null: nullpx
Abortos

Georgia promulga una estricta ley que prohíbe el aborto a las seis semanas, ¿en qué consiste?

Con la firma del gobernador este martes por la mañana, el estado sureño se convierte en uno de los estados que más restringen el procedimiento en el país, pues prohíbe el aborto tan pronto como a las seis semanas de embarazo cuando muchas mujeres ni siquiera saben que están encintas.
7 May 2019 – 01:54 PM EDT
Comparte
Cargando Video...

El gobernador de Georgia promulgó este martes la controversial ley que prohibirá la mayoría de los abortos una vez que un doctor haya detectado "un latido fetal en el vientre", algo que puede ocurre tan pronto como a las seis semanas de embarazo, es decir: antes de que muchas mujeres siquiera sepan que están esperando bebé.

El republicano Brian Kemp firmó la ley en el Capitolio estatal en Atlanta, acompañado de legisladores como el representante Ed Setzler, autor del proyecto. La firma llega después de semanas de intensas protestas contra la medida y marcará el inicio de lo que podría ser una dilatada batalla judicial. Kemp asegura estar cumpliendo su promesa de poner en marcha "la legislación más restrictiva del aborto en el país".

Bajo las leyes actuales, las mujeres en Georgia pueden pedir un aborto hasta las primeras 20 semanas de embarazo. Si esta nueva ley no es bloqueada en los tribunales, entraría en vigencia el 1 de enero de 2020.

Antes de la firma, Kemp aseguró que "Georgia es un estado que valora la vida". "Alzamos la voz por aquellos que no pueden hablar por sí mismos", dijo.

Las organizaciones médicas y de derechos civiles, sin embargo, no están de acuerdo con él. Tampoco lo están las defensoras de los derechos de las mujeres ni las celebridades como Alyssa Milano, quienes se han opuesto por meses a la aprobación por considerarla extrema. Milano incluso entregó una carta en la oficina de Kemp para protestar contra el proyecto.


Más de 300 líderes empresariales de Georgia se manifestaron públicamente en contra de la prohibición. La industria del entretenimiento de Georgia que genera 9,000 millones de dólares publicó cartas mediante las cuales amenazaba con boicotear el trabajo en Atlanta si se promulgaba la ley y más de 6,000 ciudadanos de Georgia firmaron una petición como muestra de rechazo.

Sean Young, director en Georgia de la Unión Americana para las Libertades Civiles (ACLU), denunció que la ley es anticonstitucional y advirtió que su agrupación la retará en la corte.

"Todo tribunal que ha estudiado casos como éste ha determinado que es anticonstitucional", declaró Young en una entrevista reciente con la agencia AP.

"La legislación firmada por el gobernador Kemp es tan extrema que criminaliza a los doctores que proveen cuidados de salud que salvan vidas y que incluso le permite al estado investigar a las mujeres que han tenido pérdidas. Pelearemos contra esta ley, se trata de la vida de los pacientes", escribió en Twitter la doctora y actual presidenta de Planned Parenthood, Leana Wen.


"Los médicos y los líderes de la salud pública están de acuerdo con que esto perjudicará a la salud de las mujeres y de las familias en todo Georgia. El estado ya posee una de las peores tasas de mortalidad materna del país y ésta es una iniciativa conjunta para atacar la salud de las mujeres. Planned Parenthood demandará al estado de Georgia. Lucharemos contra este espantoso proyecto de ley ya que la vida de nuestras pacientes está en juego”, agregó Wen en un comunicado.

No solo es Georgia

Varios estados gobernados por republicanos están promoviendo estas prohibiciones al aborto como parte de una estrategia, cuyo objetivo final es desafiar el fallo que en 1973 emitió le Corte Suprema afirmando el derecho de cada mujer a decidir.

Prohibiciones similares han sido promulgadas recientemente en Mississippi, Kentucky y Ohio, y otros estados están ponderando acciones similares.

La ley de Kentucky fue objetada en los tribunales por la ACLU en marzo y un juez federal inmediatamente la bloqueó.

La medida de Georgia estipula que no se puede abortar cuando “se puede detectar el latido de un corazón humano”, pero hace la excepción en casos de violación e incesto –si la mujer lo denuncia ante la policía– y para salvar la vida de la madre. Otra excepción es cuando se determina que el feto no es viable debido a razones de gravedad médica.

Loading
Cargando galería
Comparte
RELACIONADOS:AbortosSalud y MujerEmbarazo

Más contenido de tu interés