Hazaña médica inédita: el 'hombre de los tres rostros' recibe un segundo trasplante facial

Luego de que su cuerpo comenzara a rechazar el rostro que le habían trasplantado inicialmente, Jerome Hamon estuvo durante dos meses como un "muerto viviente", sin poder hablar, ver o escuchar, en espera de que apareciera un donante. Ahora se encuentra en recuperación y agradece el poder volver a mirarse en el espejo.
17 Abr 2018 – 5:02 PM EDT

No uno sino dos trasplantes de rostro ha afrontado Jerome Hamon, un hombre de 43 años cuyas cirugías han pasado a formar parte de la historia médica.

Actualmente se está recuperando satisfactoriamente del segundo trasplante al que fue sometido hace tres meses, tal y como informó a AP el cirujano francés que lo operó en ambas ocasiones, Laurent Lantieri.

Hamon sufre de neurofibromatosis tipo 1, una extraña condición genética que genera severos tumores en el rostro y que lo dejó complemente desfigurado, por eso no lo pensó dos veces al someterse al primer trasplante en 2010.

Pero en 2015 su cuadró de salud empeoró por haber caído enfermo con un resfriado y tomado antibióticos que interfirieron con sus medicamentos antirechazo. En noviembre de 2017 a los médicos no les quedó otra opción sino removerle a Jerome el nuevo rostro trasplantado que ya presentaba señales de necrosis.

"Tengo 22 años de nuevo"

Hasta enero estuvo en una condición que su médico, Lantieri, describe como “un muerto viviente” en espera de que apareciera un posible donante: acostado en la camilla del hospital Georges Pompidou sin poder hablar, ver o escuchar.


Afortunadamente lo peor ya quedó atrás para el “hombre de los tres rostros”, como lo ha apodado la prensa francesa. El segundo trasplante fue exitoso y se está recuperando bien. “Ahora sabemos que un trasplante doble de rostro se puede hacer”, dijo Lantieri a la prensa, quien estuvo a cargo de ambos trasplantes.

“Si no hubiera aceptado este nuevo rostro hubiera sido terrible, es una cuestión de identidad. Pero aquí estamos. Está bien, soy yo”, declaró a AFP desde el hospital.

“Tengo 43 años y el donante tenía 22 así que tengo 22 años de nuevo”, bromeó en declaraciones a un canal de televisión.

El primer trasplante de rostro en la historia se hizo en 2005 y desde entonces ha habido unos 40 casos, pero ninguno de esos pacientes había tenido que ser sometido a dos… hasta ahora, informó la BBC.

Los trasplantes de rostro se han vuelto cada vez más frecuentes en los últimos años.

En noviembre de 2015, un socorrista de 41 años, desfigurado desde 2001 tras sufrir varias quemaduras, fue sometido al que entonces se conoció como “el trasplante de rostro más amplio y complejo practicado hasta el momento”, según lo informó el centro médico NYU Langone, en Nueva York.

En marzo de ese mismo año, un hospital español informó que había practicado exitosamente otro trasplante que consistió en la reconstrucción de la parte baja del rostro, cuello, boca, lengua y garganta de un hombre anónimo terriblemente desfigurado por una enfermedad.

En 2010, el mismo hospital practicó el primer trasplante facial total en un hombre que sufrió un accidente que lo dejó sin nariz y deformó su mandíbula y pómulos.
El primer trasplante facial parcial del mundo fue practicado por médicos franceses en 2005, a Isabelle Dinoire, una mujer de 38 años que había sido atacada por su perro.

Mientras Jérôme Hamon sigue en exhaustivo control, como sucede con cualquier paciente que recibe un trasplante, los médicos franceses parecen celebrar haber por lo pronto encontrado respuesta a una pregunta fundamental que puede marcar el éxito de la reasignación de rostros: ¿Podemos hacer y hacer otra vez una cara?

De los hitos quirúrgicos a los casos de máxima solidaridad: 2016, a través de 15 trasplantes

Loading
Cargando galería
Publicidad