Joven boricua con cáncer cerebral muere sin lograr su meta: que se aprobaran leyes que permitieran la muerte asistida en el país

Miguel Carrasquillo, de 35 años, fue diagnosticado con un tumor cerebral que se propagó por su cuerpo. Para su madre Nilsa Centeno, la única opción que tenía su hijo era acostarse a dormir y no despertar, pero en Puerto Rico no ha sido aprobada la muerte asistida.
29 May 2016 – 12:09 PM EDT

En medio de los dolores que sufría diariamente desde que hace cuatro años, cuando le fue diagnosticado un cáncer cerebral, el puertorriqueño Miguel Carrasquillo solo quería contar con el dinero para poder mudarse de Puerto Rico a un estado donde haya sido aprobada la muerte asistida. El fin de semana falleció en la isla.

"Estoy listo (para morir) desde hace un par de meses. Lo que me aguanta es lo económico, porque no contamos con el dinero para mudarnos a otro estado", contó Carrasquillo, quien supo del tumor que se había propagado por su cuerpo tras sufrir un fuerte dolor de cabeza durante unas vacaciones, a Jorge Ramos para el programa Al Punto.

"Cuánto daría por tener ese dinero", agregó sentado junto a su madre, Nilsa Centeno.

Actualmente, apenas cinco estados han dado su visto bueno a la ayuda médica para morir: Oregon, Washington, Montana, Vermont y California, donde una nueva ley entrará en vigor el 9 de junio.

La historia de Carrasquillo recuerda a la de la joven Brittany Maynard, cuya muerte desató un debate sobre la legalización de la muerte asistida en Estados Unidos. Maynard debió mudarse de California a Oregon, donde acabó con su vida el 1 de noviembre de 2014 tras haber sido diagnosticada con un cáncer cerebral.

Para la mamá de Carrasquillo, la única opción que tiene actualmente su hijo es acostarse a dormir y no despertar.

"Es fuerte porque yo lo traje al mundo. Pero él tiene esta decisión de morir dignamente, y si la tiene yo lo voy a apoyar, porque el dolor que él siente nadie lo imagina", relató.

"La única opción que nos queda es que Miguel se acueste a dormir y no despierte", reconoció Centeno, quien criticó a la Iglesia Católica por oponerse a la muerte asistida.

"La Iglesia Católica por años ha tapado tantas faltas que han cometido, y me dicen que tenga fe, cuando yo sé que se han hecho cosas, como niños que han sido violados por sacerdotes. El morir dignamente para ellos es un pecado, si ya no hay alternativas, no hay nada qué hacer", acotó.

"Hablar de esto es difícil. La gente dice que esto es un tabú. Yo no lo creo así. Sabes lo que es estar en silla de ruedas o encamado, sufiendo dolores. ¿Por qué no tener la opción como ser humano de quitarte la vida, si la vida es tuya?", concluyó.

Lea también:


Publicidad