null: nullpx
productividad

¿Qué hacen con su tiempo libre los empleados que trabajan solo 4 días? Estos son los resultados del experimento

Unas 180 empresas de todo el mundo se embarcaron en varios programas piloto para probar la semana laboral de cuatro días. Uno de ellos ya arroja resultados preliminares. Te contamos cuáles fueron los resultados más destacados.
11 Oct 2022 – 01:00 PM EDT
Comparte
Cargando Video...

Casi cuatro meses después de que Reino Unido emprendiese el mayor experimento hasta la fecha sobre la semana laboral de cuatro días, con 70 empresas de diversos sectores implicadas, ya conocemos los primeros resultados. Y son una buena noticia tanto para empresas como para empleados.

Cuando los empleados pueden reducir su semana de cinco días a cuatro, tienden a destinar su nuevo tiempo libre a dormir. ¿Sorprendente? Quizá no tanto, si tenemos en cuenta la falta de sueño que aqueja a crecientes capas de la población y con repercusiones también en el trabajo.

Los trabajadores que pasaron a tener una semana laboral de 32 horas registraron 7,58 horas de sueño por noche, casi una hora más que cuando tenían una semana laboral de 40 horas, según Juliet Schor, socióloga y economista del Boston College que está haciendo un seguimiento de más de 180 organizaciones en todo el mundo mientras cambian a horarios reducidos con programas piloto de seis meses.

En otras palabras, pasaron casi siete de sus ocho horas recuperadas a la semana durmiendo, en lugar de hacer recados o socializar con los amigos.

"No me sorprendió que la gente durmiera un poco más, pero sí me sorprendió la solidez de los cambios", dijo Schor en declaraciones a Bloomberg. El porcentaje de personas que se consideran privadas de sueño, es decir, que duermen menos de 7 horas por noche, se redujo del 42,6% al 14,5% en los horarios de trabajo de cuatro días.


Las encuestas realizadas por Schor a trabajadores de 16 empresas (con sede en EEUU, Australia e Irlanda) hacen un seguimiento de un conjunto de pruebas mundiales de seis meses de duración llevadas a cabo por una organización sin ánimo de lucro llamada 4 Day Week Global, y se producen en un momento en que la pandemia ha empujado a los empresarios de todos los sectores a replantearse cómo, dónde y cuándo se trabaja.

No todas las empresas que inician estas pruebas de cuatro días las completan. Uno de cada cinco empresarios abandona.

Ya no hay que hacer la colada por la noche

Algunos expertos sostienen que las semanas de cuatro días laborales disminuyen las limitaciones de tiempo, y reducen la necesidad de hacer la colada por la noche o preparar la comida para el día siguiente.

Los datos preliminares del estudio, por otro lado, relacionan trabajar cuatro días a la semana con una mejora en una variedad de medidas de bienestar y productividad, como la satisfacción con la vida y el equilibrio trabajo-familia, y según Schor, esos resultados pueden estar correlacionados con el tiempo adicional dedicado a dormir.

Una ventaja nada despreciable para los empresarios que se embarcan en este programa es que tienen más facilidades para encontrar personal, ya que la oferta de trabajar cuatro días en lugar de cinco es una importante ventaja competitiva.

La pandemia alteró los horarios y permitió a muchos trabajadores ver cómo la flexibilidad podía mejorar sus vidas y permitir un mayor equilibrio entre la vida laboral y la personal. De ese desencuentro entre la vida personal y laboral que la pandemia puso sobre la mesa nació el fenómeno de la " gran renuncia" y, más recientemente, la renuncia silenciosa o quiet quitting (la tendencia de hacer simplemente lo mínimo que se espera del trabajo ha hecho furor en TikTok y ha tenido un claro eco entre los jóvenes.

Países como España, Nueva Zelanda, Canadá, Australia e Islandia hicieron ensayos similares al de Reino Unido. Una prueba de cuatro años efectuada por el gobierno de Islandia en la capital, Reikiavik, encontró que las semanas laborales de cuatro días conducen a mantener o aumentar la productividad de los trabajadores.

En el documento publicado en 2021, el gobierno islandés informó que el 86% de la fuerza laboral del país “ahora trabaja menos horas u obtiene el derecho a reducir sus horas”.

El bienestar de los trabajadores aumentó drásticamente en una variedad de indicadores, desde el estrés percibido y el agotamiento hasta la salud y el equilibrio entre el trabajo y la vida”, explica el resumen, y agrega que los ingresos “se mantuvieron neutrales” durante las pruebas.

Resultados similares en sus propios ensayos llevaron al gobierno español a ofrecer subvenciones para animar a las empresas a reducir la jornada laboral sin tener que realizar recortes salariales.

Trabajar menos es bueno para la salud mental

Los estudios han descubierto que el equilibrio entre la vida laboral y la personal está relacionado con la salud mental en una variedad de trabajos. Y una encuesta realizada en 2021 a 2,017 trabajadores del Reino Unido por el sitio web de evaluación de empleadores Glassdoor descubrió que más de la mitad consideraba que tenía un mal equilibrio entre la vida laboral y la personal. La renuncia silenciosa pretende restablecer el equilibrio cuando el trabajo se ha "colado" en el tiempo personal.

¿Cómo saberlo? Horario flexible, días libres o servicio de guardería son ejemplos de factores que pueden aumentar incrementar el salario emocional, ese extra que va más allá del dinero y que suma (o resta) a tu satisfacción laboral.

Estos son los 10 factores que lo componen, según la especialista en recursos humanos Marisa Elizundia, que los agrupó tras investigar en una veintena de países y tomando en consideración una amplia variedad de ocupaciones:


Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés