null: nullpx
Salud Infantil

Más de 30 bebés han muerto por esta silla de Fisher Price, ahora la empresa anuncia el retiro de 4.7 millones de ellas

La Comisión para la Seguridad de los Productos de Consumo de Estados Unidos y el fabricante Fisher Price tomaron la decisión de retirar todas las sillas Rock 'n Play Sleepers después de confirmar que el producto ha ocasionado la muerte de más de 30 bebés en 10 años. Países como Australia nunca autorizaron su venta.
12 Abr 2019 – 6:36 PM EDT

En la madrugada de un 19 de octubre de 2013, una madre en Hidalgo County, Texas, puso a su bebita de dos meses en la Rock'N Play Sleeper de Fisher Price. A las pocas horas, la bebé falleció por asfixia posicional (inhabilidad de respirar debido a la posición). Es solo una de las 32 muertes que, según una investigación realizada por Consumer Reports, ha estado asociada a la popular silla para dormir bebés de Fisher Price –desde su lanzamiento al mercado en 2009– y que provocó que este viernes se anunciara el retiro de todas las sillas de esta marca: alrededor de 4.7 millones.

La Comisión para la Seguridad de los Productos de Consumo de Estados Unidos (CPSP, por sus siglas en inglés) y el fabricante Fisher Price anunciaron el retiro de todas las sillas Rock 'n Play Sleepers después de confirmar que el producto ha ocasionado la muerte de más de 30 bebés en 10 años.

"Urjo a los padres dejar de usar este producto de inmediato y contactar a Fisher Price para un reembolso o voucher", dijo Ann Marie Buerkle, presidenta interina de la CPSP. Por su parte, Chuck Scothon, gerente general de Fisher Price, aseguró que la compañía consideró que el retiro era "el mejor curso de acción" y dijo que la seguridad de sus productos continuará siendo lo más importante de su misión.

Hace unos días la CPSP y el fabricante ya habían emitido una alerta instando a los consumidores a dejar de usar el producto cuando el bebé cumpliera 3 meses de edad o fuera capaz de darse la vuelta. Hacían referencia a 10 muertes en las que los padres no habían amarrado bien a sus hijos o en las que estos superaban la edad recomendada de uso del producto.


Pero la Academia Estadounidense de Pediatría condenó la alerta diciendo que se había “quedado corta” e instaron a las autoridades a retirar por completo el producto del mercado pues, tal y como reveló el informe de Consumer Reports, se han registrado casos de decesos en los que no hubo un uso equivocado del producto que, por demás, contraría las recomendaciones de esta institución para un sueño seguro: el bebé debe dormir solo, de espaldas, sobre una superficie completamente plana sin bumpers o cobijas.

“Cuando los padres compran un producto para su hijo, muchos asumen que si se vende en una tienda, debe ser porque es seguro usarlo. Trágicamente ese no es el caso. Hay evidencia convincente de que la superficie inclinada del Rock'N Play Sleeper pone en riesgo la vida de los bebés y el CPSC debe tomar acciones inmediatas para removerlo de los anaqueles y prevenir más tragedias”, declaró el presidente de la AAP, Kyle Yasuda.

Esto es justamente lo que ocurrió este viernes.

Otras agencias regulatorias en el mundo habían tenido reservas con la Rock’n Play Sleeper. En 2011, las autoridades australianas prohibieron su venta. En Canadá el producto está disponible pero no se clasifica como “sleeper”, sino como “soother” (calmante) y se mercadea como Rock’n Play Soothing Seat.

Lo que debes saber


  • Solito en una superficie completamente plana y firme. La Academia Estadounidense de Pediatría recomienda que los bebés duerman solos solamente en superficies completamente planas y firmes, boca arriba y sin mantas, almohadas o bumpers. Se opone al colecho porque la práctica aumenta el riesgo de Síndrome de Muerte Súbita del Lactante (SIDS por sus siglas en inglés) por sofocación, pero sí recomienda que el bebé duerma en el mismo cuarto que los padres (en camas separadas) durante al menos los primeros 6 meses de vida. Esto reduce el riesgo de SIDS a la mitad.

¿Por qué necesariamente la superficie tiene que ser plana? Así lo explica Rachel Peachman, autora de la investigación de Consumer Reports. “Si la cabeza del bebé se va hacia adelante o el lado eso puede comprimir la tráquea y limitar la cantidad de oxígeno que recibe”.

  • Ni siquiera en casos de reflujo. Muchas personas creen que dormir en una superficie inclinada ayuda a los bebés con reflujo e incluso hay pediatras que lo recomiendan, pero Rachel Moon, jefa de la Task Force especializada en SIDS de la AAP, aclara a Univision Noticias que “no hay ninguna evidencia de que la elevación de la cabeza ayude con el reflujo; por el contrario, hay evidencia de que poner a los bebés en sillas como la rock and sleep o en el car seat aumenta el reflujo”.
  • Car seat o coche solo por un tiempo limitado. La AAP no recomienda que los bebés duerman en car seats, coches u otros productos distintos a una cuna que requieren que se amarre al bebé porque conllevan el riesgo de que el bebé se dé la vuelta y termine en una posición poco segura que puede terminar en sofocación o estrangulamiento. Si el bebé se queda dormido en uno de estos dispositivos, debe ser transferido a su cuna tan pronto como sea posible y práctico. Nunca lo dejes sin supervisión o a dormir la noche completa en ellos.
  • Cuidado con otros productos que prometen un "sueño seguro del bebé". La AAP indica que no hay suficiente evidencia para recomendar o prohibir el uso de dispositivos creados para que el colecho sea “seguro”. No hay regulaciones de la CPSC para los productos para el colecho que se ponen dentro de la cama, pero sí para aquellas cunas que se colocan junto a la cama de los padres. Los sofás y mecedoras son extremadamente peligrosos para los infantes y aumentan el riesgo de SIDS. La recomendación general es abstenerse de comprar productos que contraríen las recomendaciones de la AAP: superficie firme, plana y sin mantas, almohadas o bumpers.
  • Cuidado con la técnica del ‘swaddle’. La práctica de enrollar al bebé en una manta que restringe su movimiento para calmarlo debe seguirse con todas las indicaciones de seguridad y detenerse tan pronto como el bebé aprenda a darse la vuelta alrededor de las 8 semanas. Después de eso se puede usar un 'sleep sack', para abrigarlo si es necesario. Nunca dejes cobijas o almohadas en la cuna.

Las muertes accidentales de bebés mientras duermen aumentaron, pero pueden prevenirse: explicamos cómo

Loading
Cargando galería


Publicidad