null: nullpx

Los doctores pensaban que era alergia, pero era "fluido cerebral que le salía por la nariz"

Kandra Jackson tuvo un accidente en 2013 y desde entonces siempre llevaba pañuelos debido a que el líquido era constante. Un equipo médico descubrió que tenía una apertura entre el cerebro y los orificios nasales.
7 May 2018 – 06:47 PM EDT
Comparte
Kendra Jackson (i), junto a una de las doctoras que ha seguido su caso. Crédito: Facebook: Nebraska Machine

Durante años, luego de que tuviera un accidente en 2013, Kandra Jackson ha tenido que lidiar con los problemas de que por su nariz le saliera líquido.

Todos los doctores que visitó le dijeron que era debido a una alergia, por lo que se resignó a tener que llevar siempre consigo un paquete de pañuelos para poder limpiarse.

Ese líquido era "continuo" y hasta como "una catarata", según explicó la misma Jackson a la televisión KETV. Pero esa no fue la única secuela que le quedó: también sufría de dolores de cabeza constantes que no la dejaban dormir. "Me sentía como un zombi", añadió.

Durante estos cinco años ha visitado numerosos especialistas para tratar de poner fin a ese molesto problema. Siempre obtuvo la misma respuesta, pero ella estaba segura que había algo más.

Recientemente, un equipo de doctores del centro médico Nebraska Medicine encontró realmente el origen de ese continuo líquido: era "fluido cerebral que le salía por la nariz", según explicó el centro en un post en su cuenta de Facebook.


Los doctores le dijeron, según KETV, que aproximadamente un cuarto de pinta de líquido de su cerebro. La doctora Christie Barnes explicó que la mujer fue operada, aunque no requirió métodos invasivos. Gracias a las técnicas actuales, los médicos pudieron utilizar cámaras a través de su nariz "e instrumentos especiales para ir donde debíamos llegar".

El problema estaba en una pequeña apertura entre el cráneo y los orificios nasales. Los doctores utilizaron parte de su tejido graso para bloquearla.

Cargando Video...
Este menor abre los ojos inesperadamente después de que sus padres deciden donar sus órganos


Tras la intervención, la situación de la mujer mejoró y ahora solo debe volver al hospital para visitas de revisión en las que se le tomará la presión en la cabeza, pero el equipo médico cree que se recuperará sin problema.

"Ya no tengo que llevar pañuelos todo el tiempo", subrayó y recalcó que ya duerme con menos problemas.

Loading
Cargando galería
Comparte
RELACIONADOS:SaludEstados Unidos

Más contenido de tu interés