null: nullpx
Donald Trump

Informe revela que Trump ya es obeso, pero su médico asegura que “sigue gozando de muy buena salud”

El mandatario, como alrededor del 40% de los estadounidenses, tiene ahora un problema de sobrepeso, reveló el examen físico que le realizó su médico, quien -sin embargo- lo catalogó como una persona sana. “Anticipo que así seguirá durante su presidencia y más allá”, dijo su doctor.
15 Feb 2019 – 11:31 PM EST

La falta de ejercicio y su gusto por la comida chatarra le han pasado factura al presidente Donald Trump, quien en el último año subió unas libras y ahora pesa 243, por lo cual ya es considerado una persona obesa, según los resultados del más reciente examen médico que le practicó el doctor de la Casa Blanca.

Su médico, Sean Conley, quien le practicó el examen físico, informó que el mandatario aumentó 4 libras desde el año pasado, pero subrayó que este “sigue gozando de muy buena salud y anticipo que así seguirá durante su presidencia, y más allá”.

La presión arterial de Trump (118/80) es similar a la que tenía el año pasado, mientras que su colesterol bajó de 223 a 196, revela el informe sobre la salud del ejecutivo publicado este jueves.

Trump, de 72 años, ha sido cuestionado sobre su estado de salud. Aunque no bebe alcohol ni fuma, él reconoce que su única actividad física consiste en recorrer la Casa Blanca y jugar golf, un deporte en el que se queman pocas calorías. “Yo camino, hago esto y aquello”, ha descrito su régimen de ejercicios.


En cambio, su antecesor, el atlético Barack Obama, fue fotografiado varias veces practicando una gran variedad de deportes: baloncesto, beisbol, soccer, futbol americano, ciclismo, golf, tenis y hasta pin pon.

Como Trump, alrededor del 40% de los estadounidenses son obesos y eso aumenta el riesgo de contraer enfermedades del corazón, diabetes, derrames cerebrales y algunos tipos de cáncer.

El amor del magnate republicano por la comida rápida quedó de manifiesto cuando -en medio del cierre del gobierno federal- ordenó hamburguesas, papas fritas y pizza para recibir al equipo campeón de fútbol americano colegial, Clemson Tigers.

Ese tipo de alimentación es una las causas principales del sobrepeso que enfrenta este país.

El doctor Conley dijo que se realizaron pruebas de laboratorio de rutina y que las funciones del hígado, los riñones y la tiroides de Trump son normales, al igual que sus electrolitos y su conteo sanguíneo.

“Es mi determinación que el presidente siga gozando de muy buena salud", señaló Conley, quien indicó que realizó y supervisó la evaluación médica de Trump junto con un panel de 11 especialistas.

Criticar con fotografías a Donald Trump: Las punzantes imágenes del fotógrafo de Barack Obama

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:Donald TrumpSaludPolíticaObesidad
Publicidad