriéndoles esta polémica norma del Código de Educación estatal.

Una maestra de segundo grado en la escuela primaria Glen Park, quien ha pedido a los medios no ser identificada y que lucha contra un cáncer de seno, se ha visto obligada a cubrir los pagos de su propio sustituto, lo que significa que de su cheque le quitan unos 200 dólares al día.

Los profesores del Distrito Escolar Unificado de San Francisco tienen 10 días de enfermedad al año, más otros 100 de licencia médica extendida, pero ya en ese periodo extra son los mismos maestros quienes tienen que pagar su reemplazo.

Cuando los padres de familia se enteraron de que esta era la situación para una docente que lleva 17 años enseñándole a los niños, no podían creer que ella no solo estaba pasando por lo duro de los tratamientos para combatir un cáncer, sino que su capacidad financiera se iba a ver afectada de esa manera.

"Los padres y madres están furiosos y no pueden creer que esto ocurra", dijo al diario San Francisco Chronicle Amanda Fried, quien tiene una hija en preescolar y otra en tercer grado. "Tiene que haber algún error".

Pero no se trata de ningún un error. La obligación de esta mujer de pagar su suplente mientras lucha contra el cáncer está de acuerdo con una ley estatal que afecta a otros muchos docentes en el estado y desde hace décadas.

Los docentes en las escuelas públicas de California no contribuyen al fondo estatal de seguro por incapacidad y, por lo tanto, no reciben los beneficios del programa. Es por eso que en 1976 la legislatura y el gobierno estatal incorporaron al Código de Educación la estipulación de que los maestros pueden tomar licencia por enfermedad o lesiones por hasta cinco meses con la deducción del costo de un docente suplente.

La ley permite que los distritos escolares descuenten del sueldo del docente enfermo el pago para un suplente, aún si no se ha contratado uno.

Y esa suplencia no es barata. Una vez que un docente ha usado los 10 días anuales de licencia por enfermedad, empezará a tener el descuento por un suplente a un costo que va desde 174.66 dólares hasta 240.26 dólares por día.

Pero en una época en la que a los maestros ya se les dificulta pagar sus viviendas en la costosa Área de la Bahía, la situación se complica. Por eso varias familias decidieron hacer algo al respecto y a través de una cuenta en GoFundMe recolectaron más de 13,000 dólares para ayudar a cubrir el costo del sustituto.

"Yo solo me siento triste por lo que escuché, ella es una muy buena maestra y me siento triste de lo que le está pasando", dijo el padre de familia Narciso Florez este miércoles a la cadena NBC del Área de la Bahía. "Nuestra escuela está uniendo esfuerzos para ayudarla y hacerla sentir que no está sola".

De acuerdo con la página por su causa en GoFundMe, la campaña fue creada porque "ella ha educado a nuestros hijos y ahora es nuestro momento de cuidarla".

"Su dedicación y amor por sus estudiantes" sobresale y lo sigue demostrando aún en la enfermedad, según la web. "A pocos días después de su cirugía se tomó el tiempo de escribir 22 notas completamente personalizadas a los estudiantes de la clase agradeciéndoles por su apoyo, diciéndoles que los extrañaba mucho y motivándolos a continuar trabajando duro".

Los organizadores de la campaña, que ya no está recibiendo más donaciones después de haber logrado la meta de los $10,000 que se proponía, compartieron un mensaje de agradecimiento de la profesora: "Mi familia y yo estamos verdaderamente agradecidos por este regalo. Mi corazón se anima y me da mucha fuerza saber que tantas personas se preocupan por mí y mi familia".

También se espera que la maestra pueda hacer uso de una ayuda que tienen los profesores a través de un banco o bolsa de días por enfermedad, que en su gremio de docentes donan los que no han usado sus días y quedan disponibles para los que lo necesiten por una enfermedad grave que requiera de un periodo de ausencia más largo.

Y más aún, es un tema que sin duda los sindicatos de maestros y legisladores del estado después de conocer este caso revisarán.

Susan Solomon, presidenta de Educadores Unidos de San Francisco, dijo a NBC que el gremio planteará este asunto durante la próxima ronda de negociaciones de un convenio colectivo.

Por su parte, la senadora demócrata por Los Ángeles y jefe del comité de educación, Connie Leyva, ha dicho que tendrán que considerarse cambios en esta ley.

"Yo creo que los tiempos han cambiado y es nuestro trabajo cambiar con los tiempos", aseguró Leyva.

En fotos: las pancartas más ingeniosas de la huelga de maestros en Oakland

Loading
Cargando galería
Publicidad